miércoles, 29 de junio de 2016

Etiquetas en los alimentos.

Sí, ya lo sé, ya lo sé, el Estado tiene las mejores intenciones, qué duda cabe.
Un país de  obesos ,  Chile,  campeón de Sudamérica, antes que la mentada Copa de triunfo de esta semana.

De pronto no sabemos qué llevarnos a la boca sin sentir remordimientos.
¡Todo aterra!
Los pescados, contaminados (la marea roja, la salmonella…)
Las frutas, mucho pesticida, que no te las comas con cáscara.
Las verduras, esa  famosa escherichia coli que, semejante a un caballo del Apocalipsis, no deja títere con cabeza.
Las bebidas, altas en azúcar, demasiado carbonatadas, pobres riñones.
Las galletas, muchas calorías, nada qué decir del pan, prohibido,prohibido,prohibido.
El té,  inhibe la acción del calcio.
El café, que te patea el hígado.
El chocolate -debilidad de mi amigo H.- pésimo para su colesterol.
Olvídate de las tortas, los pastelillos y esas exquisiteces.
Las carnes con hormonas, ni un asado podremos comer sin contrición.
Y ¿la sal?, pregunto con cara de inocente, “le sube la presión, dama”, me mira la nutricionista con cara de haber peleado con el marido esta mañana.  
Ahora, para rematar el baile, el etiquetado nuevo, al rombo negro le falta solo la calavera.
Algunos envases tienen más etiquetas que tatuajes de futbolista.

Uno de estos días colgaremos etiquetas en el aire…porque de contaminado, caray, ese  sí que lo está.
Habrá que tomar pura agüita… (y eso)
¡¡¡ Ay!!!



---------------------------------------------------------

"... los que vivimos en la luz,  
como hijos del día, seamos sobrios, 
protegidos por la armadura de la fe y el amor...


  1 Tesalonicenses 5:8


---------------------------------------------------------

lunes, 27 de junio de 2016

Brexit, para entender un poco a los ingleses.


"Exodo" 
"Mejor solos que mal acompañados"
"Soldado que arranca sirve para otra batalla"
“Dime con quién andas y te diré quién eres"
Cameron, digo, "camarón que se duerme se lo lleva el brexit"
"El que no se arriesga no cruza el río"
"Te vas porque yo quiero que te vayas..."
"El primer paso para salir de un hoyo, es dejar de cavar."
"La más larga caminata comienza con el primer paso."
"El que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen"
"Se jugaron el todo por el todo".
"No le busquemos el cuesco a la breva".

*




----------------------------------------------------------


Que se diga entre las naciones:
    «¡El Señor es rey!»

Salmos 96:10

----------------------------------------------------------








(viñeta de:  luca-mendieta.blogspot.cl )

jueves, 23 de junio de 2016

Viaje en Metro, Santiago.

El Metro de Santiago es un mundo circular, pleno de imágenes, historias, vidas que guardan secretos y estilos.  
A la vez, cada persona es un mundo. 

Somos ese momento breve, divertido, un poco solitario.


 

------------------------------------------------------


 "No te pido que los saques del mundo, 
sino que los protejas del mal. "


La oración de Jesús, evangelio de Juan 17

------------------------------------------------------


(la viñeta gracias a : lanación.ar.com.)
 

martes, 21 de junio de 2016

Tolerancia de ida y vuelta.

Se pide que tengamos tolerancia con aquellos que piensan diferente.
Diferente ¿a quién?
¿A mí?
¿A ti?

Me pregunto ¿ he sido grosera con los que no piensan como yo?,  digamos, con aquellos que no son cristianos. Con alguien que no es creyente en Jesucristo, si ha leído la Biblia y no la entiende, si pone en tela de juicio la fe evangélica, pues fíjate que no. Cada persona cree lo que puede creer, a cada uno el sol le alumbra a diferente hora, "el viento sopla de donde quiere", es el Espíritu que alumbra la verdad.

