jueves, 1 de diciembre de 2016

Genealogía.

Mi madre se llamaba María.
Mi abuela Juanita.
Mi padre Sergio
Mi abuelo, Pedro José.
De mi bisabuela poco he sabido. Menos aún del bisabuelo.
Mi genealogía es mínima, por un decir.
Jesús podía recitar los nombres de sus antepasados hasta la más antigua generación.
No solo es memoria colectiva, es el valor de un pueblo por su historia.


--------------------------------------------------------------- 


La genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham. 
Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos. 
Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara, Fares a Esrom, y Esrom a Aram. 
Aram engendró a Aminadab, Aminadab a Naasón, y Naasón a Salmón. 
Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isaí. 
Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías. 
Salomón engendró a Roboam, Roboam a Abías, y Abías a Asa. 
Asa engendró a Josafat, Josafat a Joram, y Joram a Uzías. 
Uzías engendró a Jotam, Jotam a Acaz, y Acaz a Ezequías. 
Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amón, y Amón a Josías. 
Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, en el tiempo de la deportación a Babilonia. 
Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel. 
Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquim, y Eliaquim a Azor. 
Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquim, y Aquim a Eliud. 
Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; 
y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo. 


 
Evangelio de Mateo 1: 1-16



 --------------------------------------------------------------- 


(Fotografía gracias a : Carmelo Jordá, ciudad de Belén moderna)


miércoles, 30 de noviembre de 2016

Pequeñas alegrías.

Ella añoraba que,  en esos momentos cumbre de una reunión,  alguien tocara su hombro y le profetizara.
No sabía bien lo que deseaba, una epifanía, una revelación, una palabra que la guiara en ese futuro hipotético y crucial, algo extraordinario y definitivo.
Era invisible a todo profeta.
Nadie tocó su hombro, no sintió ese estremecimiento –sus amigas se lo describían-  ni vio el cielo abierto con una luz cegadora que, a la manera de Moisés,  le dejara el rostro resplandeciente. O como Jacob soñando una escalera al cielo.
Se dedicó a trabajos viles buscando la aprobación del Santo. Hurgó en sus recónditos pensamientos una brizna de maldad. Lloró en tiempos oscuros de oración, saboreó la hiel de la soledad.
Años de opaco servicio templaron el carácter, le dieron certezas, aprendió a juntar pequeñas alegrías. Se hizo amiga de gente común, supo que la vida es un conjunto de esto y lo otro, que nada sucede por casualidad, tuvo esa rara lucidez de saber que su camino era el adecuado. 
Cuando murió vio dos ángeles que venían a buscarla.
Esa fue mi abuela.


---------------------------------------------------------

 Su patrón le dijo: “¡Muy bien hecho!
Eres un buen siervo y digno de confianza.
Como fuiste fiel con poca cantidad,
te pondré a cargo de mucho.
Ven y alégrate con tu patrón”.

Palabras de Jesús en Mateo 25:21 (PDT)

------------------------------------------------------------ 



lunes, 28 de noviembre de 2016

Feliz.

Yo quisiera ser feliz como una hoja de laurel
en la cabeza del héroe
Como un muchacho frente al mar esperando que en el horizonte
aparezca el barco de su viaje
Ser feliz como el pasto que refleja al cielo,
y recibe la lluvia o el calor sin queja
sin preocuparse del jardinero
Feliz como tu sombra entre los arboles del atardecer
volviendo al hogar y al abrazo esperado.
Como el rocío de verano
sobre el desierto dormido,
como las olas que juegan con los niños
en una playa del Pacífico.
Ser feliz como aquel atardecer
que no volverá.



------------------------------------------------------------------------------

Dios, en el momento preciso, todo lo hizo hermoso; 
puso además en la mente humana la idea de lo infinito, 
aun cuando el hombre 
no alcanza a comprender en toda su amplitud 
lo que Dios ha hecho y lo que hará.

