viernes, 17 de enero de 2020

Nombres en el cielo.

No todos fueron David en el campo de batalla.
Ni todos fueron Moisés frente al faraón.
Ni doce escogidos, depositarios del Reino.
Hubo miles que derrotaron a los filisteos después que David venciera a Goliat.
Hubo varios miles que marcharon a través de las paredes del mar abierto a sus pies.
Hubo por lo menos 500 que siguieron a Jesús de los que poco o nada se sabe, solo son una estadística bíblica.

A menudo los predicadores pronuncian promesas que no todos pueden alcanzar “Dios hará grandes cosas contigo”, “El Señor te quiere para algo grande” suma y sigue.
Pero ¿qué tal si Dios te llama a algo tan anónimo como orar en tu cuarto secreto?
O ¿a trabajar en una oficina de 4 x 4, sin demasiada admiración, fotos y flases?
¿Y si a Dios le place que seas solo madre y no una brillante ejecutiva?
En realidad ¿qué es la grandeza?
No confundir  mediocridad con  anonimato.

Podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que -estadísticamente-, son muchísimo más los anónimos que los famosos. Son millones los que vivieron una vida grandiosa de la que nada se sabe. Los anales de la historia no les hicieron justicia (tal vez ellos no quisieron tener "un minuto de fama").

Escribí alguna vez sobre lo común e ignorado de nuestra vida y sin embargo no tenemos traumas que nos desvelen porque hay algo de mayor valor en nosotros y que no podemos pasar por alto: "Sin embargo, no se alegren de que puedan someter a los espíritus, sino alégrense de que sus nombres están escritos en el cielo." (Lucas  10:20)


*Para leer entrada anterior aquí:
https://palabrabreve.blogspot.com/2017/06/comun.html

Fotografía de Reuters, enero 2020
https://www.voanews.com/gallery/january-16-2020#&gid=1&pid=10



viernes, 10 de enero de 2020

Predicciones.

Al inicio de un año hay muchas predicciones.
Algunas evangélicas, con apoyo bíblico incluido. Otras políticas, sociológicas, climáticas, noticiosas.
Casi todas desean inquietar, mover un poco las aguas con propósitos diversos. Y claro está, algunos acertarán en sus pronósticos por  una natural perspicacia o porque en la observación de los hechos indefectiblemente se  puede llegar a conclusiones ciertas.
Si se predice una gran cantidad de situaciones, en el correr del  tiempo algunas lograrán concretarse. Si le agregamos el plus de estudios dedicados al tema y algo de tecnología, podríamos todos tener alguna noción del futuro medianamente exacta.
La matemática no falla.

Conocí hace algunos años un muchacho que tejía con dos palillos. Para la época eso era un poco extraño.
Tejía y estudiaba astrología, tarot, psicología y temas por el estilo. Tuvo éxito en su objetivo, desarrolló una carrera ecléctica, vidente, consejero, astrólogo, tarotista, programa radial en hora prime; el temor de lo que está porvenir da considerables dividendos.
El futuro siempre es un tema que inquieta y muchos necesitan una persona que dé confianza, que afirme la fe para sostenerse en  la vida con cierta dignidad, como lo dijo Rilke:
 "... vivir sobre las olas
y no hallar asilo, jamás, en el tiempo."

La Palabra de Dios no es una predicción entre tantas; podemos hallar en ella una guía segura para  la cotidianidad,  para superar la rutina y el temor, sea en el año que sea:

"Ustedes deben prestar mucha atención a lo que ellos escribieron, porque sus palabras son como una lámpara que brilla en un lugar oscuro hasta que el Día amanezca y Cristo, la Estrella de la Mañana, brille  en el corazón de ustedes.  Sobre todo, tienen que entender que ninguna profecía de la Escritura jamás surgió de la comprensión personal de los profetas ni por iniciativa humana. Al contrario, fue el Espíritu Santo quien impulsó a los profetas y ellos hablaron de parte de Dios.
2 Pedro 1:18-21







viernes, 3 de enero de 2020

6 libros para iniciar el 2020.

