domingo, 30 de junio de 2013

Lo que me pasa el domingo.

Al caer la noche del domingo, cuando todos se preparan para dormir y madrugar al día siguiente me sucede un fenómeno curioso (por ponerle un nombre). 
Una semana termina en la quietud de un día especial, el día que se reune la Iglesia, que reímos juntos, cantamos a nuestro Dios, oramos los unos por los otros -y por ti, hermana ausente-, nos sentamos a oír un sermón (generalmente estimulante), tomamos té o compartimos algún dulce hecho en casa con las visitas. 
El fin del día es un cierre y una evaluación. 
Algo hicimos, mucho queda pendiente. 

Otra semana se inicia. 
La perspectiva de nuevos trabajos, renovados sueños, alegrías que esperan el momento adecuado, páginas por leer, milagros inesperados. 
Las ideas bullen la noche del domingo, la planificación, haré esto, lo otro, visitaré una amiga, iré a la Estación Oración, el día de las frutas y verduras, los días de Pilates, la perspectiva de visitar la librería (y adquirir un libro a buen precio), cocinar algo raro pero que quede rico, escribir algo sorprendente (cuesta), cantar una canción nueva, orar en el Espíritu, lograr la comprensión de una Palabra en la lectura diaria… ¡ tanto por vivir desde el lunes, si Dios lo permite ! 


.............................................................

Señor, 
Muéstrame tu misericordia por la mañana,
 porque en ti he puesto mi confianza.
 Muéstrame el camino que debo seguir, 
porque en tus manos he puesto mi vida. 

Salmos 143:8 (RVC)

............................................................ 




(Fotografía de Santiago, Chile, gracias a vagamundos.net).

martes, 25 de junio de 2013

Sabiduría.

Han llegado a nuestro barrio una bandada de loros tricahues.
Bochincheros y trabajadores, cantan mientras van cortando ramitas de los árboles secos, luego vuelan lejos, al rato regresan y así entre viaje y viaje se les va el día. 
Me detengo a mirarlos con paciencia, ellos ni se dan por enterados, prosiguen sus tareas, pronto llegará el invierno, las lluvias, las nuevas crías, hay que estar preparados. 
¡Vaya! , la sabiduría no discrimina. Aves, personas, animales, todos han recibido su cuota para vivir la vida y no perecer a la primera embestida de los vientos.


------------------------------------------------------------------- 

¿Dónde está el que nos hace más inteligentes que los animales 
y más sabios que las aves de los cielos?”. 


Job 35:11 (NTV)

------------------------------------------------------------------- 



Fotografía: Daniel Mora:
http://avesdetalcahuano.blogspot.com/2013/04/tricahue-cyanoliseus-patagonus.html

viernes, 21 de junio de 2013

Biblioteca.


¿Qué cien libros de ficción se deberían conservar en los hogares? 
Vaya, qué pregunta difícil.
 “De La Biblia a García Márquez. Entre medias, como en toda lista, no sobrará ningún libro, pero sí faltarán algunos, según cada lector, de acuerdo al ejemplo de lista que presenta…” (*) 

Hace algunos días entré en una farmacia de estas modernas. 
A oscuras la vendedora me buscó un frasco de propóleo en spray. 
A oscuras hizo una boleta como en los tiempos antiguos, escrita con lápiz bic en un talonario, la copia fue para mí, el original queda para el SII (Servicio de Impuestos Internos). 
Ambas nos reímos, ¿qué haremos si estos inconvenientes suceden muy seguidos? 
¿Dónde leeremos cuando la electricidad sea un bien costoso por su escasez? 

Dicen que los libros de papel desaparecerán, que serán un recuerdo en la mente colectiva, que los digitales son el futuro…se dicen tantas cosas. 
Es verdad, el papel se deteriora con los años. 
El papel será un bien escaso, los libros de papel están en vías de extinción como las pieles o la vitela. 
Ese particular olor que tiene el cuché,la brillantez,  esa suavidad, la textura de algunas láminas, todo será historia. 
Nadie hoy añora las antiguas escrituras en pergaminos…no se extraña lo que no se ha conocido. 
Alguna vez mis libros serán leyendas urbanas, deshechos por el tiempo...


(*) 






-------------------------------------



Los libros fueron abiertos,

entre ellos el libro de la vida.