Yo sé que lo mejor que puede hacer el hombre 
es ser feliz y disfrutar de la vida


Eclesiastés 3:11 (DHH)
-------------------------------------------------------------------------------------






jueves, 24 de noviembre de 2016

Santiago de Chile, la ciudad amada.


“Ciudades envueltas por deseos 
Ciudades precoces y tardías 
Ciudades fuertes ciudades íntimas 
Despojadas de albañiles 
De pensadores y fantasmas” 
(Paul Eluard)

Adolescente adicto a las redes sociales Santiago de Chile, crece.
No sé qué ve en el cielo.
Ese cielo ceniciento y lánguido lo seduce, lo llama, lo obsesiona.
No sé qué ve en las nubes, presurosas en su huida, contaminadas hasta el corazón de agua. Aun así, Santiago se eleva queriendo competir con Babel, Kubai o Nueva York.
Tarea –por cierto- imposible. 
Los continuos temblores nos colocan en la zona top del vaivén,  freno perfecto para las aspiraciones de altura.
Voraces, las constructoras compran terrenos a precios exorbitantes. Intentan revertir planos reguladores. Buscan resquicios legales. Sueñan con torres improbables.

Santiago crece como un adolescente enfadado al que le ha quedado chico el traje.
Y como una ciudad joven, la geografía es imperfecta y provocadora.
Aun así, amo esta ciudad y ruego cada día por su paz.



-------------------------------------------------------- 
Si el Señor no edifica la casa, 
de nada sirve que los edificadores se esfuercen. 
Si el Señor no protege la ciudad, 
de nada sirve que los guardias la vigilen. 

Salmos 127:1 

---------------------------------------------------------- 

lunes, 21 de noviembre de 2016

Dios cuidará de ti.

"  ¡Qué sencilla es la muerte: qué sencilla, 
pero qué injustamente arrebatada! 
No sabe andar despacio, y acuchilla 
cuando menos se espera su turbia cuchillada."


Recuerdo el himno que cantaba mi abuela Dios cuidará de ti”. 
Ayer sentí el roce de la muerte.
A un par de metros.
A escasos segundos.
El viento de la tarde prometía perfumes inusitados.
Viento de primavera, un poco violento en el movimiento de los árboles.
Una andanada de hojas secas de palmera caen sin aviso, como una bomba iracunda, un golpe brusco y mortal a escasos metros por donde camino.
La espalda se me estremece con un escalofrío. 
Como dice el refrán  “me salvé por un pelo”.
Todavía siento las “piernas de lana”.



-----------------------------------------------------------------

Me arrebatas a lomos del viento,
sacudido indefenso por el huracán.
 Ya sé que me devuelves a la muerte,
donde todos los vivos se dan cita.

Job 30:23 (BLP)

----------------------------------------------------------------------


miércoles, 16 de noviembre de 2016

Puntos de vista.

El varón de las "40 enfermedades" ha salido de la UCI (unidad de cuidados intensivos), después de estar tres meses en una sala de hospital.
Camina por su barrio como un resucitado.

Algunos se maravillan del poder que ha desarrollado la ciencia médica.
Otros han quedado atónitos con el resultado de las oraciones.

Dos puntos de vista para el mismo milagro.





--------------------------------------------------------------------

No hagas caso de discusiones 
que no tienen ton ni son;
 ya sabes que terminan en peleas.  
Un siervo del Señor no debe andar en controversias; 
al contrario, debe ser bueno con todos.


2 Timoteo 2:23-24

------------------------------------------------------------------------- 


(Fotografía gracias a Pilar Moreno)

lunes, 14 de noviembre de 2016

Un minuto banal.

El instinto atávico ha vencido.
Pinto las uñas de mis manos y pies,
pongo rubor en las mejillas y carmín en los labios.
Compro una blusa de verano en tonos morados
y unos zapatitos estilosos. 
Quisiera tener el valor para añadir las pestañas postizas,
el instinto no alcanza para tanto.
Perdonadme esta banalidad temporal.