La máxima felicidad del verano: leer y comer humitas (esa deliciosa masa de maíz cocida en su propia hoja).
Me he propuesto iniciar el año con algunas lecturas pendientes y otras que releo.
Si te animas, te dejo algunos links para que vitrinees. :

1. Hoy es importante de John Maxwell.
Hay muchos libros de ayuda personal,  ¿cuántos de ellos te enseñan a tomar pequeñas decisiones?  Porque si no podemos con las pequeñas ¿cómo podremos enfrentar una gran tarea? 
PDF
 O audio

2.Piense y hágase rico de Napoleón Hill.
Un libro antiguo pero que promete.


3. Una vida con propósito de Rick Warren
Lo he leído un par de veces, siempre descubro algo interesante que me anima. 

4. Tu mejor año de Michael Hyatt
En Google books

5. Todos somos teólogos de Sproul
https://www.academia.edu/37059824/Todos_somos_teologos?auto=download

6.  Y para cerrar el círculo virtuoso, sigo cada mañana releyendo el Nuevo Testamento, esta vez en versión NTV.
https://www.biblegateway.com/passage/?search=2+Corintios+1&version=NTV

Y tú, ¿leerás este año?

____________________________-

Ahora tenemos esta luz 
que brilla en nuestro corazón, 
pero nosotros mismos 
somos como frágiles vasijas de barro 
que contienen este gran tesoro.

2 Corintios 4:7
_____________________________


Calendario 2020 feriados en Chile.













----------------------------------

Mientras viva,
 mientras Dios me dé aliento,
mis labios no pronunciarán maldad 
 y mi lengua no hablará mentiras.


Libro de Job 27:3-4

-------------------------------------

(Un buen propósito para el 2020)



viernes, 27 de diciembre de 2019

Mis mejores deseos para este 2020.


Dios te dé un gran año, el mejor de tu vida. 
Que haya buena salud. 
Grandes alegrías.
Alguien que te ame sin condiciones (y te soporte en los días grises)
Dios responda tus oraciones y te ayude en las decisiones grandes o pequeñas.
Ruego en mi oración que la paz sea tu hábitat natural .
Siempre tengas una ropa agradable,  no falte un buen perfume  y una sonrisa en tu rostro.
Dios cumplirá su propósito en tu vida.
Sea glorificado su Santo Nombre por siempre.








viernes, 13 de diciembre de 2019

Celebración al Cristo que nace.

Mis amigas me aseguran que los días están más cortos.
O que el tiempo pasa demasiado rápido.
Que no alcanzan a hacer todo lo que se han propuesto.
Leo informes científicos que aseguran todo lo contrario, que en realidad tendremos algunas milésimas de segundos más en el día, que la teoría de Shumann es solo eso, una propuesta teórica pero no una realidad.

Aun así, la sensación persiste, tal vez por la forma que diversificamos el tiempo. Le decía a mi amiga K. que el Whatsapp nos consume unas horas diarias, sin contar la TV y otras tecnologías. 
El tiempo y la manera cómo celebramos.
Poco se oye de Cristo, el Viejo Pascuero se ha instalado en cada centro comercial, la cena navideña es la preocupación de las madres, cuánto aguinaldo se recibirá y qué vestido usaremos esa noche. Sin contar la ansiedad por los regalos que desvela a los pequeños.

Tal vez -en un breve momento de reflexión- podríamos pensar en el motivo de la celebración, el Señor Jesucristo, centro de nuestra historia y nuestra fe.
Celebrar que haya nacido, que a Dios le placiera hacerse ser humano y sujetarse al espacio y al tiempo.
No es una fiesta de regalos (aunque los haya)
No es una fiesta de comidas o bebidas.
No es una fiesta pascuera.
Es ni más ni menos la celebración a Cristo, a la alegría de observar que los niños nacen, que somos humanos y no robots, que amamos, sentimos, sufrimos.
Que Dios está presente.
Aún.




