sábado, 30 de mayo de 2015

Lectura + humor.


(Viñeta de Nik)
Soy lectora de Nik en el periódico la Nación argentina, habitualmente me hace sonreír.
Se lo agradezco.
Un gran aporte a la humanidad son aquellas personas que trabajan en el humor.
Un gran don de Dios. 
Gracias, Nik, Liniers y compañía.






jueves, 28 de mayo de 2015

Pequeñas historias del Metro (5)

( Estación de Metro decorada con mosaicos, Puente Alto)

La vida a la salida del Metro bulle como bullía -guardando las proporciones- en los alrededores del estanque de Betesda.
Gente con hambre que busca –por el olor- algo de comida al paso.
Muchachos que salen de clases, ateridos pidiendo un café “bien calientito”.
Madres con niños comprando una sopaipilla con mostaza o padres que llevan alguna golosina a sus retoños que esperan en casa.
Todo es rápido, queremos llegar al calor del hogar pronto.

Entre esos vendedores está Anita. Ofrece alfajores –pequeños dulces de galletas rellenas con manjar-, para ayudar con algún dinero a su madre y hermana pequeña.
Es emprendedora la Anita. Poderosa en carácter y temperamento. No hay frío que la detenga, protestas callejeras o garúa en ciernes. Verano, invierno, cada mañana, parece que la hubieran plantado en la vereda.
En su mano una caja primorosamente decorada exhibe su mercadería y la sonrisa ¡esa sí que es sonrisa!

Converso a veces con ella. Es un deleite su lenguaje, poco habitual en personas que se dedican a vender en la calle. Me cuenta que está terminando la carrera para ejercer de parvularia. Estudia por las noches. Pronto podrá dejar el negocio, tal vez en un año y dedicarse a la docencia, que claro, no es tan bien remunerada pero es más estable, con un contrato y buen horario. 
Me cuenta de su madre que elabora los dulces, según ella “tiene mano de monja”.
Cada vez que bajo del Metro paso a desearle bendiciones.


--------------------------------------------------------------------------------------
 Entonces llegué a la conclusión 
de que no hay nada mejor que disfrutar de la comida y la bebida, 
y encontrar satisfacción en el trabajo.
 Luego me di cuenta de que esos placeres 
provienen de la mano de Dios.

Eclesiastés 2:24 (NTV) 


------------------------------------------------------------------------------------------


martes, 26 de mayo de 2015

Pequeñas historias del Metro (4)

Apresurado vuelve del trabajo.
En casa esperan una mujer, cuatro niños, un perro chihuahua y un pequeño jardín.
-¡Papá!, gritan al unísono cada vez que aparece en la puerta ¿qué nos trajiste? Suficiente con un caramelo o unas galletas compradas a la salida de la estación donde bullen vendedores de toda clase voceando la más amplia variedad de golosinas.

Aquel atardecer la línea 1 del Metro había sido tomada por activistas y tendrían que esperar unos minutos, tal vez horas, nada se sabe. Los altavoces indican cada cierto tiempo llamando a la paciencia, que ya se arreglará la falla. Los pasajeros pierden la parsimonia habitual rompen el silencio, primero en voz baja, luego en un tono más alto, alguien escucha la radio en su celular y les trasmite las noticias. Unos muchachos han atentado contra un negocio contiguo al Metro, hay muertos. 
La incertidumbre castiga los cuerpos, la mente, los pensamientos se atropellan, los nervios empiezan a surgir en actitudes peligrosas, alguien llora, otro se tira el cabello, todos se agitan, se mueven dentro del mínimo espacio.

Cuando llega a casa –casi a medianoche- los niños se habían dormido, la esposa le sirve una sopa caliente, la televisión multiplica la noticia, el bombazo en una de las estaciones ha dejado dos muertos y ocho lesionados. Se sienta a tomar la sopa  y por primera vez en sus 29 años siente que la vida es frágil, inclina la cabeza y da gracias a Dios.

Inestabilidad social.



-------------------------------------------------------------
Somos tan solo sombras que se mueven
    y todo nuestro ajetreo diario termina en la nada.
 
Amontonamos riquezas sin saber quién las gastará.  
  Entonces, Señor, 
¿dónde pongo mi esperanza?
 Mi única esperanza está en ti.