Apocalipsis 20:12



-------------------------------------
 

sábado, 15 de junio de 2013

Luz de otoño.

Casi al borde del invierno, la luz de la tarde viste el jardín.
Todo tiempo pasado no fue mejor.
Ni peor.
El presente es el mejor tiempo, las oportunidades que no tomamos están en eso que rememoramos como un ejercicio de consuelo inútil.

Las oportunidades soñadas todavía no llegan.

¿Por qué desesperar?

Disfruto la tarde de otoño, la tibieza del sol mortecino, la luz blanda del día, observo el afán de las aves preparando nidos.
Otro verano vendrá, otra primavera, por el momento esto es lo que tengo, una limpieza al jardín, la poda de las rosas...la amistad, las voces furtivas de los transeúntes, la risa de los alumnos que regresan a casa, la lluvia que  escurre entre las plantas ¿no es precioso lo que Dios da?
Quisiera seguir el gran consejo del apóstol Pablo: "Y sean agradecidos", como un principio aplicable a todos los instantes. 
Alguien dijo que las grandes espectativas generan grandes frustraciones (o algo así), particularmente creo que si uno da gracias a Dios todo será una bendición, las espectativas !ah!, esos castillos en el aire, esas danzas de humo...solo Dios sabe lo que podemos administrar.

Por ahora, me dedico a podar el jardín. Mi Señor merece que lo realice a conciencia y lo mejor que pueda, aunque soy neófita en jardinería.
 


************************************************* 

“El sol no volverá a ser tu luz durante el día,
 ni te alumbrará más el resplandor de la luna, 
porque el Señor será para ti una luz perdurable; 
tu Dios será tu gloria.


 Isaías 60:19 (RVC) 


************************************************** 


(Escribo estas palabras recordándote y orando para que el Altísimo Dios y Padre te acompañe en esos difíciles caminos por los que te has propuesto andar.)


martes, 11 de junio de 2013

Nostalgia del mar.

A esta hora.
Precisamente en este minuto.
Mientras espero en la fila del Banco, el mar ha tocado con su enésimo roce la playa y ha concertado, en un enorme suspiro,  una colección de caracoles sobre la orilla. 
Y yo, ay, pegada al cemento, a las cifras ininteligibles de una fría máquina impasible. 


  ---------------------------------------

¡Oh Señor
 Dios de los Ejércitos Celestiales! 
 ¿Dónde hay alguien tan poderoso como tú, 
Señor? 
Eres completamente fiel. 
Gobiernas los océanos; 
dominas las olas embravecidas por la tormenta. 

Salmos 89:8-9 (Nueva Traducción Viviente)


Versión completa aquí:
http://www.biblegateway.com/


------------------------------------------------------------------
.com/passage/?search=salmos%2089&version=NTV
---------------------------------------------------

Reciclar papel.


Con los alumno(a)s de nuestra Escuela Dominical trabajamos en talleres manuales, aparte del aprendizaje bíblico, de más está decir que nos divertimos mucho, nos reímos y conversamos, vaya que son habladores los chiquitos, no me atrevería a contarles algún secreto.
Para mis amigas que han solicitado les mostremos algunas maneras de reciclar papel, este florero es de hojas de revistas y pueden ver cómo se hace aquí:  

http://www.youtube.com/watch?v=wtHLr3KQJlk


--------------------------------------------------------------------------- 

...procuren vivir en paz, 
y ocuparse de sus negocios 
y trabajar con sus propias manos, 
tal y como les hemos ordenado, 
a fin de que se conduzcan honradamente 
con los de afuera, 
y no tengan necesidad de nada. 

1 Tesalonicenses 4:11-12 

----------------------------------------------------------------------------



viernes, 7 de junio de 2013

Instrumentos en el aire.