------------------------------------------------------


Porque de tal manera amó Dios al mundo, 
que ha dado a su Hijo unigénito, 
para que todo aquel que en él cree, 
no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16




------------------------------------------------------



La pintura: 
Edward Burne-Jones - La Estrella de Belén - Museo y Galería de Arte de Birmingham






viernes, 29 de noviembre de 2019

2 cosas que alegran.

Hay dos cosas que me provocan una alegre esperanza:
Los libros no leídos que guardo en una carpeta del ordenador y los dineros que me adeudan.
Ambos, libros y dinero, esperan mi mano extendida; desean que les ponga atención, que los valore al mirarlos y al usarlos.
Abro la carpeta y ahí están con sus sabias grafías, sin egoísmos, dispuestos a dar todo lo que contienen sin pedir nada de vuelta, solo una mirada.
No conozco nada más leal (claro, Cristo es otra cosa) que los libros.
No te reprochan si los abandonas y te reciben con sus páginas abiertas si regresas a ellos.

A veces pasa tanto tiempo que olvido los dineros que me adeudan.
No deseo tener mis pocas neuronas ocupadas en quién me debe o cuándo me pagará.
Presto y olvido.
Que el deudor atine cómo y cuándo devolver.
Si vuelve, aleluya.
Y de pronto alguien me pasa un billete y me da las gracias, como hoy.
Es una alegría comprobar que las personas mantienen la palabra empeñada; que entre nosotros no necesitamos firmar engorrosos documentos.
Prestar es una inversión.
 Sí, ya lo sé, no se gana en intereses como los bancarios, pero se establecen las leyes del Reino en la tierra.
(Por favor, no creas que soy mecenas, solo son préstamos pequeños de acuerdo a mi nivel financiero)



----------------------------------------------
"Al que te pida, dale:
y al que quiera tomar de ti prestado, 
no se lo rehúses"

Mateo 5:42

------------------------------------------------




viernes, 22 de noviembre de 2019

Tilo, Tila.

Miro y observo con cuidado cada planta, el prado, las flores y estoy convencida que cada hierba tiene alguna propiedad benéfica, aunque muchas pueden enfermar y hasta matarte, la dosis es la esencia de cada una.
Crece -a pesar de la sequía primaveral-  este pequeño tilo o tila que tal vez el año próximo será un árbol (eso espero) con todos los beneficios que desde ahora disfruto.

https://laopinion.com/2012/10/26/te-de-tila-usos-y-propiedades-2/


-----------------------------------------------


El amor no guarda 
un registro de las ofensas recibidas.

1 Corintios 13:5



-----------------------------------------------

viernes, 1 de noviembre de 2019

Exuberancia.




------------------------------------------------------

"Di a los ricos de este mundo 
que no sean orgullosos 
y que no depositen sus esperanzas 
en las efímeras riquezas sino en Dios, 
que siempre nos proporciona todas las cosas en abundancia 
para que las disfrutemos. 
Diles que empleen el dinero en hacer el bien, 
que se enriquezcan en buenas obras 
y que sean generosos, 
dispuestos a compartir lo que tengan. 
De esta forma 
estarán acumulando un verdadero tesoro para el futuro 
y obtendrán la vida verdadera."  


I Timoteo 6:17-20

---------------------------------------------------------







viernes, 4 de octubre de 2019

Batir de alas

Las grullas volaron sobre el lago
en movimientos silenciosos
copia idéntica al batir de alas
de ángeles en adoración.




-------------------------------------------------------------

“…vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, 
y la orla de su manto llenaba el templo. 
 Por encima de Él había serafines; 
cada uno tenía seis alas: 
con dos cubrían sus rostros, 
con dos cubrían sus pies 
y con dos volaban. 
Y el uno al otro daba voces, diciendo: 
Santo, 
Santo, 
Santo, 
es el Señor de los ejércitos, 
llena está toda la tierra de su gloria

Isaías 6:2-3



-------------------------------------------------------------

domingo, 1 de septiembre de 2019

Fiestas Patrias en Chile.

