viernes, 18 de enero de 2019

Cuando no esté.

"...está establecido 
que los seres humanos mueran una sola vez..."
Hebreos 9:27


Cuando ya no esté
aliméntate
el fuego no se apagará
ni dejará de girar la rueda
que lleva a los hombres al trabajo
seguirá el sol, la luna, 
las estrellas en su ciclo
tu sangre seguirá corriendo
desde la cabeza hasta la planta de los pies
la soledad es parte
de lo que somos.



Fotografía de Santiago, Chile.
Tomada de aquí: http://esocite2018.cl/


viernes, 11 de enero de 2019

Microplástico, la palabra del 2018.



Las palabras nos unen, 
nos dan propósitos
nos llenan de nuevas ideas
energizan la vida.
Las palabras matan, 
dice el sabio 
"son como golpes de espada
o medicina para el alma"
 esta palabra sea una que nos abra los ojos
a  la realidad.



viernes, 4 de enero de 2019

Tributo a la nostalgia (parte 2)


“Cuán suavemente, como el sueño de una flor, amor,
El viento en la hierba se mueve sobre la tensa pradera de la noche:
Observa cómo los grandes ojos de madera del bosque
Miran sobre la arquitectura de nuestra inocencia.
Tú, la aldea; Yo, el extranjero; este, el camino:
Y cada uno la obra de todos.” 
(Kenneth Patchen)

Especialmente sucede en las fiestas de fin de año.
Las personas se sienten llevadas por la nostalgia como un huracán imparable, devastador.
O como una fuerza suave que los impulsa a las arenas movedizas en la orilla de un lago, así le sucedió a mi amiga Isa, permaneció aferrada a una piedra hasta que alguien viniera a auxiliarla, todavía no se recupera del trauma.
Muchos “brexiteers” creyeron que abandonar la Unión Europea significaría volver a pertenecer a una  mítica "Gran Bretaña global".
Los catalanes añoran un pasado idealizado en busca de una independencia que se les ha complicado.
Y si de Latinoamérica se trata, los brasileños han elegido a un presidente que les promete la mano dura de orden que no han logrado por la sistemática corrupción de las instituciones.
 "Mantener a Hungría como Hungría", sostiene su Primer Ministro.

La nostalgia nos hace bien, pero llevada a la exageración no se sabe a dónde puede llegar, un movimiento, una causa, un país, una vida personal.
Mis amigas mayores aman recordar, lo que no está mal, por supuesto.
Allí también estuvo Dios presente ¿cómo podríamos negar su gloria en aquellos masivos congresos de los años 2000?
El cambio de siglo, las incertidumbres, las certezas, la galopante tecnología en el Commodore ’64, jugando a la “boulder dash” y al príncipe de Persia. Oh, ingenuidad.
Inolvidables los primeros blogs en el 2003, el despertar a las sagradas letras, los seminarios con oradores electrizantes, un aleph se viene a la cabeza.

Verdad, yo también me dejo llevar por la nostalgia, no puedo renegar de mis ancestros ni desconocer de qué estoy hecha, todos ellos son parte de una esencia indisoluble.
Pero este es hoy, este día, este minuto cuando lees y concuerdas o disientes conmigo, somos una mano pegada a un celular o al teclado de un ordenador, somos esta edad, este año 2019, este verano que, indiscutidamente, es único aun con sus 33 grados a la sombra.
Nos renovamos para poder vivir el presente, como le escribe el apóstol Pablo a los filipenses,
“...  yo mismo no considero haberlo ya alcanzado. Pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante,  prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.



(Fotografía de:
https://pixnio.com/es/)




jueves, 27 de diciembre de 2018

Tributo a la nostalgia (parte 1)

"¡Desconfía del futuro por agradable que sea!
Deja que el pasado muerto entierre a sus muertos.
 ¡Actúa, actúa en el vivo presente
 el corazón firme y Dios guiándote!"

Henry Wadsworth Longfellow 

 No la retengas, déjala fluir,  dije.
Los últimos días del año traen esa leve cadencia en los sentimientos, una suerte de sensación acerca del pasado, mitificado y legendario.
Como si el dolor de esos días hubiese desaparecido –o por lo menos atenuado-, los grandes conflictos se resolvieron, algunos solos, otros por gracia de Dios y los insolubles se diluyeron en el tiempo.
Así se nos deja caer la nostalgia, a nivel mundial, local, personal.