  ………………………………………………………………… 

Vanidad de vanidades, dijo el maestro, 
vanidad de vanidades, todo es vanidad. 
 
Eclesiastés 1:2

………………………………………………………………… 


Nota: 
Tal vez el anuncio de la superluna, la elección de Trump y el paseo donde mi amiga Ale a Machalí me han desequilibrado por un momento. 

jueves, 10 de noviembre de 2016

Invitación.

Para desestresarme de tanta mala noticia que circula en los medios, escribo. Escribo sentada debajo de la parra. Escribo mirando cómo vuelan los zorzales. Escribo sorprendida por el piar de las aves nuevas.
Oigo la naturaleza, potente como enjambre sudoroso en la ciudad plena.

-----------------------------------------------------------------------

Camina conmigo entre los hibiscos relucientes del verano,
observa el cielo de arreboles
y tomemos una selfi que eternice
el tiempo irreversible.

Guarda en la piel el calor dorado y luminoso.
Una provisión de fuego para los días gélidos
que no tardan en llegar.

Se previsor, llena tus ojos del rojo de las rosas
y tus pulmones del olor a los damascos.
Tendrás una reserva esplendorosa donde
refugiarte confiado en el día infeliz.

----------------------------------------------------------------------




-------------------------------------------------------------------
Oh, Dios
 Tanto el día como la noche te pertenecen;
    tú creaste el sol y la luz de las estrellas.

Estableciste los límites de la tierra
    e hiciste el verano, así como el invierno.


Salmos 74:16-17 
-------------------------------------------------------------------



 (Fotografía del hibisco que cultivo con esmero)







lunes, 7 de noviembre de 2016

Política, políticos y evangélicos.

En las últimas elecciones hubo una alta abstención de votantes, no sé si la más alta de los últimos años.
Eso habla de un país desinteresado por la política y los políticos.
Leo acerca de las inminentes votaciones en Estados Unidos, algunos llaman a los cristianos a votar como un acto de obligación moral y otros consideran que cada uno es libre de no hacerlo.
Lo que pase o no pase en el mundo dependerá en gran medida del resultado de esas elecciones.

Crecimos con el mote  de "evangélicos apolíticos".
¿Eres apolítico o solo es una postura diplomática?
Vivimos en este lugar, no en una burbuja, y nos gobiernan seres humanos que no nos dejan indiferentes (imagino) con sus decisiones legislativas, a veces frontalmente en contra de los principios bíblicos, aunque algunos sostienen la tesis que la Iglesia fue más fructífera en la época de la persecución romana.
¡Vaya!

Un querido hermano escribe que no estamos aquí para avalar los sistemas de gobierno sino para predicar el evangelio y el poder de este hará su obra en la sociedad.
Otro opina que los cristianos debemos ser una influencia en promulgar leyes justas y si no participamos en la política del país nunca podremos hacerlo ya que hemos dejado que agnósticos y ateos legislen  por nosotros.
Una querida hermana presenta su candidatura a Concejala de nuestra Comuna.
Apenas tuvo 245 votos, el candidato más votado 14.000.-

¿Podemos seguir sosteniendo que no debemos involucrarnos en política?
¿Puede un evangélico presentarse de candidato y recibir el apoyo de los cristianos?
O ¿tal vez debemos dedicarnos a tareas más espirituales, orar, predicar,   enviar misioneros a la China sin que nos importe mucho quienes gobiernan?


............................................................

"... nosotros somos ciudadanos del cielo, 
donde vive el Señor Jesucristo; 
y esperamos con mucho anhelo que él regrese 
como nuestro Salvador."

Filipenses 3:20 
.............................................................. 

............................................................. 

Toda persona 
debe someterse a las autoridades de gobierno, 
pues toda autoridad proviene de Dios

Romanos 13:1
..........................................................


jueves, 3 de noviembre de 2016

Rutina en 100 palabras.

