viernes, 15 de enero de 2021

Las palabras que unieron al mundo 2020.


Las palabras   unen,   hacen vivir...o condenan.
Este año 2020, particular, raro, sufrido nos ha dejado  palabras con las que podemos explicar nuestras vivencias y quedarán en el futuro; ellas mostrarán nuestra historia.
Para nuestro idioma, confinamiento ha sido la más relevante.
Otras le han acompañado para explicarnos la realidad:

*
Pandemia, enfermedad infecciosa que se propaga por todo el planeta y amenaza con dejarnos sin  abuelos y sin vacaciones, Chile, verano 2021.

*
Cuarentena, se creía que con 40 días bastaba. Ya vamos para el año con un ínfimo virus amenazando. 
  
*
Paso a paso, modalidad que se da como en los bailes, un paso pa,lante y dos pa,trás. 
Como una antigua canción "porque subiendo y bajando, nunca llegaremos".

*
Transición, algo intermedio, o sea, ni chicha ni limoná, algo híbrido, dudoso, ni frío ni caliente. 
Los lunes o los jueves cambia como las nebulosas, avanza o retrocede, un estado de espera permanente que a veces cansa. Chile en espera. El mundo. 

*
Mascarilla, esa, la denostada, la sujeta pera, la que proteje el cuello o sirve de collar, nunca donde debe estar...cuando está. Ese adminiculo de papel, tela, plástico o hasta de polera vieja,  puesto sobre el rostro para disimular que no nos maquillamos y que -antiguamente- la usaban los asalta bancos (bueno, ahora no necesitan mascarilla, basta un par de clics).

*
covid-19, un locutor radial le llama "bicho maldito". Invento científico, castigo de la naturaleza o invasión china, como sea  le ha dado al Minsal (Ministerio de salud) la omnipotencia de un dios. 
 
Enfermedad que  nos recuerda lo que dijo el salmista “Señor, hazme saber qué fin tendré, y cuánto tiempo me queda de vida. ¡Quiero saber cuán frágil soy!” (Salmos 39:4) Vulnerables personal y socialmente ¿cómo no podemos vencer un virus invisible sin pelearnos todos contra todos?

Un vecino alega, "ahora todos mueren de covid, nadie de enfermedades naturales".

*
Coronavirus,  familia de varios hermanitos invisibles al ojo lego que se han confabulado para reírse en nuestras narices. 

*
PCR, examen de sí, pero no. Un amigo salió negativo en la mañana, luego por teléfono le dicen que está positivo, toda la casa aislada, luego resultó que  era apenas un resfrío de verano.

*
Distancia social, una excusa para no ir a ver  la suegra. 

*
Cepa británica, la moda 2021, una ordinariez que te contagies con cepa china, tenía que salir otra con más pedigrí.

*
Nueva normalidad, 


*
Cuídate, recomendación que ha reemplazado al "Dios te bendiga", adiós  o el simple chao.
*







viernes, 8 de enero de 2021

Mermelada de cáscara de sandía.

 La cáscara de esta exquisita fruta me inspira a cocinarla. No puedo tirarla al compost, decido colocarle azúcar y macerarla hasta el día siguiente. Después de un par de horas de cocción, ah, un manjar. 

Si te animas, esta es mi receta.

Una sandía grande, solo la cáscara cortada en trozos muy pequeños.
Azúcar.
1 Limón.
Una manzana para darle espesor. .
Una olla de acero inoxidable o enlozada; nunca aluminio. 
2 o 3 frascos de vidrio de 1/2 kg..
10 nueces troceadas, totalmente opcional.

Preparación.
En la noche (especialmente estas de cuarentenas "dinámicas", todo está en silencio y calma),  una buena música y a pelar dejando la parte blanca y un poco de la rosada, cortar trozitos con santa paciencia, tú sabes, cocinar es eso, sentido de utilidad, conservación de la especie y un poquito de gourmet.
Mido en tazones: 10 de sandía, 4 de azúcar (si eres dulcera, 5)
La dejó macerar hasta el día siguiente en el refri, con 35 grados es mejor asegurarse.
Por la mañana coloco la olla a fuego fuerte hasta que hierve. Le bajo el calor al mínimo y le coloco el zumo del limón y la manzana rallada hecha puré. Cada cierto tiempo se revuelve, hago otras cosas, el ambiente se va perfumando. Hiervo dos frascos de vidrio recubiertos con papel de cocina por precaución. 
El tiempo de espesor dependerá de tu cocina, del ambiente invierno-verano, tu paciencia.
Tengo dos frascos para guardar y un pocillo que degustamos "al tiro".
Le coloco algunas nueces al momento de servir.
¿Mucho trabajo?
Mmmmm, sí. 
Pero te garantizo que es inigualable. Como para sorprender en un día especial.