 El presidente Trump recuerda cuando su país lideraba los índices de felicidad mundial, China sueña con los pasados imperios, India vuelve al nacionalismo hindú. Casi dos tercios de los británicos dicen que la vida de “antes” era mejor; una encuesta de 28 países en 2017 encontró que más de la mitad de los encuestados esperaban que sus condiciones de vida se estancaran o empeoraran.
Solo el 15% de los japoneses piensa que sus hijos serán más ricos que sus padres.
Algunos en Chile rememoran una y otra vez la caleidoscópica memoria previa a 1973 donde los jóvenes eran respetuosos, las normas morales no estaban en el tacho, los niños iban al colegio a estudiar para tener una profesión y el aire incontaminado de las grandes ciudades no provocaba la serie de patologías de hoy.
O sea, “todo tiempo pasado fue mejor”.

 No la retengas, le dije, déjala fluir.
 Cantamos un tema navideño en nuestras reuniones durante diciembre, él estaba de pie y revivió “esa noche”, el recuerdo casi lo precipita al suelo. Sus ojos se humedecieron, la mirada fija en el infinito, otro lugar, la misma canción.
Y me pregunté ¿para qué sirve la nostalgia?
¿Hace bien a nuestro ánimo?
¿Nos estimula o nos provoca tristeza?
Porque si somos sinceros tendríamos que reconocer, Dios estuvo ahí, en ese pasado maravilloso o anodino, Dios siempre presente.
 Como lo escribe  el salmista David (siempre tan atinado): “Señor, tú sabes todo lo que hay que saber sobre mí. Percibes cada movimiento de mi corazón y mi alma, y entiendes todos mis pensamientos antes que –incluso- entren en mi mente. Estás tan íntimamente consciente de mí, Señor. ¡Lees mi corazón como un libro abierto y sabes todas las palabras que voy a decir antes de que empiece una oración! Sabes cada paso que daré incluso antes de que comience mi viaje. Entraste en mi futuro para preparar el camino, y con amabilidad me sigues para evitar el daño de mi pasado”. (Salmos 139 traducción libre la Biblia TPT)



(Fotografía tomada de las noticias web)


viernes, 21 de diciembre de 2018

Para mis amigas (os) que no celebran Navidad.

Unas celebran con pavo.
Otros con asado y pan dulce.
Algunas regalan, otros reciben regalos.
Mi amiga E. sale a dar cena a las calles en nochebuena a los indigentes (recibe mi admiración).
Otros se acuestan a dormir, cansados de tanto trabajo, horas extra y demasías.
Algunos gastan miles de pesos en luces y energía para decorar árboles, ventanas, puertas o casas completas.
Otros apenas encienden una ampolleta en ahorro al gasto energético.
 Algunos celebran por su fe.
Otros no lo hacen por la misma convicción.

Un querido amigo estaba bien triste porque descubrió que Jesús NO nació en diciembre.
Otro zanjó la cuestión “si nos hemos puesto de acuerdo en esa fecha –que por supuesto no estamos seguros-, nos respetaremos”, dijo tranquilamente.

No está mal tener un pino, una buganvilia o un gomero de adorno, no está mal comer pavo, lechuga o palta, yo aceptaría hasta una ensalada de porotos con cebolla morada, no está mal recordar que somos cristianos –seguidores de Cristo- y que lo hagamos como nuestra cultura lo permita.
Lo mal está que queramos obligarnos unos a otros, a hacerlo o no hacerlo.
Tenemos mucho por celebrar.
A un hombre que nació.
A Jesús que vivió.
Al que resucitó.
Esa es nuestra fe, mi fe.

Somos libres para manifestar nuestras costumbres y creencias (todavía, gracias a Dios).
No necesito de una fecha particular para celebrar, ni un árbol o una comida, sencillamente lo hago para compartir con mis amigos, hermanos, vecinos eso que nos une como seres humanos.
Es verdad que a muchos les atrapa la desesperación por los regalos, la superficialidad y el consumismo, ¿no es eso un signo de los tiempos más que de una fecha particular?
Si mis amigas y amigos que se abstienen desean no celebrar,  respeto esa decisión.
Mi amiga Vi. dice “a cada persona le amanece a diferente hora, depende a qué hora se levante”.