La ola patriotera me atrapa sin conmiseración.
No solo el aire, la música o las comidas. Este año es todo junto, como si no existiera octubre, noviembre o diciembre; el futuro ha desaparecido del horizonte obstaculizado por la perspectiva de una semana libre para celebrar, viajar, salir, bailar, vivirlo todo de una vez.
Rindo mis defensas y  me uno a los días de fiesta, nada se puede hacer cuando la marea sube y avanza.
Si el Señor lo permite, espero llegar sana y salva a las orillas del 22  de septiembre.


--------------------------------------------

Los que hablan así dan a entender 
que andan en busca de una patria; 
pero ellos no estaban pensando en la patria de la que salieron, 
pues habrían podido regresar a ella. 
Deseaban, más bien, una patria mejor, 
es decir, la celestial. 
Por eso, Dios no se avergonzó de llamarse el Dios de ellos, 
y les preparó una ciudad.


Hebreos 11:14-16

-------------------------------------------


viernes, 23 de agosto de 2019

Cuando te traiciona la gramática.

Hace unos días asistí a una clase de “Circo”.
Sí, una encantadora chica nos enseñó -jugando-, algunas técnicas de ritmo, respiración y cognición.
Y entre todo ella permitió que dijéramos palabras tal como sonaban sin preocuparnos de las faltas de ortografía.
Para mi mente escritora fue –en principio- un conflicto. Pero luego superé el momento, era un juego, nada es tan definitivo en el idioma y no estamos presos de la RAE.
Sencillamente me dispuse a disfrutar sin cuestionar y he  decidido a no andar por la vida haciendo que las personas se sientan mal porque escriben con Hache o sin ella, o por Ye o Lle, cuestión importante en documentos oficiales, pero insustanciales en las relaciones humanas.
Sin contar cómo escriben los jóvenes en las redes sociales, donde  las reglas del idioma apenas se notan.
Trabajo en mi proceso de redefinir algunas formas, entre ellas el modo en que usamos el lenguaje; ¡vaya!, el Señor Jesucristo me ha dado algunas lecciones de perdón y tolerancia.
Defiendo el uso del español hasta donde se pueda, con la oleada de inmigrantes que ha llegado a Chile todo está cambiando y no seré yo la que detenga esos cambios.



--------------------------------------------------

Han oído que se dijo: 
«Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo». 
 Pero Yo les digo: 
«Amen a sus enemigos, y oren por quienes los persiguen». 
 Así ustedes serán hijos de su Padre que está en el cielo; 
pues Él hace que Su sol salga sobre malos y buenos, 
y manda la lluvia sobre justos e injustos. 
Porque si ustedes aman solamente a quienes los aman, 
¿qué premio recibirán? 
Hasta los que cobran impuestos para Roma se portan así. 
 Mateo 5:43-46

-------------------------------------------------------




viernes, 16 de agosto de 2019

Almendros.

En este último fin de semana nos fuimos al campo, aire limpio, cielo extraordinariamente azul, un horizonte extenso y las flores de los almendros.

Por todos lados la naturaleza despierta a una nueva temporada. Siempre me maravilla el cambio de las estaciones y el poder de la semilla que puede fructificar aun en terrenos con sequía como este año.
Gracias a Dios Creador.



---------------------------------------------------

Dios, el Señor, creó los cielos 
y los extendió; 
creó la tierra 
y todo lo que hay en ella. 
Él es quien da aliento a cada uno 
 y vida a todos los que caminan sobre la tierra.

Isaías 42:5

----------------------------------------------------

viernes, 9 de agosto de 2019

Fragilidad.

Se levanta  antes que el sol aparezca entre los cerros, toma un jugo de limón con agua tibia y da el beso de despedida al bebé, una caricia al pelo de la esposa que ya despierta y cierra la puerta de calle con un clic suave.
Pone en marcha la kawasaky 500, pagadera en cómodas cuotas mensuales.
Las mañanas despliegan una brisa limpia que se aspira para energizar el acelerador.
Toma el recorrido matutino, poco tráfico, aparece el sol sobre los cerros, radiante, como presagio de una brillante jornada.