-----------------------------------------------------------------

El que piensa bien las cosas se le llama inteligente; 
quien habla con dulzura convence mejor.


Proverbios 16:21

-----------------------------------------------------------


viernes, 1 de enero de 2021

Confinamiento, la palabra del año.

 

"Confinamiento es la palabra del año 2020 para la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE), promovida por la Agencia EFE y la Real Academia Española. Definido como ‘aislamiento temporal y generalmente impuesto de una población, una persona o un grupo por razones de salud o de seguridad’, este término ha marcado buena parte de los meses del año que ahora acaba. 
La crisis sanitaria derivada de la pandemia de la COVID-19 es, sin duda, la protagonista del 2020 y las medidas implementadas para frenarla han cambiado radicalmente nuestra forma de vivir y de hablar."(*)

Cada año una palabra brilla entre las muchas que se usan en nuestro idioma. 
Particularmente en nuestro país "pandemia"  y "cuarentena" han sido las más populares. Casi todas apuntan a describir lo insólito de este año y cómo lo hemos vivido. Algunos aprendieron mucho, otros lo sufrieron y algunos ya entraron al confinamiento eterno, en espera de otras realidades, más placenteras, espero.

---------------------------------------------------

«¡Alabado sea por siempre el nombre de Dios!
    Suyos son la sabiduría y el poder.
21 
Él cambia los tiempos y las épocas,
    pone y depone reyes.
A los sabios da sabiduría,
    y a los inteligentes, discernimiento.
22 
Él revela lo profundo y lo escondido,
    y sabe lo que se oculta en las sombras.
    ¡En él habita la luz!

Daniel 2:20-22

--------------------------------------------------




(*)  Tomado de: https://www.fundeu.es/recomendacion/confinamiento-palabra-del-ano-2020-para-la-fundeurae/
 

viernes, 18 de diciembre de 2020

Nacimiento en pandemia 2020.

Cientos de figuras del pesebre iluminan los montes rocosos de Manarola, un pintoresco pueblo de la costa italiana de Cinque Terre, que este año rinde homenaje a los trabajadores de la salud por su lucha contra el covid-19. (Foto de Marco Bertorello / AFP)

Este año han nacido niños y niñas en nuestra Comunidad cristiana. Todos crecen como lo hacía el niño Jesús después de nacer en condiciones inusuales: "Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres."
Lucas 2:52
Por los siglos de los siglos, en tiempos de guerra, en tiempos de paz, con  vientos adversos o propicios, la vida nace, se expande y nadie puede detenerla, excepto el hombre mismo. 
Celebramos la vida.








viernes, 11 de diciembre de 2020

Chocolate caliente, para entibiar los recuerdos.


Viajamos ingresando por la Cordillera de los Andes hacia los pequeños pueblos  que están a las orillas del Río Maipo.
¿Qué hacer en un  pueblo rural, alejados de la civilización?
Comer algo rico, obvio. 
Pasear por la Plaza con árboles prehistóricos.
Me invitan a beber algo dulce después del almuerzo, las alternativas, café helado, té con especias y chocolate caliente.
Con 32 grados y casi "cayendo patos asados", me inclino por el chocolate sin prever que será un hallazgo. Una singular delicia,  tal vez el mejor chocolate que he gustado, lo digo con conocimiento porque no me agrada tanto -puedo ser objetiva- como mis amigas que son adictas. Aunque disfruto uno con alto porcentaje de cacao, el mate y  un tibio  té chai son mis incondicionales. 

Han pasado los días y he querido revivir ese instante en  el sabor, pero como tú bien sabes, los recuerdos están traslapados por todo el conjunto,  el sol brillante del atardecer, el paisaje, la brisa limpia, un lugar sin covid-19,  y el afecto de la compañía, así  que es una tarea casi imposible.
Pero lo intento.
Tomo 4 cucharadas de buen cacao, dos de crema, una taza de leche y manos a la obra. Lo entibio a gusto y voy catando la cremosidad, el sabor y la dulzura. 
Luego le coloco unos malvaviscos, no puedo decir que es idéntico porque -como escribió el poeta "nunca el mismo río", pero que es una delicia, lo es, aun con 30 grados a la sombra y ausentes los amados. 
A los amigos del hemisferio Norte, pronto vendrá su invierno, tal vez compartan esta receta y sientan como yo,  que los hijos están cerca, que oyes sus risas y el susurro de sus conversaciones en una taza de chocolate que entibia los recuerdos. 
Y en eso hay felicidad también.
Disfruta.