Ruego a Dios que tu Navidad sea gozosa, plena de la gracia de Dios, alegre en la alegría de los niños, solemne en las canciones y por sobre todo, llena de la Presencia Santa del Señor Todopoderoso.

---------------------------------------------------------------

Hay quienes creen 
que un día es más importante que los demás. 
Pero hay quien considera que todos los días son iguales. 
En cuestiones como estas,
 cada uno debe estar seguro de lo que piensa. 
 El que guarda un día lo hace para honrar al Señor. 
El que come de todo, 
come para el Señor y lo muestra dándole gracias. 
Pero la persona que no come de todo, 
de esa manera trata también de agradar al Señor, 
y también le da las gracias.
Nosotros no somos tan independientes 
como para poder vivir 
o morir para nosotros mismos.

Carta del Apóstol Pablo a los Romanos 14:5-7
(NBV)

---------------------------------------------------------


miércoles, 19 de diciembre de 2018

Otras formas de celebrar Navidad

El año que nos regalaron a Tomyli –nuestro perro sharpei- se acabó la parafernalia navideña en casa.
Ningún adorno sería tan resistente para sus pequeños y fuertes dientes, su curiosidad peligrosa y su juguetón comérselo todo.
Como padres de un bebé mimado, abandonamos los ornamentos y nos dimos cuenta que aún al año siguiente seguía con sus costumbres de criatura pequeña.
Colgamos algunas luces en las ventanas, una corona en la puerta y un arreglo sencillo en la mesa de comer, nada que lo pusiera en peligro.
¿Es más valioso un árbol de plástico a una mascota?
Sin duda todos convenimos que la vida (incluso  la de un perro) es más importante.
Nuestras navidades se han transformado, casi sin darnos cuenta, más discretas, más caseras.
Aun así, nunca han sido menos sagradas y luminosas.
La celebración de un niño, la gratitud a Dios por su gracia, la unión familiar, la paz en la mesa y -por qué no decirlo- la compañía encantadora  de estos regalos, perro, gatas, patos, zorzales, seres vivos que nos  alegran  los días.


-----------------------------------------------

Después de esa reunión, 
los sabios siguieron su camino, 
y la estrella que habían visto en el oriente los guió hasta Belén. 
Iba delante de ellos y se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. 
Cuando vieron la estrella, 
¡se llenaron de alegría! 
Entraron en la casa 
y vieron al niño con su madre, María, 
y se inclinaron y lo adoraron. 
Luego abrieron sus cofres de tesoro 
y le dieron regalos de oro, incienso y mirra.

Evangelio de Mateo 2:9-11

------------------------------------------------

viernes, 14 de diciembre de 2018

Vidas paralelas.

Debo estar diciendo esto con un suspiro 
De aquí a la eternidad: 
Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo, 
Yo tomé el menos transitado, 
Y eso hizo toda la diferencia. 
Robert Frost) 

La mañana azul adornaba con una sombra encantadora su figura vestida con solemnidad, camino directo  al Registro Civil.
Era el día de su boda.
Frente al juez esperaba aquel hombre que aceptaba una mujer-madre con su hija de dos años a cuestas.
Para aquella cultura un hombre así era de una particular nobleza y mi madre supo que no hallaría otro de esa calidad.
Caminó bordeando la sombra matutina, solo quedaba un breve tramo y saldría del lugar con una flamante libreta de casada que borraría el estigma de madre soltera.
Titubeó un momento.
Se detuvo en una banqueta y descansó.
Miles de imágenes llenaran su cabeza.
El hombre nunca miraba a su niña.
Nunca le trajo un regalo.
El hombre ignoraba esa pequeña persona.
Ni una vez la llamó por su nombre.
 El hombre querría hijos propios.
 Su niña sufriría el desaire de los hijos legítimos.
Se paró, arregló su vestido y desanduvo el camino.
Eligió el camino más difícil, el insulto, el menosprecio, la ofensa legal de cualquier comadre de barrio.
Todo aquello sería soportable si su hija era feliz.
Y lo fue.
Cada decisión define el futuro, si mi madre hubiera elegido firmar un contrato, un hogar legalizado, una familia, mi vida hubiera sido absolutamente otra, una vida paralela se quedó en suspenso en aquella mañana azul.
Lo que otros eligen es nuestra vida, lo que elegimos nosotros es la vida de otros hasta varias generaciones.
Dios honró a mi madre (Q.E.P.D.) porque eligió el camino menos transitado.