Salmos  39:6-7 (NTV)

--------------------------------------------------------------

Fotografía del Metro Santiago-Chile, de fondo la Cordillera de los Andes.



sábado, 16 de mayo de 2015

Pequeñas historias del Metro (3)

Este era un honorable diputado que un día quiso ser como el resto de los humanos y decidió abordar el Metro de Santiago. Cuál no sería su sorpresa cuando se dio cuenta que había una gran cantidad de gente que viajaba amontonada sin emitir ni un sonido. Pegados unos a otros entraban y salían de las estaciones en movimientos metódicos y sincronizados sin jamás equivocarse.
Recordó cuando su padre -dueño del "Fundo Puelches”-, trasladaba los caballos en un camión, el chofer usaba un férreo látigo para que los animales obedecieran y los metía en el pequeño espacio del vehículo,  a la fuerza si era necesario. Los caballos relinchaban pero no había modo que se pudiera cambiar aquella situación.
El honorable diputado se propuso que cuando llegara a su oficina daría cuenta a la Cámara de las condiciones que los habitantes soportaban cada día, sus buenos propósitos quedaron truncos porque nunca más fue elegido. Al pueblo no le gusta que sus autoridades se bajen del Olimpo y pretendan ser simples mortales.

Cada nación necesita sus símbolos.


-----------------------------------------------------


Pero tú, Daniel,
mantén en secreto esta profecía;
sella el libro hasta el tiempo del fin,
cuando muchos correrán de aquí para allá
y el conocimiento aumentará.

Profeta Daniel 12:4



-----------------------------------------------------


(Fotografía del Metro de Santiago, línea 5

Pequeñas historias del Metro (2)

 
¿Cómo puedo vivir sin tu amor?
¿Cómo sigo respirando si me has abandonado? 
Regreso del cementerio y los que me rodean lo ignoran.
No saben que mientras más repleto va el Metro, más solo me siento.
¿Habrá entre todas estas personas un alma caritativa que me escuche? Cada uno va conectado a su música, su radio, su lectura, su mundo.
Todos se aprietan entre sí como buscando disminuir la soledad, pero son solo cuerpos que sudan y comparten un minuto trivial. Nadie sabe nada de nadie, solo el roce al que se han adaptado les advierte la presencia de los otros.
La soledad del que ha perdido la mujer amada.



-------------------------------------------------------------------------------------
 Es mejor ser dos que uno, 
porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. 
Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; 
pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas.

Eclesiastés 4:9-10 (NTV)

----------------------------------------------------------------------------------------


(Fotografía del Metro, Santiago, Chile)

Pequeñas historias del Metro (1).


Estaban predestinados.
Respiraban el mismo aire contaminado de Santiago.
Habían nacido con un par de días de diferencia.
A ambos les gustaba el color verde, cantar al son de un piano en cualquier templo, la Cordillera de los Andes y el Pacífico eran sus paseos favoritos.
Ella reciclaba, él pertenecía a la brigada para salvar animales.

Un día se cruzaron en el Metro, ella iba de ida a su hogar, el corría a su turno de trabajo.
Se miraron, ambos sabían que mucho les unía.
Ella miró hacia la ventana, él descendió del carro cuando las puertas se abrieron.
Nunca volvieron a encontrarse.
Líneas paralelas.



--------------------------------------------------------------------------

 En él asimismo participamos de la herencia, 
pues fuimos predestinados conforme a los planes 
del que todo lo hace según el designio de su voluntad...


Efesios 1:11


----------------------------------------------------------------------------

(Fotografía del Metro de Santiago, Chile)

jueves, 14 de mayo de 2015

Yo confío en Él.

Tengo su amor, no puedo estar triste
Él es mi castillo, mi justicia
Me regaló una nueva vida
Ahora solo vivo su alegría.

Aunque diez millares
Se levanten contra mí
Es mucho más fuerte
El que pelea por mí.

Yo confío en Él,
Me alegraré, no temeré
Él está conmigo
Y me regaló su victoria.

Mi corazón puede estar confiado
Toda mi esperanza ¡es Jesús!
Todo el temor se ha esfumado
Él lo ha borrado con su sangre.

--------------------------------------------------------------

Gracias  a nuestro hermano Saúl Mondragón.

http://saulmondragon.com/#home




martes, 12 de mayo de 2015

Doctores en vía de extinción.