------------------------------------------------

Cuando te llegue un buen día,
disfruta de él; 
y cuando te llegue un mal día, 
piensa que Dios es el autor de uno y de otro, 
y que los mortales 
nunca sabremos lo que vendrá después.

Eclesiastés 7:14


---------------------------------------------------


La foto es de aquí:





viernes, 4 de diciembre de 2020

5 formas sencillas de desestresarse.


Estoy a punto, dijo, de ingresar a un convento. 
¿Será para tanto? 
Me tiene chato la actualidad, las noticias, la política, la pandemia, estoy sobrepasado. 
Definitivamente nuestro amigo necesita urgente unas vacaciones. 
Eso del estrés acumulado es idéntico a llenar algo, cuando se rebalsa no hay quién lo detenga. 
He sido testigo ocular del desborde del río Maipo y el mar en El Quisco, fuerzas que arrasan con lo que pillan.
Una persona con estrés puede morir o matar si llega  más allá de su límite.
Así es que me propuse ayudar a mi propio corazón con algunas sencillas prácticas que tal vez sirvan para que el elástico no se corte y deje el  derrumbe.

1.- Cuando estoy angustiada caliento agua, respiro hondo y preparo un té negro con limón y unas gotas de algo dulce ( uso stevia), azúcar, melaza, miel, lo que te guste. Ni tan caliente ni tan frío. Cuando la tibieza te recorre, bienestar puro.
2.- Oro y lloro. Sí, las mujeres tenemos ese privilegio, no hay vergüenza en confesar el llanto bien "mocoso", tirada en el suelo o en la cama. Llanto hasta que no haya lágrimas. Luego le digo a Dios toda la molestia y el dolor. Siempre salgo renovada.
3.- Escribo. Me siento en el ordenador y boto palabras sin conexión, rabia, rencor, sentimientos verdes,  pena; al final del párrafo me doy cuenta que hay un hilo interior. A veces me sirve de material o un clic y está borrado. 
4.- Escucho música con audífonos. Pareciera que la invasión de la música llena todo el mundo y va tomando los espacios internos liberándolos.
5.- Leo viñetas, chistes, monitos, diseños, historietas o tipografías. Nada muy serio.  
Bonus:
Algunas personas duermen con los ojos tapados con algo oscuro, otros andan en bici, pintan, dibujan, pegan papelitos, reciclan botellas, jardinean, comen papas fritas (no tan recomendable pero ricas), trotan, nadan, se dan una tina,salen a gritar al campo, en fin, hacer algo por una misma y olvidar por un rato la urgencia. 



--------------------------------------------------- 

Cuando alguna vez dije: 
«Mis pies resbalan», 
tu amor, Señor, vino en mi ayuda. 
En medio de las preocupaciones que se agolpan en mi mente, 
tú me das consuelo y alegría.

Salmos 94:18-19


----------------------------------------------------



 


viernes, 27 de noviembre de 2020

Maradona, Zurita, covid-19


La muerte es -casi siempre- un acto involuntario.
A veces con una dolorosa espera o sorpresiva; conmovedora y siempre triste. 
Cuando Diego Maradona salía a la cancha de fútbol el mundo parecía detenerse en sus pies, como si hubiera entre él y el balón un romance íntimo que apenas podíamos vislumbrar. 
Nos golpea la noticia de su partida, nos consterna, mis amigas exclaman “tan joven, qué lamentable.” Agradezco esa vida donada a nuestra generación; la emoción del gol que hace vibrar las multitudes; el júbilo que levanta los ánimos, el alborozo de un pueblo. 
Toda vida es un regalo de Dios para el mundo.