Cinco kilómetros más adelante un camión cargado de frutas pincha una rueda, se estaciona en la berma, coloca las señales de rigor, el conductor baja a reparar el desperfecto.
En una fracción de segundo ve al motorista que vuela por los aires y cae de espaldas sobre la barrera de contención como si fuera una aparición sobrenatural.
Ningún momento es más misterioso que cuando un alma viaja a la presencia de su Creador.

Los periódicos han dado la escueta noticia: Motorista ha fallecido en choque contra camión detenido en la carretera.


....................................................................

¡Hasta un árbol tiene más esperanza! 
 Si lo cortan, volverá a brotar 
 y le saldrán nuevas ramas. 
 Aunque sus raíces hayan envejecido en la tierra 
 y su tocón esté podrido, 
 al sentir el agua renacerá 
 y echará nuevos brotes como un árbol recién plantado. 
  »En cambio, cuando los seres humanos mueren, 
pierden su fuerza; 
 dan su último suspiro, 
y después, ¿dónde están? 
 Como el agua se evapora de un lago 
 y el río desaparece en la sequía, 
 así mismo la gente yace en la tumba 
y jamás se levanta. 
 Hasta que los cielos dejen de existir, 
nadie despertará ni será perturbado de su sueño.

Job 14: 7-12 (NTV)
..................................................................... 

viernes, 2 de agosto de 2019

Hacer el bien.

Ya he contado alguna vez lo mucho que me gusta ir al Barrio Meiggs, cada día más cosmopolita y diverso en todo tipo de objetos.
Hoy fui a comprar unos regalos y tuve una pena, penita, pena.
Me bajé del vehículo y caminé, había una Iglesia abierta, me alegré mucho porque venía llegando gente muy contenta. Entré para solicitar permiso de usar el baño, el frío de la tarde y  mucho café me alentaban a esa necesidad básica e ineludible.
En la puerta había una chica con un uniforme blanco y me recibe muy afablemente.
Le hago la solicitud, me dice que los baños están en reparaciones.
¿Una Iglesia donde tienen una reunión pública sin baños?
Me pareció inusual.
Me fui, pedí permiso en otro lado, ningún problema, mi pobre vejiga ya gritaba auxilio.
Cuando regresé para ir al estacionamiento volví a pasar por la puerta de la Iglesia y había un joven -también vestido de blanco-,  en la entrada.
Como soy demasiado curiosa le pregunto si  no tienen baños, me coloca cara de interrogante y me afirma que sí, que los hay.
Que la joven se negara a hacer un favor me causó una breve molestia,  pero más me apenó que mintiera por algo tan baladí.
Triste.


-------------------------------------------------------

Dará vida eterna a los que siguen haciendo el bien, 
pues de esa manera demuestran que buscan la gloria, 
el honor y la inmortalidad que Dios ofrece;

Romanos 2:7


----------------------------------------------------


(Fotografía de Santiago, Chile, tomada de la web)


viernes, 26 de julio de 2019

La belleza está en todas partes.


No hay por qué estar triste
La poesía cumple su función como cualquier titular de papel o digital. Ni más ni menos.
Se lee poco, no tengo quejas contra eso, también se escucha poca música (se ha puesto de moda el reggaetón, más que música parece un cúmulo de discursos), se danza mucho menos (los bailes modernos parecen clases de aeróbica) y convengamos, las bellas artes pareciera que están en decadencia. Las profesiones favoritas al momento de elegir una carrera universitaria son ingeniería, medicina, arquitectura, obviamente las más rentables. 

La vida es más que un partido de futbol, más que un gol gritado a todo pulmón o un recorrido por el retail hasta agotar la tarjeta de crédito; más que una cuenta bancaria con varios ceros a la derecha, infinitamente más.
La poesía está en todos lados, la belleza te asalta en todas las esquinas, ves una madre que pasea a su bebé dormido y en esa calma sientes que brota su perfume cálido semejante a un cuadro de Monet, un poema de Yeats o la música de las 4 estaciones, Vivaldi incluido.
Obstruir la belleza es como el deseo de ese cielo de otoño que lucha por impedir la luz del sol  con nubes que vuelan de un lado a otro creando dimensiones sorprendentes.