-----------------------------------------------------
Dios dijo: 
«Verdaderamente te bendeciré 
y te daré muchos descendientes».

Hebreos 6:14

------------------------------------------------------

viernes, 7 de diciembre de 2018

Campo de chamico (datura ferox)

Dicen "aquello que te sana también te puede matar".
O lo contrario.
El chamico puede matar, pero también ayuda en ciertas afecciones -por cierto- en dosis pequeñas.
Alguna vez he contado cómo mi abuela soportaba el asma fumando sus hojas secas al sol.

Me pareció extraordinario, de vuelta de un viaje observo un campo de chamico (datura ferox) en todo su esplendor.
Siempre tuve la impresión que esta planta alucinógena y silvestre era bastante dañina.
Los campesinos la arrancaban de raíz para prevenir que los animales –por casualidad- la comieran.
Pero he ahí, un espacio entre el paisaje de la tarde, maizales, viñas, paltos y de pronto las flores blancas hacen un cambio de giro en el pensamiento.
Inusual.
La ruptura de paradigmas abre una cascada de interrogaciones.
¿Será legal su cultivo?
¿Será sano?
¿Será productivo?
¿La usarán en laboratorios?
¿Quiénes?
¿Para qué?


-----------------------------------------------------

Después Dios dijo: 
«Que de la tierra brote vegetación: toda clase de plantas con semillas y árboles que den frutos con semillas. 
Estas semillas producirán, a su vez, las mismas clases de plantas y árboles de los que provinieron»; 
y eso fue lo que sucedió. 
La tierra produjo vegetación: 
toda clase de plantas con semillas y árboles que dan frutos con semillas. 
Las semillas produjeron plantas y árboles de la misma clase. 
Y Dios vio que esto era bueno.

Génesis 1:11-12
-----------------------------------------------------

viernes, 30 de noviembre de 2018

El Nombre

Cuando ya no tenga nada que decir, 
Cuando el silencio se lleve mi suspiro 
Cuando indolente el cuerpo quede abatido 
Sobre el pasto seco 
Aún ahí mi corazón dirá tu nombre 
Jesús.


-----------------------------------------------------------------




Y tendrá un hijo y lo llamarás Jesús, 

porque él salvará a su pueblo ...

Mateo 1:21


  -----------------------------------------------------------------



viernes, 23 de noviembre de 2018

Síndrome de florero.

Mi amiga Vero cataloga las personas en dos grupos:
Los que se creen el sol.
Los que son iluminados por el sol.
Tal vez todos tenemos un poco de “síndrome de florero (o de sol), por esa idea del amor propio, sin embargo llevado al extremo, la cuestión se pone "color de hormiga".

Centro de mesa.
Ombligo del mundo.
Pintamonos.
Guinda de la torta.
Ego del porte de una catedral.
Persona especial.
En fin, esos y otros adjetivos dependerán del hemisferio donde vives.
La psicología moderna (era que no, siempre la ciencia tiene algo que acotar), le llama "trastorno de la personalidad histriónica, esta página nos da unos buenos consejos para sobrevivir frente a "un centro de mesa".

Ella –la llamaremos Gina- está sentada en un extremo del comedor, conversamos, nos reímos, la camaradería une al grupo. De pronto se descompone, se levanta furiosa, me voy, dice, aquella me ha mirado feo. “Aquella” es una invitada de otra mesa que mira distraída su entorno.
Gina piensa que “todo el mundo” está preocupado de ella, a veces teme hacer el ridículo, en otras ocasiones llega hiperventilada riendo y saludando a gritos, o por el contrario, con un mutismo inusual como si llevara el peso del universo sobre sus hombros.
 -Así soy yo- asegura y si me quieren, quiéranme como soy.

------------------------------------------------------------

Vivan en armonía unos con otros. 
No sean tan orgullosos 
como para no disfrutar de la compañía de la gente común. 
¡Y no piensen que lo saben todo!

Romanos 12:16 (NTV)


------------------------------------------------------------

Foto de: Laura Bofill

viernes, 16 de noviembre de 2018

Gracia de Dios y libre albedrío (parte dos)

Tenía tantas posibilidades.
Un trono
Un reino
Todos los reinos del mundo
Pero eligió los clavos y la cruz.


-----------------------------------------------

Él, cargando su propia cruz, 
fue al sitio llamado Lugar de la Calavera 
(en hebreo, Gólgota). 
Allí lo clavaron en la cruz.