*

El pasado martes,  Raúl Zurita, poeta chileno,  recibió en España el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, otorgado por el Patronato Nacional de España y la Universidad de Salamanca, en una ceremonia presencial, guardando los protocolos covid-19. 
A sus setenta años, el poeta continúa con proyectos. Te comparto un fragmento de su discurso: 
“En un mundo de víctimas y victimarios, la poesía es siempre la primera víctima, pero es también la primera que se levanta desde su propia muerte para decirnos a los sobrevivientes que, no obstante todo, vendrán nuevos días. He intentado describir esos nuevos días y esa es quizás la única razón por la que estoy aquí. He imaginado largas sagas alucinantes, poemas interminables que se me borraban como polvo en los dedos en el momento de escribirlos; he visto el Pacífico suspendido sobre las cumbres de Los Andes y cuadrillas de aviones dibujando con líneas de humo en el cielo el rostro mi madre Ana Canessa… “ 
Para entender un escritor (y a  cualquier persona) es un acto de respeto leer su obra. 
Te dejo un par de direcciones de interés. 



 * 

"El covid-19 ha venido para quedarse -me comenta un amigo-. Les estoy enseñando a mis hijos solidaridad en el uso de la mascarilla y la distancia social."

La pandemia se mueve como la marea del Pacífico, ciertas regiones se contagian, otras decrecen para luego volver a re-infectarse. Las medidas cambiantes, en algunos lugares los protocolos exagerados, en otros ninguno. 
Muchos tienen esperanza en una vacuna que los inmunice. 
Por ahora, adoptar ciertas diligencias en el aseo, el auto-cuidado  y el respeto por el otro serán nuestra vacuna natural.

*

"Todo tiene su tiempo. 
Hay un momento bajo el cielo para toda actividad: 
El momento en que se nace, y el momento en que se muere; 
el momento en que se planta, y el momento en que se cosecha; 
el momento en que se hiere, y el momento en que se sana; 
el momento en que se construye, y el momento en que se destruye; 
el momento en que se llora, y el momento en que se ríe; 
el momento en que se sufre, y el momento en que se goza;"

Eclesiastés 3:1-4



viernes, 13 de noviembre de 2020

Convivencia vial


Viajamos 

por diversos medios.
Nuestras piernas son el vehículo básico, otros han  ayudado y agradecemos a los inventores que han venido a  acercarnos los paisajes. 
Tengo un pequeño auto (city car) donde cuatro personas pueden ir cómodamente sentadas. 
Me gustan las bicicletas, los caballos, viajaría hasta en camello, en moto, jamás. De solo pensarlo me da vértigo.
Las motos y yo hemos sido enemigas a morir. Ellas   han  quitado  la vida de jóvenes amigos en accidentes extraños (por decirlo de alguna forma) , una piedra en el camino, un viraje brusco, una frenada del que te antecede, la velocidad y un bache provocan lo fatal e irreversible.   

Pero qué duda cabe, podemos convivir pacíficamente en las rutas. No necesitamos tomar las calles como pistas de carrera, actitud  generalizada en los motoqueros o, los vehículos mayores ignorando a los pequeños como si el espacio fuese propio. 




---------------------------------------

 Si es posible, 
y en cuanto dependa de ustedes,
 vivan en paz con todos.


Romanos 12:18 NVI

--------------------------------------






viernes, 6 de noviembre de 2020

Cuando un amigo se va


Voy al funeral de un amigo. 
El sentimiento de ausencia es aún más intenso por los protocolos sanitarios, nada de abrazos (que sí los hubo), distancia entre los asientos, nada de refrigerio, limitada cantidad de personas, solo unos minutos en el interior, la autoridad ha sido rigurosa, aun cuando su partida fue por otras causas. 

Es interesante ver cómo la familia cristiana tiene esa reacción noble ante un desenlace inesperado, esperanza y tranquilidad. Fuimos de la misma generación así que es invariable pensar que estoy acercándome ligeramente a lo invisible. 

 Esta tarde, regresando a casa todo me parece único, esencial, nada cotidiano. Hasta el sonido destemplado de la ciudad me provoca un agrado desconocido, un zorzal canta en el jardín y no puedo dejar de pensar que por generaciones seguirá aquí, con la misma canción para los que habitarán esta casa. Todo es precario y maravilloso cuando el halo de la muerte pasa cerca; los minutos se vuelven preciosos.


------------------------------------------------------------

Pues sabemos que, 
cuando se desarme esta carpa terrenal en la cual vivimos 
(es decir, cuando muramos y dejemos este cuerpo terrenal), 
tendremos una casa en el cielo, 
un cuerpo eterno hecho para nosotros 
por Dios mismo y no por manos humanas. 