--------------------------------------

Todo está bien en su momento oportuno. 
Pero si bien 
Dios ha plantado la eternidad 
en el corazón de todo hombre y mujer, 
el ser humano es incapaz de una plena visión 
de la obra de Dios de principio a fin.

 Eclesiastés 3:11

...........................................................................


viernes, 19 de julio de 2019

Aprender a escuchar.

En esto de las relaciones sociales las cosas se han puesto un poco cuesta arriba.

Le contaba a mi amiga Silvia de aquel día cuando  Juan le preguntó a mi amiga S. cómo estaba su marido, hubo un largo silencio, hacía dos años que se habían divorciado.

Por educación se saluda y la natural pregunta ¿cómo está? nos permite introducirnos en un momento grato (es lo que creía). Nuestra interlocutora gruñe o se pone a llorar como Magdalena, depende del grado de confianza o de estrés con el que ande la persona.

Le pregunté amablemente, con cortesía y se le nublaron los ojos, venía del doctor y le había diagnosticado una enfermedad terminal. Me quedé sin palabras y mentalmente traté de hallar en mi diccionario las expresiones de consuelo más adecuadas.
Cuesta.
Puedes escuchar las más inverosímiles historias, que le robaron la cartera en el supermercado, que descubrió al hijo adolescente fumando  marihuana, que la operación de rodilla fue horrorosa porque le pusieron solo la epidural, que acaba de pasar un susto al cruzar la calle, casi la atropellan, ¡madre! ¿quién me manda a hacer la pregunta tan inocente "¿cómo esta"?

Pero no escarmiento.
Vengo a ser como un paño de lágrimas y me estoy entrenando con herramientas cognitivas, Palabra de Dios y ayuda solidaria del cielo.
Porque me he dado cuenta que las personas están solitas, nadie las escucha en sus penas, pagar psicólogo no está a su alcance  y ni siquiera saben rezar. Una buena conversación con el Padre Celestial a nadie le va mal, de eso no hay duda, pero hay personas que me han dicho "es que hace tanto tiempo que no me acuerdo de Dios".

He descubierto que tengo "buena oreja" y me he propuesto oír cuando se está en el  Banco y hay un largo tiempo  para que llamen el número que nos ha tocado, en  la fila del súper o en el trayecto tedioso del microbús, esperas largas  donde se puede compartir una buena conversa.

Pienso en las caracolas de la playa, las colocábamos en nuestro oído y escuchábamos el mar.
Eso nos hacía felices.
Quisiera dar esa paz a los oyentes. Palabras de consuelo, de esperanza, de empatía.
Tal vez solo necesito afinar el oído con un poco de paciencia.


------------------------------------


Oh Señor, escucha mi oración, 
y llegue a ti mi clamor. 
No escondas de mí tu rostro en el día de mi angustia; 
inclina hacia mí tu oído; 
el día en que te invoco, respóndeme pronto. 

Salmos 102:1-2

------------------------------------


viernes, 12 de julio de 2019

Cruzar con rojo.

En mi calle han colocado un nuevo semáforo peatonal.
Sin duda, muy superior a los pasos de cebra que nadie respeta, ni los peatones que atraviesan mirando su celular, ni los automovilistas que andan siempre apurados.
Un semáforo viene a poner orden.
 Se supone.
Pero nunca faltará uno “más papista que el Papa” y se arriesgará a cruzar con luz roja.
Ahí es donde las bocinas llenan el ambiente como insultos en esperanto.

Cruzo con el resto de las personas-oveja, ordenadamente con luz verde, me pregunto cuál es la diferencia de unos mínimos segundos de espera.
Todos mis huesos intactos lo agradecen.
Y eso es una gran diferencia.



-----------------------------------------------------

 Denle a cada uno lo que le corresponde. 
Al que deban pagar contribuciones, 
páguenle las contribuciones; 
al que deban pagar impuestos, 
páguenle los impuestos; 
al que deban respeto, 
respétenlo; 
al que deban estimación, estímenlo.

Romanos 13:7
-----------------------------------------------------

viernes, 5 de julio de 2019

No comprar lo robado.