Evangelio de Juan 19:17

----------------------------------------------


: “Es por gracia que han sido salvados, 
por medio de la fe, 
y esto no de ustedes mismos, 
es el don de Dios, 
no por obras, 
para que nadie pueda jactarse”

 (Efesios 2: 8-9 NVI).

-------------------------------------------------







viernes, 9 de noviembre de 2018

Gracia de Dios y ociosidad (parte uno).

¡Qué difícil resulta no hacer nada!
En un mundo donde todo es utilitario, la ociosidad es mal vista, excepto en vacaciones que, se supone, son merecidas después de un largo período de trabajo.
La meritocracia nos gobierna.
Incluso en nuestras iglesias evangélicas, la bizantina cuestión teológica entre las obras y la gracia aún hace estragos.
Muchas personas se creen indignas porque no son tan buenas como para acercarse a un Dios Santo y se esfuerzan por alcanzar una salvación que les parece inaccesible.
“No hacer nada” perturba los parámetros humanos.
¿Cómo concebir en nuestro interior la idea del no-esfuerzo?
¿Cómo recibir un regalo que –según nuestra pequeña cabecita- no hemos hecho nada para merecerlo?
¿Cómo comprender que la gracia de Dios es eso: GRACIA?


-------------------------------------------------

 “…ya no vivo yo, 
sino que Cristo vive en mí. 
 Lo que ahora vivo en el cuerpo, 
 lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó 
y dio su vida por mí. 
No desecho la gracia de Dios. 
 Si la justicia se obtuviera mediante la ley, 
 Cristo habría muerto en vano”. 

 Gálatas 2:20-21 (CST)


 ---------------------------------------------------

viernes, 2 de noviembre de 2018

Visitar el pasado.

La naturaleza del tiempo es fascinante, pero encuentro aún más interesante la capacidad humana de detenerlo en algún punto, con fecha, imágenes y espacio definido.

Ha llegado a nuestra casa un hombre mayor -alguna vez vivió aquí- con la hija de su hermano.
(Debería decir sobrina, pero la expresión "hija de su hermano" me genera un agrado particular al describir un parentescos).
Esta es la casa de mi infancia, le explica, mostrándole la icónica mesa de roble que aún permanece en la cocina, los detalles de fierro en las ventanas, el piso de madera que se conserva intacto.
Nos relata historias de su niñez, anécdotas con su hermano que ha fallecido hace poco tiempo, entrañables recuerdos afloran en su voz que de pronto tiende a quebrarse.

Este hombre de casi dos metros, que se erige como conferencista internacional en diversos países frente a notables auditorios de sagaces intelectuales,  de pronto se ha transformado en un niño de diez años sentado -junto a su hermano- en la cocina, mientras su madre prepara mermeladas y ellos aspiran el aroma de la fruta que hierve lentamente.

Se podría escribir un libro con las historias de los habitantes de esta casa (en realidad, de cualquier casa).
Tal vez para eso es imprescindible el don de escribir, mantener vivos dentro de nosotros los que ya no están pero que seguimos amando con la misma intensidad de esos tiempos.


--------------------------------------------------
Hay quienes se quejan de que 
«todo tiempo pasado fue mejor». 
Pero esas quejas no demuestran 
mucha sabiduría.

Eclesiastés 7:10

-------------------------------------------------

viernes, 26 de octubre de 2018

Matar el hambre.

Aceite, limón y sal, un pan crujiente untado con esta mezcla era el mayor placer que disfrutaba con mi abuela en esos años inolvidables.
Los chicos de ahora con un supermercado a su disposición no rozan la satisfacción de tener hambre y saciarla de manera natural.
Pobres, tienen todo al alcance de sus manitas, pero los persiguen los famosos sellos (alto en azúcar, alto en grasas, alto en sodio…etc), tendrán que aprender a gustar una sencilla tostada con un halo de mantequilla, una manzana bien lavada o por merienda un simple y nutritivo plátano "sin nada".
Ese "sin nada" significa sin azúcar ni leche condensada o miel, costumbre que deberemos borrar de nuestro ideario.


---------------------------------------------------------------------

Jesús les dijo: 
Yo soy el pan de vida; 
el que a mí viene, nunca tendrá hambre; 
y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

Juan 6:35


--------------------------------------------------------------------------


viernes, 19 de octubre de 2018

Criar conejos.