 2 Corintios 5:1 NTV 

--------------------------------------------------------------------




 


viernes, 30 de octubre de 2020

Pandemia

 

¿Y si lo considerara
como los judíos consideran el sábado,
el más sagrado de los tiempos?

Deja de viajar.
Deja de comprar y vender.
Renuncia, solo por ahora,
a intentar hacer el mundo
diferente de lo que es.
Canta. Ora. Toque solo a aquellos
a quienes encomienda su vida.
Centro hacia abajo.
 
Y cuando su cuerpo se haya quedado quieto,
extienda la mano con su corazón.
Sepa que estamos conectados
de formas aterradoras y hermosas.
(Difícilmente podría negarlo ahora).
Sepa que nuestras vidas
están en manos de los demás.
(Seguramente, eso ha quedado claro)
No extiende las manos
Extiende tu corazón.
Extiende tus palabras.
Extiende todos los zarcillos
de compasión que se mueven, invisiblemente,
donde no podemos tocar.
 
Promete a este mundo tu amor,
para bien o para mal,
en la enfermedad y en la salud,
mientras todos vivamos.
 
–Lynn Ungar 11/03/20




(Tomado desde aquí: 

http://www.lynnungar.com/

Ilustración: Joán Miró, Esperanza)





viernes, 23 de octubre de 2020

Incertidumbre “non grata”.

No estamos hechos para vivir como “loros en el alambre”, en otras palabras “caminando por la cuerda floja”. Podemos resistir por un tiempo pero la vida humana necesita la paz interior y exterior. 
Los sociólogos buscan la estabilidad en las estadísticas, las encuestas, las matemáticas predictivas. 
Los augures en las hojas de árboles sagrados, las estrellas, los ancestros o los espíritus. 
Los políticos proponen una nueva constitución, la que votaremos este domingo próximo. 
Los cristianos elevan sus ojos al cielo con fervientes oraciones. 
Diferentes formas, un solo objetivo, aunque podríamos concordar que la vida en sí misma es permanentemente incierta (suena a contradicción, por supuesto) en un mayor o menor grado. 

¿Por qué nos invade la incertidumbre cuando los evangélicos declaramos que “Dios tiene el control”?
¿Por qué se nos vuelven las piernas de lana cuando oímos algún mal pronóstico para el futuro? 
¿Por qué tenemos miedo al cambio? 
Nos eriza el cabello no saber el mañana, en especial en este aire polarizado que nos asedia incluso dentro de los hogares. 
Muchos preguntan cuándo podremos reunirnos en nuestra comunidad, miramos hacia Europa con su regreso a contagios sanitarios; miramos al norte y sus prontas elecciones y cómo afectarán nuestra nación, observamos el ambiente interno con su violencia y algunos susurran “signos de los tiempos”, otras “nada qué hacer”, los más bíblicos “nada nuevo bajo el sol” y los pesimistas “más de lo mismo”.

El futuro impredecible está aquí. Los cambios llegarán con buenas o malas decisiones de otros o nuestras. 
¿Qué podemos hacer? 
¿Esperar que la marea suba y quedarnos tendidos en la playa mirando la luna?  

Es un buen momento  para recordar las palabras de nuestro Señor Jesucristo: 
"Estas cosas les he hablado para que en mí tengan paz. En el mundo tendrán aflicción; pero confíen, yo he vencido al mundo.» (Evangelio de Juan 16:33)
 Que haya paz en tu alma.



viernes, 16 de octubre de 2020

Momento.

He visto pasar los años, los momentos se van fijando como un collage de imágenes superpuestas. 
A veces me abruma lo que he perdido, al punto de caer en un minuto sin fuerzas ni siquiera para elevar una oración. 

Luego, de alguna manera, Dios me hace oír el gruñido de Tomily, mi perro regalón,  que llora porque nadie lo saca a pasear, ese solo sonido desvanece la tristeza. 
Me levanto y recuerdo que hay loza sucia en la cocina, que mañana las plantas necesitarán riego, que esta noche conversaré con mi Padre y le contaré, aunque Él ya lo sabe.

-------------------------------------------

También ustedes tienen tristeza;
pero les volveré a ver
y se gozará su corazón
y nadie les quitará ese gozo

Juan 16:22


------------------------------------------------



viernes, 9 de octubre de 2020

Louise Glück, el Nobel y la fiesta de la poesía


Aun en este extraño y dramático tiempo la poesía tiene algo que decir y lo dice en voz alta para que el mundo a través de ella tenga esperanza. 