Es tarde.
Hace mucho frío.
Salgo a la calle  para comprar una pizza (nos damos ese lujo una vez al mes), bajan del bus cuatro muchachos con enormes bolsas de un conocido supermercado.
Uno de ellos pone la suya sobre la vereda y la abre.
Me invita a comprar algo de lo que está adentro, con una ojeada veo que son casi todos artículos de perfumería. Nuevos.
Ante su insistencia le digo, -gracias,  ando  con poco dinero -.
Y no es mentira.
No me cree e insiste, está muy barato, argumenta, a mitad de precio.
Ahí me doy cuenta con certeza lo que es el flagrante robo de algún supermercado.
Me alejo con cierta desazón, no me agrada ver el rostro descarado del robo.

Algunos aducen que “todos roban”.
Otros argumentan: "la necesidad tiene cara de hereje", lo que no constituye ninguna justificación.

Solo ruego a Dios que nunca tenga tanta necesidad que estire mi mano a sustraer algo del prójimo.
Sé que la vida nos enfrenta a muchas disyuntivas, pero también sé que Dios será fiel en guardar nuestra alma y como es Su Promesa, "a los que confían en el Señor no les faltará ningún bien."


-----------------------------------------------


No hurtarás




Éxodo  20:15
------------------------------------------------

viernes, 28 de junio de 2019

Amor por la Biblia.

Por si no te has dado cuenta, me gusta la Biblia.
Hace unos días fui a una reunión social y surgió la pregunta, cuántos libros habíamos leído en los últimos tres meses.
 Apenas estoy en la mitad de uno, pero a mi favor puedo decir que he leído varios de la Biblia, terminé el libro de los Hechos y Romanos, ahora voy cerca de terminar 1 Corintios, pretendo que el Nuevo Testamento sea como una carta abierta diariamente, aunque hay muchas cosas que no comprendo.
Desde niña aprendí que la lectura de la Biblia me salvaría de la ignorancia, la timidez y los estigmas, ser retraída, ser hija natural, ser pobre y pequeña de estatura.
En los libros encontré mi valor como mujer, más que en otras artes.
Me gustó la música, la pintura, la fotografía, las manualidades, pero solo leer me hizo profundizar en la vida, en las personas y en el aprecio de otras artes.

Y por sobre todo eso, la Biblia como el centro donde giraba la sabiduría para enfrentar un diagnóstico de enfermedades prematuras; la Biblia para entender los procesos humanos y el autocuidado.
Fui a clases de Escuela Dominical donde se nos enseñó a compartir, a vencer la timidez, a hablar en público, a desarrollar un texto, a comer juntos, a lavar loza, a reír, a cocinar.

Aprendí a memorizar y supe que eso sería una herramienta excepcional para disfrutar días plenos.
Fui Habacuc en el desierto acechado por la inminente guerra, fui David en la caída, fui mi propio recetario en Proverbios, fui Jonás en el fondo del mar, fui Jeremías en el llanto por los niños de la ciudad.
Jugué a “las espadas bíblicas” junto a otros deportes más prosaicos como pin pon, elevar volantines, el emboque o dominó.
La Biblia descubrió para mí los grandes y bellos pensamiento de Dios, su proyecto con el ser humano y la Gracia para implementarlos. No sé de otro libro que haya hecho tanto por mi vida con solo abrirlo y poner sobre él la mirada.

---------------------------------------------------

Hijo mío, si recibes mis palabras, 
y atesoras mis mandamientos dentro de ti, 
da oído a la sabiduría, 
inclina tu corazón al entendimiento; 
porque si clamas a la inteligencia, 
y alzas tu voz al entendimiento, 
si la buscas como a plata, 
y la procuras como a tesoros escondidos, 
entonces entenderás el temor del Señor, 
y descubrirás el conocimiento de Dios.

Proverbios 2:1-5
---------------------------------------------------

Ideas para una lectura fructífera:
https://www.avivanuestroscorazones.com/joven-verdadera/blog/10-maneras-de-estudiar-la-biblia/