Camino por el Santiago antiguo, calles estrechas, puro cemento, imprentas, servicios gráficos, paradas de autobús llenas. 
Es la previa al partido Chile-Paraguay, oficinistas apresurados por llegar a sus hogares antes que caiga la noche. 
Y de pronto, entre el tráfico y la prisa, las campanas. 
De alguna iglesia cercana, entre los altos edificios, amortiguando su sonido, un concierto de campanas, roncas, serenas, vigorosas, llamando, ¿a qué llaman, en realidad? 
Imagino que a reunirse. 
Un grito templado por la misericordia, el perdón, la acogida, la reverencia, un llamado a dejar la banalidad del momento, abandonar el sometimiento a la frivolidad, no sé. 
Los judíos tocaban el shofar, algunas de nuestras congregaciones la guitarra, las trompetas o la moderna batería. 
En alguna medida el sonido de un instrumento llamando es un testimonio potente al mundo espiritual. 
En cada nota dice:
Todavía Dios está esperando, Dios, ¡oh, mi Dios!
Todavía está la gracia con las manos extendidas. 
Todavía hay Jesucristo para salvar, ¡oh, Jesús !
Todavía… 



------------------------------------------------------------------- 
He aquí, 
no se ha acortado la mano del SEÑOR para salvar; 
ni está tan sordo que no pueda oír. 

Isaías 59:1 

---------------------------------------------------------------------- 




miércoles, 5 de junio de 2013

Solo en su funeral.



Paso por la puerta de una iglesia. 
En el estacionamiento una lujosa carroza fúnebre espera. 
Miro hacia adentro -la curiosidad es la madre de todos los vicios, ay, Señor-, dos mujeres sentadas en la amplia sala más el párroco y el hombre de la empresa. 
Ninguna flor.
Me pregunto ¿quién llevará el féretro afuera? 
¿Le pedirán ayuda a algún asistente?
¿O al cuidador de autos? 
Y mientras camino por la vereda recuerdo el velatorio de aquel muchacho que escribí el año pasado, acompañado de pobladores, bien regado, muchas canciones, paseo incluido por todo el barrio. 
¿Mueren los pobres más dignamente que los ricos? 
No creo. 
La soledad es inherente a ambos, hay pobres que los lanzan a una fosa común sin que nadie los reclame.
“La muerte tiene una mirada para todos”, dijo el poeta, sea alguien amistoso, popular o misógino. 



--------------------------------------------------------------- 
¿Quién puede vivir sin ver la muerte? 
¿Quién puede salvarse del poder del sepulcro? 
Salmos 89:48 
 ----------------------------------------------------------------- 



domingo, 2 de junio de 2013

Escribir otra vez.

Vuelvo a escribir, ya no como un imperativo social ( o esa banalidad que nos acosa) sino como una necesidad del espíritu.
No busco la observación.
Ni la mirada aprobadora.
Pulir el don, sacarle punta al lápiz, “afilar la sierra”, dijera el gurú aquel.
Para algún día presentar en un pocillo todas las palabras regaladas, ordenadas y limpias en un solo texto, violento, frontal e imperecedero, capaz de cambiar el mundo…o por lo menos mi pequeño mundo.
Estoy en ciernes, buscando a tientas en la neblina, sacando de la confusión una historia, un sentido, una dirección certera, como una hormiga oteando el miligramo de azúcar glorioso.




 ----------------------------------------------
Escribe, pues, lo que has visto, 
lo que sucede ahora 
y lo que sucederá después 
Apocalipsis 1:19

 -----------------------------------------------



sábado, 1 de junio de 2013

Lunes negro.

Cada uno tiene un día negro en la vida, un día malo, oscurecido por grandes nubes y anegado por abundantes lluvias. Eso fue este lunes de mayo 2013.
Mayo tiene su fama.
La historia cuenta de otros mayos negros, al lado de los cuales mi lunes parece un cuento de Disney.
No me quejaré por lo vivido
Ni lloraré las pérdidas
No vomitaré amargura sobre las rosas que mantienen su belleza aún en estos días adversos.
Aguantaré de pie como el naranjo del jardín que no dejó caer ninguna naranja a pesar de la tormenta.
O el olivo que sostuvo sus mil y una aceitunas, incólume.
La lluvia vino, la inundación se llevó recuerdos infecundos y a cambio dejó cansancio, daños, dolor, lágrimas, incertidumbre.
Para ser justos, también una certeza, que aun en esos días, Dios puede hacer brillar la delicadeza de sus palabras pronunciadas en lo más bajo de la angustia.
Y desde ahí, resistir hasta que la lluvia amaine, hasta que el viento deje de ulular, hasta que aparezca el sol que renueva la vida.


----------------------------------------------------------------------------------
Por lo tanto, 
echen mano de toda la armadura de Dios para que, 
cuando llegue el día malo, puedan resistir hasta el fin y permanecer firmes. 

Efesios 6:13
----------------------------------------------------------------------------------