Este año el Nobel ha honrado a  Louise Glück;   sin embargo creo que nosotros ganamos al tener el privilegio de leer poesía otra vez. Les comparto una muestra y algunas páginas en español.

Amante de las flores

En nuestra familia, todos aman las flores.
Por eso las tumbas nos parecen tan extrañas:
sin flores, sólo herméticas fincas de hierba
con placas de granito en el centro:
las inscripciones suaves, la leve hondura de las letras
llena de mugre algunas veces…
Para limpiarlas, hay que usar el pañuelo.

Pero en mi hermana, la cosa es distinta:
una obsesión. Los domingos se sienta en el porche de mi madre
a leer catálogos. Cada otoño, siembra bulbos junto a los escalones de ladrillo.
Cada primavera, espera las flores.
Nadie discute por los gastos. Se sobreentiende
que es mi madre quien paga; después de todo,
es su jardín y cada flor
es para mi padre. Ambas ven
la casa como su auténtica tumba.

No todo prospera en Long Island.
El verano es, a veces, muy caluroso,
y a veces, un aguacero echa por tierra las flores.
Así murieron las amapolas, en un día tan sólo,
eran tan frágiles…

(del libro ‘Ararat’)


 https://www.elespectador.com/noticias/cultura/cinco-poemas-de-louise-gluck-premio-nobel-de-literatura-2020/


https://www.abc.es/cultura/libros/abci-tres-poemas-para-conocer-louise-gluck-premio-nobel-literatura-2020-202010081402_noticia.html


https://www.lavanguardia.com/libros/20201008/483938219900/louise-gluck-poemas-nobel.html



(La fotografía, campos de arroz, agencia AP)

viernes, 2 de octubre de 2020

La moda en tiempos de covid-19

Encuentro sorprendente el  mundo de la moda; me maravilla observar la creatividad de cada temporada, aun en tiempos como los actuales han presentado sus colecciones entre la  incertidumbre comercial (en Chile recién hay una apertura tímida de tiendas fahion) y la restricciones sanitarias. 
 
Confieso que tengo debilidad por la ropa aunque compro muy poca. Cuando adquiero una prenda es porque me gusta mucho, algo así como "amor a primera vista" y una vez en mi closet la uso hasta que no le queden colores, o sea, siempre. 
Mas bien soy consumista de ilusiones; la estética de los desfiles de moda, los diseños, los colores y la originalidad  atrapan la vista. En la vida real soy  modesta, como dicen por ahí "de bajo perfil".
No usaría ninguno de estos modelos, pero los encuentro encantadores. Ad hoc a estos días de distanciamiento social.  
¿No te parece?



----------------------------------------------

¿Y por qué preocuparse por la ropa?
Miren cómo crecen los lirios...
Dios cuida de manera tan maravillosa
a las flores silvestres...

Mateo 6:28



-----------------------------------------------

Por cierto, son creaciones de Kenzo y tomé las imágenes de:  

viernes, 25 de septiembre de 2020

Todo florece en Septiembre.






         El ciclo de la vida se renueva, la fuerza de la tierra explota en colores, olores y sabores; el ser humano poco interviene en este proceso, una semilla por aquí, un poco de agua de  la llave si no hay de las nubes y una ligera poda (aunque eso es cuestión del jardinero). En todas las casas, aún en las más sencillas brota la naturaleza sin que nos demos cuenta cómo. 
 

---------------------------------------------------- 

 ...el invierno ha pasado y han cesado las lluvias; 

brotan las flores  

y ha llegado el tiempo del canto de los pájaros. 

Ya surgen las hojas 
y las viñas florecen. 

¡Qué delicioso aroma! 


                                                              Cantares 2:10-13

------------------------------------------------------ 





viernes, 11 de septiembre de 2020

Le hago honor a Septiembre.

Mes de la Patria, Chile.
Mes de las María (mi madre Q.E.P.D, esperaba todo el año un gran regalo)
Mes de la memorización.
Mes de la Biblia.
Mes de la Paz.
(Y entre nos, mes que nos levantaron la cuarentena)

Para hacerle honor a tanta celebración, memorizo el Salmo 27 (ya lo llevo medio integrado a mi disco duro humano, confieso que cuesta).
Y les comparto esta infografía, una herramienta que me ha gustado mucho y la practico diariamente.