Criar conejos puede resultar más productivo que “criar cuervos”. 
Mamá siempre tuvo esas iniciativas emprendedoras para salir de la pobreza -por cierto-, nunca supe que éramos pobres hasta que fui mayor y Dios me dio otras condiciones económicas en su generosa  gracia.
Mi madre fue el ángel que proveyó cada día nutrición, abrigo y cariño. Durante un tiempo nos dedicamos  a la cría de conejos. También patos, gallinas y una huerta. Nunca faltó alimento en la mesa, un regalo a la vecina o una ayuda al más necesitado.
Mamá sabía de generosidad, sin duda alguna.

Mi amigo P. sale a cazar al cerro, llega a su casa y prepara un suculento plato de conejo escabechado, invita a los amigos a degustar un manjar.
Se agradece.
Algunos sibaritas cárnicos miran en menos este tipo de proteínas, nótese, es más saludable que el cerdo y el vacuno juntos. Tal vez esa sea la razón por la que algunos gobiernos promueven su crianza; quizás los conejos salvarán el mundo del hambre.

 --------------------------------------------------- 

 Cuatro de las cosas más pequeñas de la tierra 
son más sabias que los sabios: 
las hormigas, pueblo que no es fuerte, 
pero en verano preparan su comida; 
los conejos, pueblo que no es vigoroso, 
pero hacen su casa en la piedra; 
 las langostas, que no tienen rey, 
pero salen todas por cuadrillas; 
 la araña, que la atrapas con la mano, 
pero está en los palacios reales.

Proverbios 30:24-27

---------------------------------------------------


viernes, 12 de octubre de 2018

Temperancia.

Me llamó casi en la madrugada.
Su voz sonaba confusa, -estoy perdido-, no sé dónde estoy, dijo.
-Pregunta a alguna persona y te voy a buscar, le indiqué.
Una calle en cualquier lugar del mundo, un ebrio “borrado” en medio de una ciudad que amanece en la noche santiaguina, busca el hogar, a veces llega, otras se extravía en su ensombrecida conciencia de la realidad.
Alcoholismo.
En un derroche estadístico hemos resultado entre los más bebedores de Latinoamérica.
Accidentes, muerte en las carreteras por la ingesta excesiva de alcohol, violencia, debilidades del cuerpo y del alma.
De temperancia, poca.
Alcohol y comida “chatarra”.
Altos índices de obesidad, reyes del completo con papas fritas o de la sopaipilla callejera con bastante mostaza y mayonesa.
Moderación es una sana sugerencia que nos cuesta alcanzar.
Alcoholismo, comida, enfermedades venéreas, colesterol por las nubes, diabetes, infartos, las estadísticas nos colocan en los primeros lugares de patologías difíciles de revertir.
Tal vez las generaciones por venir logren una vida sin sellos, más atlética y feliz.
Eso espero y oro a Dios por eso.

-------------------------------------------
"Es cierto que nuestra libertad nos permite hacer cualquier cosa, 
pero eso no significa que todo lo que hacemos sea bueno para nosotros.
 Soy libre de hacer lo que elija, 
elijo nunca ser esclavizado a nada."

1 Corintios 6:12

---------------------------------------------


jueves, 4 de octubre de 2018

Renuevos


Ya brotan flores en los campos; 
 ¡el tiempo de la canción ha llegado! 
Ya se escucha por toda nuestra tierra 
 el arrullo de las tórtolas.



Lavo mi corazón
en perfumes de primavera
huele a infancia
al remoto paraíso que se fue
entre los dobladillos del tiempo.



(Diente de león, fotografía tomada del patio de mi casa)


viernes, 21 de septiembre de 2018

El duraznero.

No puedo resistir a fotografiar el duraznero.
Este año en extremo desorden, crece como si todo el jardín fuera por entero suyo.
Septiembre en su mayor gloria.



------------------------------------------ 
Hasta el lugar desolado 
 y el desierto estarán contentos en esos días; 
 la tierra baldía se alegrará 
 y florecerá el azafrán de primavera. 
 Así es, habrá abundancia de flores, 
 de cantos y de alegría. 

Allí el SEÑOR manifestará su gloria, 
 el esplendor de nuestro Dios. 
 Con esta noticia, 
 fortalezcan a los que tienen cansadas las manos, 
 y animen a los que tienen débiles las rodillas. 
 Digan a los de corazón temeroso: 
Sean fuertes y no teman... 