En clases de teología se ha planteado un desafío, resumir la rutina diaria en 100 palabras.
Para aprender la concisión.
Aquí vamos.
*
Tres veces por semana, sacar la basura.
Regar el prado solo dos veces. Unas muchachas que pasan miran extrañadas tal desperdicio de agua, seguro viven en modernas cajitas de fósforos, esto de mantener jardín suena a utopía.
Leer la Palabra de Dios antes de ningún mensaje o noticia.
Dar gracias a Dios por el nuevo día,  rogar su cuidado.
Tomar un vaso de agua tibia en ayunas y una fruta, en lo posible, cítrica.
Atender el teléfono, excepto los jueves.
Dar de comer a los cuadrúpedos de la casa, agradable compañía siempre.
Escribir.
Noticias de actualidad.
Planificar.
Leer.
Orar.
Comer.
 *

-------------------------------------------------------------------

"... cada cosa ha de ser decidida a su tiempo,
porque un grave problema tiene el ser humano:
 no sabe lo que va a suceder
y nadie se lo anunciará.
 Nadie es dueño de su vida
ni es capaz de conservarla;
no hay poder sobre la hora de la muerte..."

Eclesiastés 8:4-8

-------------------------------------------------------


(Fotografía de la buganvillia que cuido).

lunes, 31 de octubre de 2016

Un momento feliz.

Es tradicional en nuestra comunidad evangélica cada último domingo de septiembre hacer un homenaje a la Biblia. Todos intentan memorizar un pasaje bíblico, un salmo, un libro corto y declamarlo en ese día.
Una fiesta total.

Aquel año -tal vez el 2005-  me empeñé en memorizar  el libro de Habacuc (aún no había Instagram, Twitter o WhatsApp).
Repetir, repetir, repetir hasta incrustar las palabras en la mente como propias.

Cierto día caminaba desde el trabajo, en el horizonte un sol mortecino de invierno, a mis espaldas la Cordillera de los Andes, nevada.
El aire frío y limpio enrojecía la nariz. Había llovido recién.
Repetía en voz alta una y otra vez las palabras:

“Dios vendrá de Temán, 
Y el Santo desde el monte de Parán. 
Su gloria cubrió los cielos, 
Y la tierra se llenó de su alabanza. 
Y el resplandor fue como la luz; 
Rayos brillantes salían de su mano, 
Y allí estaba escondido su poder. 
Delante de su rostro iba mortandad, 
Y a sus pies salían carbones encendidos. 
Se levantó, y midió la tierra; 
Miró, e hizo temblar las gentes; 
Los montes antiguos fueron desmenuzados, 
Los collados antiguos se humillaron. 
Sus caminos son eternos.” 
 
De pronto el tiempo se detuvo, quedé paralizada en medio de la vereda, me rodeó una planicie seca, unos montes pequeños bordeaban un valle desconocido, en medio de aquella soledad las palabras proféticas  daban vueltas como un eco,  un hombre de ropa raída repetía a gritos  lo que yo decía, estaba solo en medio de la pradera  desolada.
No supe cuánto tiempo pasó. El hombre nunca miró hacia mi, solo decía las palabras de Habacuc.
Hasta hoy no puedo explicar qué fue ese momento

En mi calle empezaba a oscurecer, una plenitud aplastante invadió el espacio, como si la totalidad de la vida estuviera concentrada en ese minuto.
Me sentí asombrada, liviana y feliz.
Quise llorar, no pude.






jueves, 27 de octubre de 2016

La Luz.

Luz:
Del lat. lux, lucis.
Agente físico que hace visibles los objetos.
Claridad que irradian los cuerpos en combustión ignición o incandescencia.

***
Luz: 351 veces registradas en la Biblia.
De Génesis 1:3
a Apocalipsis 22:5

***

"Él era la luz que alumbra a todo ser humano",
 escribe de Jesús el apóstol Juan en su evangelio.

***

Salgo a la vereda de mi calle  y observo la noche.
Es el fin de la jornada, las luces de los autos iluminan su camino.
Doy un paseo entre las sombras de los árboles, las ampolletas mantienen esa claridad tenue evanescente y artificial.