----------------------------------

El SEÑOR es mi luz y mi salvación; 
¿de quién temeré? 
El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; 
¿de quién me he de atemorizar?

Salmos 27:1

-----------------------------





viernes, 4 de septiembre de 2020

Calendario 2021, feriados en Chile.


Un amigo me comenta que su año 2020 ya está perdido para cualquier proyecto.
Tanto como perdido perdido, creo que exagera.
Hicimos varias cosas durante el confinamiento; estudiamos, aprendimos un poco más de tecnología, apreciamos las salidas al aire libre, entendimos que la amistad es insustituible  y un amplio etcétera. Sin duda se nos trastrocó la agenda pero si tuvimos la capacidad de innovar, algunos adquirimos experiencias que nos servirán para toda la vida.

En los últimos años he preparado mi agenda en este mes, con una proyección aproximada del futuro, nunca tan rígido, como ya hemos constatado. Un calendario con los feriados es muy útil para saber a qué atenerse.



-----------------------------------------

“Ellos eran líderes de la tribu; 
todos eran hombres 
que entendían el desarrollo de la historia 
y podían discernir respecto 
al mejor rumbo que el país debía tomar.” 

1 Crónicas 12:32 (versión libre)

----------------------------------------



viernes, 28 de agosto de 2020

Digresiones de invierno.

Es invierno y las nubes atrapan la mirada
De la cámara que las inmortaliza.
Ellas danzan en su mejor movimiento
Tal vez un día logren
Los mismos diseños de hoy
Nunca el mismo cielo
Ni la misma tierra
***

Todavía llueve sobre la ciudad
Las últimas luces
Se reflejan
En el pavimento mojado.
Cruzan rápido rumbo a su hogar
Ansiosas pensando en la cena caliente
Que les espera
O en los brazos que se abren
Cuando la madre llega
***

El sonido del reloj
Inexorable me recuerda
Qué frágil soy
No me resisto
Dejo que siga su curso
¿Hay algo que pueda hacer?
***

Ni el más mínimo aviso
Ni la más leve sospecha.
***

Paradoja:
A mayor información
Mayor incertidumbre.
Mi amiga P. es un retrato
apenas duerme
y casi no tiene uñas.
***

El libro quemado
"Era el mes de Quislev,
y hacía frío, 
así que el rey estaba en su casa de invierno, 
sentado junto a un calentador. 
A medida que Jehudí leía tres o cuatro columnas, 
el rey las cortaba con una navaja 
y las arrojaba al fuego. 
Así lo hizo, 
hasta quemar todo el libro."
Jeremías 36:22-23
***


viernes, 21 de agosto de 2020

Beber áloe, indicaciones sencillas.

Una amiga me solicita mi receta para consumir áloe.
Algunas saben que cultivo un jardín variado de hierbas y árboles diversos; sin duda no es mérito personal, Dios en su gran amor me ha prestado este espacio para que lo cuide y -claro está- disfrute de sus beneficios.
El áloe es -como decimos en Chile-,  "carne de perro". Aguanta el clima helado, los días calurosos y  plantado en tierra o macetero es pródigo en crecimiento.
Sus hojas crean en su interior un gel de innumerables propiedades, cicatrizante, depurativo y digestivo.
***
Cómo lo ingiero.
Se toma una hoja, lavarla bien bajo el chorro de la llave.
Cortar un trozo de la parte ancha, más o menos 3-4 centímetros.
Sacar las espinas de los lados.
Abrir y extraer el gel. Tomarlo solo o con jugo de manzana, apio, o pepino verde.
Lo ideal es consumir antes de desayunar.
En una o dos semanas verás que el organismo se regula, está más liviano y sin hinchazón.
El resto de la hoja envolver en un trozo de papel y guardar en el refrigerador o un lugar fresco.
***
Para el rostro, simplemente frotar de forma suave los restos de hoja que quedan después de tomarlo.
Si deseas saber más:

https://www.minsal.cl/portal/url/item/7d989fe7675b6fd2e04001011e011e12.pdf

https://cuidateplus.marca.com/belleza-y-piel/diccionario/aloe-vera.html


Si deseas cultivar áloe, este   vídeo está muy claro y práctico:

https://www.youtube.com/watch?v=e9tTyDh565E&feature=youtu.be





----------------------------------------------------

Se los he dado a ustedes como alimento, 
como les he dado también los granos y las plantas;

Génesis 9:3 (NTV)


----------------------------------------------------