 (Radiografía de una flor: Nick Veasey)


Cuando se abrió la puerta de la consulta lo vi parado detrás de su escritorio con el brazo extendido hacia mi, la mano abierta como deteniendo el aire. Con voz fuerte exclamó: “No me digas nada, con solo mirarte sé lo que tienes”.

Después de ese exabrupto me quedé paralizada (yo era muy joven e impresionable). No sabía si estaba frente a un doctor o un charlatán.
El Doctor Loco, le decían.
Atendía en forma particular, solamente $ 500.- (más o menos 1 dólar) la consulta.
Obviamente la sala de espera se repletaba desde la mañana a la noche, las personas aguardaban con santa paciencia largas horas, porque "la buena fama es mejor que  el buen perfume" se extiende ni se sospecha hasta dónde. Parecía que todo el Chile enfermo se había citado en aquel lugar.

¿Un dolor de barriga?
¿Fiebre?
¿Síntomas raros?
¿Dolores de cabeza?
No había enfermedad para la que no tuviera una receta.
Nada de  muestras de sangre.
Ni  ecotomografía.
O  examen de orina.
Simplemente su ojo inquisitivo, un aparato de rayos X donde observaba con detención y ese tono de seguridad que da la experiencia. Después de atender 50 enfermos diariamente durante varios años, conocía al ser humano al revés y al derecho.
La gente sanaba.
Algunas malas lenguas decían que muchos sanaban porque "le tienen fe". 
¿Y acaso no se necesita fe para vivir?, más aún si tienes alguna debilidad, un pila de achaques o un diagnóstico terminal.  
"La fe es  la confianza de que en verdad sucederá lo que esperamos; es lo que nos da la certeza de las cosas que no podemos ver." (Hebreos 11:1 NTV)
 
Mi abuela contaba que el médico antiguo tenía un mamotreto con el historial de todo el pueblo, atendía nacimientos, defunciones, accidentes y un cuantuay de problemas, hasta confidencias sentimentales de alguno que padecía "el mal de amor" (decían). Las personas  veneraban aquellos seres serviciales y compasivos.

Con el advenimiento de la educación superior, los inmigrantes y aparatos sofisticados, el médico de pueblo ha desaparecido.
Hoy se va a una clínica donde hay “especialidades”,  un galeno moderno no te da ni una simple receta para el resfrío si no tiene una cantidad considerable de exámenes. Queda una peor de lo que estaba -digo- por la fortuna que se gasta.
Con justa razón nos llaman “pacientes”.

He rogado a Dios que mi paso por esos lugares –si es absolutamente necesario- sea breve.




sábado, 9 de mayo de 2015

Madre.

 Nunca tocamos el tema de la ausencia, la salida del hogar, el abandono del espacio cotidiano, la cama vacía en un dormitorio que poco a poco tomó olor azumagado.

¿Qué sintió mi madre cuando volvía del trabajo y se enfrentaba a esa enorme casa oscura y deshabitada? ¿Lloraba cuando debía encender el fuego que siempre le tuve preparado?
Ninguna mesa servida esperándola.
Ninguna risa de niña haciendo los deberes escolares.
Ni siquiera la tv dando los monos animados o el chavo del 8.

Somos irreflexivos, frívolos, crueles los hijos.
Abandonamos lo conocido para experimentar dolores que las madres nos quieren evitar.
Dejamos la tibieza para soportar el frío, la desilusión, el egoísmo y la maldad de supuestos amigos.
Insensibles, eso fuimos.
La ley es que las aves vuelen del nido, los muchachos buscan su ruta, la vida es movimiento, cambio, descubrimiento, ausencia.

Hoy que mamá descansa de sus afanes pienso en ese tiempo del que jamás conversamos.
Tal vez fue tan doloroso que nunca quiso recordarlo.
Traspasada de sus sentimientos ahora me toca añorarla para siempre.


--------------------------------------------------------------

 Tú, Señor mi Dios, eres mi esperanza;
tú me has dado seguridad desde mi juventud.
Desde el vientre de mi madre me has sostenido;
¡tú me sacaste de las entrañas de mi madre,
y para ti será siempre mi alabanza!