 Isaías 35:1-4 (NTV) 

 ---------------------------------------------

viernes, 14 de septiembre de 2018

Calendario 2019, feriados en Chile.

"Este instante 
este frágil instante 
como la huella de un pie mojado en la piedra caliente
resplandece tenue y firme 
entre todos los demás." 


De una cosa podemos estar seguros, el tiempo pasa.
O nosotros.
Algo va cambiando con los días, vamos guardando imágenes, recuerdos, llenando nuestro "disco duro" con momentos excepcionales  o aburridos.
Los chilenos decimos "pasadas las Fiestas Patrias, ya casi se termina el año", tal vez porque la primavera acelera los tres meses que quedan.
No sé si eso pasará en otros países.
Por lo pronto, esta semana serán unas mini-vacaciones.
El tiempo pasa, ¡brindemos por eso!


------------------------------------------------------

Bendeciré al SEÑOR en todo tiempo; 
continuamente estará su alabanza en mi boca.

Salmos 34:1


------------------------------------------------------



viernes, 7 de septiembre de 2018

Lo que queda en el tiempo...

Necesito comprar unas sillas.
Llamo a una fábrica prestigiosa. 
Tiene que comprarlas esta semana -me responde una voz en el teléfono-, estamos cerrando, los dueños han vendido la propiedad, agrega.
Cuando llego a las oficinas me atiende la hija del antiguo dueño, mi papá ha fallecido, dice. Mis hermanos solo quieren vender las propiedades a las constructoras.
Está triste. 
Muchas historias empezaron así. Un inmigrante inicia un negocio,  éxito total, el taller crece, se desarrolla, encuentra una esposa, nacen hijos, educación universitaria -el inmigrante desea que lo superen en sus profesiones-, buen pasar, la fábrica crece, contrata empleados, maestros, vendedores. 
Años de trabajo arduo y bonanza económica.
Chile es un país donde una buena idea puede prosperar, a pesar de la burocracia y las leyes que a veces amenazan la independencia comercial.
Mueren los padres, los hijos no tienen interés en ese tipo de negocio, hay profesiones más rentables. 
Llegan los compradores de propiedades, buenas ofertas.
Tal como apareció en la vida de los chilenos, una buena idea puede desaparecer.


--------------------------------------------------

"Observé algo más bajo el sol. 
El corredor más veloz 
no siempre gana la carrera 
y el guerrero más fuerte 
no siempre gana la batalla. 
Los sabios a veces pasan hambre, 
los habilidosos no necesariamente son ricos, 
y los bien instruidos 
no siempre tienen éxito en la vida. 
Todo depende de la suerte, 
de estar en el lugar correcto 
en el momento oportuno."


Eclesiastés 9:11 (NTV)



---------------------------------------------------




viernes, 31 de agosto de 2018

El Texto eterno.

Cada mañana leo la Biblia que mantengo en una mesita al lado de la cama.
La escucho en YouTube.
La vuelvo a leer en formato digital cuando estoy fuera de casa, las aplicaciones en el celular son maravillosas, casi tanto como el formato de papel que aún se vende en mi librería favorita.
Memorizo -como otros años- algún pasaje por el placer de comprender las palabras en su más amplia y profunda dimensión.
Esta vez intento con I Tesalonicenses capítulo 5, versión Reina-Valera 1960.
El lenguaje se revela en un armonioso movimiento y musicalidad.
Pareciera que la lengua se suelta al vocalizar y danza en el aire, se libera un placer extraño, inédito.

Siento que la Biblia, semi olvidada por las escuelas y las generaciones modernas, es el mejor libro de ayuda para vivir mejor cada día.
Hay en ella –independiente de si se cree o no que es la Palabra de Dios- una sabiduría y consuelo como en ningún otro libro que haya gustado, aún los más nobles tratados de Teología o las sorprendentes biografías de seres humanos notables.

Habitualmente los evangélicos celebramos cada septiembre el “Mes de la Biblia”.
Habrá ofertas, exposiciones, simposios, conferencias, seminarios. Todo contribuirá a poner este magnífico texto al alcance de cualquiera.
El alma humana lo necesita.


----------------------------------------------------------------

Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; 
y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, 
sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 
Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.

I Tesalonicenses 5:26-27

---------------------------------------------------------------