***

Jesús vendrá ¿cómo ladrón en la noche?
¿Cuándo esté el mundo en tinieblas absolutas? 
Porque como vamos pareciera que nos aproximamos a un borde cada vez más oscuro.

***

"Con claridad meridiana" es una frase hecha cada vez más utilizada, con el significado de "absolutamente claro o explicado". O sea, "con claridad meridiana" es lo mismo que "sin dejar sombras de duda". 

***

La luz provoca cambios en el cuerpo.
Miro por la ventana, si hay sol es diferente el ánimo para enfrentar el día.

***

La bendición sacerdotal:
 "...¡Que el Señor haga resplandecer su rostro sobre ti,..." 
(Números 6:24)

***




1. f.

lunes, 24 de octubre de 2016

Receta con hojas de parra.

Una amiga árabe me pide hojas de parra para cocinar.
El parrón se ha excedido este año.
Podría regalar a todo el barrio y sobraría.
Tal vez la primavera un tanto tropical ha sido la responsable de tanta abundancia.

Al ver tal cantidad de hojas desaprovechadas me he tentado a cocinarlas.
Busqué varias recetas, esa es la gracia de tener amigas e internet, si no puedes con una vas a la otra y comparas.
Tampoco quiero complicarme la vida con una preparación costosa o rebuscada.
Las guisé así:

20 hojas de parra, grandes pero tiernas, bien lavadas las pasé por agua caliente. Las dejé enfriar.
Cociné 1 taza de arroz graneado, " al dente" (mi amiga casi me excomulgó, según ella la receta árabe es con arroz crudo).
Medio kilo de carne picada muy pequeña (eso de la carne molida no termina por gustarme).
1 cebolla, 3 dientes de ajo, sal, orégano (una pizca).
Luego hice un sofrito con la cebolla, ajo y la carne picada, se lo agregué al arroz.
1 puñado de pasas rubias bien lavadas (me encanta la comida agridulce).
Rellené las hojas con santa paciencia, pueden ver en este video cómo se hace. Coloqué los rollitos en una olla amplia y le puse agua, no mucha, cocer a fuego suave 15-20 minutos. Acompañar con una salsa de yogurt.
 Bien ricas, fíjate.


---------------------------------------------------------------

 Más bien, habrá paz cuando se siembre, 
y las vides darán su fruto,
 y la tierra rendirá sus cosechas, 
y los cielos prodigarán su rocío. 

Zacarías  8:12

(Es una promesa de Dios)

---------------------------------------------------------------- 
Otras recetas:






jueves, 20 de octubre de 2016

Flor del Paraíso.

Alguna vez escribí de la "Strelitzia reginae" o flor del Paraíso, hermosa y ... venenosa.
No más tóxica que la bella hortencia, la hiedra, el chamico   o aquel inocente suspiro.

No puedo evitar la fascinación que me provoca.
Crece en el jardín escandalosamente bella, cautivando la mirada de los transeúntes.
Este año se ha desarrollado para todos lados, exhuberante, resistente y desordenada. La dejo que crezca como ella quiera, ya dejó sin vida a la rosa que la acompañaba, mucha cercanía no le agrada.
Alguien me solicita una flor de regalo ¿cómo podría negarme si cada año se multiplica?

Cultivar flores es cada día más raro.
El agua de la ciudad sube a precios exhorbitantes, los edificios se alzan como la solución para familias pequeñas (los jóvenes apenas desean procrear un hijo, en algunos casos ninguno).
Las casas con jardín se vuelven difíciles de hallar, como la poesía, el cultivo de flores es un lunar en medio del cemento. Por cierto, un lunar muy lindo, pero poco práctico.

Tal vez en el futuro se pueda conocer solo por internet estas especies tan raras como la strelitzia de mi huerto. 


-----------------------------------------------------------------------------

 Ya brotan flores en los campos;
    ¡el tiempo de la canción ha llegado!


Cantares 2:12
 

-----------------------------------------------------------------------------