Salmos 71:5-6

-----------------------------------------------------------------



jueves, 7 de mayo de 2015

Tiempo de castañas.


Lo espectacular del otoño no es solo las imágenes de hojas rojizas que hacen giros en el aire, la brisa del atardecer, el sol tibio entre los árboles, la melodía de las aves novatas o el diseño que hace el viento en la vereda con los restos que tiran los transeúntes.
El otoño es eso y mucho más.
Siempre visual.
Siempre sorprendente aunque juega con los mismos colores.

El otono guardado en fotografías, álbumes de papel o digitales que nos hablan de tiempos felices.
Recogíamos castañas para asarlas debajo de la ceniza, luego la familia se juntaba todos cucharilla en la mano, los niños del barrio sentados a la orilla del brasero buscando las más tostadas.
Risas mientras la suavidad del alimento se extendía en el paladar, puro y placentero sabor, sin los aditivos modernos que aprendimos después de mayores.

Minutos que el tiempo detiene como si estuviéramos jugando al “un, dos, tres momia es”. 
¡Ah!, y las castañas en todo su esplendor, calor de hogar, recompensa cálida y generosa después de un día de labores.

¿Hay algo más amigable que volver a casa y alguien esté esperando con un plato tibio de castañas cocidas o asadas?


-----------------------------------------------------------

Él provee alimento a todo ser viviente.
Su fiel amor perdura para siempre.

Den gracias al Dios del cielo.
Su fiel amor perdura para siempre.


Salmos 136:25-26 (NTV)



------------------------------------------------------------


miércoles, 6 de mayo de 2015

Flores de papel (receta para el estrés).


Una de las terapias más fantásticas, económicas y divertidas cuando estás estresada (o) es hacer flores de papel. De cartulina, revistas, periódicos, crepé o papel de seda, todo vale. 

Mi amiga Rox anda por el suelo con eso de su marido sin trabajo y que al hombre  le ha dado por irse de copas, cuando la invito a trabajar en mi mesa replica, "es que no se me da eso de las manualidades, soy torpe en la motricidad fina".
Y ¿quién nació sabiendo todo?
¿No es la vida un aprendizaje continuo ?

Algunas personas prefieren invertir sus billetes ( a veces no son pocos)  en el sicólogo, cada uno sabrá  dónde coloca su dinero, digamos. Para serles honesta, prefiero sentarme un rato a doblar papeles con la parsimonia requerida,  buena música en la radio (u en otro adminículo), un té chai tibio, y adiós depre, si te he visto ni me acuerdo.

Y para que no dudemos de los beneficios, aquí van unas páginas  que  avalan los beneficios de las manualidades y otras de tutoriales DIY,  porsiaca quieres seguir practicando.
Lo que es yo, cero estrés.

 ------------------------------------------------------------------------------------------------

"... a procurar vivir en paz con todos, 
a ocuparse de sus propias responsabilidades 
y a trabajar con sus propias manos. 
Así les he mandado,  
 para que por su modo de vivir se ganen el respeto de los que no son creyentes, 
y no tengan que depender de nadie. "

(1 Tesalonicenses 4:11-12)


------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://isabelperezlopez.es/psicologo-xativa-beneficios-psicologicos-de-las-manualidades/
http://www-en-rhed-ando.blogspot.com/2013/01/manualidades-que-curan-terapia-y.html#.VUUybfD8NCQ


Tutoriales entretenidos y creativos:

http://decorareciclaimagina.blogspot.com/p/tutoriales_19.html






viernes, 1 de mayo de 2015

Oración en mayo.

Recibo una invitación para orar por el Sudeste Asiático durante mayo.
Me apunto con agrado, una de las tareas más satisfactorias donde podemos invertir el tiempo es rogar por las personas (he dejado en "stand by"  el paseo de la tarde), vale la pena hacer algunos cambios y romper la rutina.
Amigas de milicia, les  acompaño en el viaje.


Por todos:  
"En primer lugar, te ruego que ores por todos los seres humanos. Pídele a Dios que los ayude; intercede en su favor, y da gracias por ellos." 1 Timoteo 2:1 (NTV)

En todo tiempo: 
"Oren en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu" Efesios 6:18

En cualquier lugar:    
"Quiero, pues, que se ore en todo lugar" (1 Timoteo 2:8)