No he cuestionado la inclinación sexual de nadie, cada uno maneja su intimidad como sea la ideología, educación o su fe se lo permita.
Nunca he hablado mal de los ladrones, considerando que he sido varias veces robada y timada con algún cuento, asumo mi cuota de tontería por creerles sin cuestionar.
Mi madre me enseñó a respetar las personas en la condición que fuera su vida “nadie sabe –me decía- porqué está en esa situación”.
Hago oración por mi Presidenta a pesar que difiero de muchas leyes que ha propuesto, en especial los temas valóricos (o morales),  fundamentales para la paz y la sana convivencia.
No lo hago por “buena onda” sino porque Dios ordena que ore por todas las autoridades. Lo hice por el anterior y el anterior, ¿cómo podría un ser humano gobernar en justicia toda una nación si no fuera con la gracia de Dios?
Si alguna vez he discriminado –Dios me lo perdone- no ha sido “a priori” o deliberadamente.
Quiero seguir el principio de Jesús que no se enfrentó a los romanos ni enjuició a prostitutas o delincuentes, más bien compartió el pan “con los pecadores” (¿no somos eso todos nosotros?), sin remilgos, aun en su condición de impecabilidad.

 Después de esta larga introducción y apelando a la ley de tolerancia que se pretende imponer en el presente siglo, quiero escribir de lo que creo, sostengo y trato de vivir con la ayuda de Dios.
Casi nunca lo logro, es verdad, soy una penitente constante.
No creo que mi condición sea de perfección, sin embargo apelo a la gracia de Dios cada día, a su amor, paciencia y perdón.
Como ya se habrá notado, creo en Dios.

Dios Creador, personal, inmutable, eterno y dador de la vida.
Dios digno de ser respetado, cantado y elogiado.
Dios que ama, exculpa y redime   cualquier condición humana.

He visto vidas al borde del suicidio, familias destruidas y hogares al límite de la angustia, allí el Espíritu de Dios ha realizado un milagro, reconocido, comprobable e incuestionable creando ambientes de armonía, afecto y reconciliación.
Dios que sana.
Don Héctor cayó en coma esta semana.
Los médicos llamaron a la esposa, los hijos, amigos y clérigos para los últimos detalles de una muerte anunciada. Todos se pusieron de acuerdo en orar y rogar por sanidad. Le vimos hace dos días conversando sentado en la cama del Hospital, hasta los médicos lo miran, se rascan la cabeza y exigen una explicación. Si alguien no es creyente en Dios podrá aducir un diagnóstico errado o cualquier otro argumento.
Nosotros nos remitimos al poder de Jesucristo, sanador ayer y hoy.
Dios de justicia.
A veces me desespera la condición desigual del mundo.
Al estado imparable de decadencia en el que nos sumimos, la gran desigualdad económica, los sufrientes que cada día soportan un sistema humillante mirado solo desde la locomoción colectiva, artificio incorregible si no hay voluntad de mejorarlo. 
Dios hará justicia a todos los que han sufrido o sufren, aquí y dónde sea.
Alguna vez escribí sobre la proporción. 
La justicia de Dios se hace manifiesta y se hará a pesar de toda oposición, las leyes de proporción se cumplirán.
Y oro a Dios, claro que sí. Mi esperanza está puesta en su poder, su misericordia y compasión, porque ya es sabido desde la antiguedad que poner nuestra esperanza en cualquier persona es una banalidad. 
 
La tolerancia ¿no debería ondear -como nuestra bandera en la Alameda- también para nosotros como creyentes en Cristo?
Si se me pide que tolere ¿no sería de justicia que también toleren nuestra fe como algo válido socialmente?
¿No debería alguien  eximirme de ofensas y burlas en lugar de reírse en mi cara?
¿Es demasiado pedir del ser humano?


---------------------------------------------------------------------


Dichosos los perseguidos por hacer lo que es justo,
porque de ellos es el reino de los cielos.

Mateo 5: 10


-------------------------------------------------------------------------



(Finales de otoño, paseando con lluvia en Alameda, Santiago, Chile.)

miércoles, 15 de junio de 2016

Hijos fuera del matrimonio.


Caso uno: 
Ignorante de todos los métodos anticonceptivos –no se había desarrollado la planificación familiar- engendró de su primera relación de amor, esperaba que prosperara. Cuando le comunicó sus tres meses de gestación, el hombre tomó el camino de ida lo más lejos posible. ¿Susto? ¿Temor?, no se supo nada de él jamás. Aguantó el estigma de madre soltera, la reprimenda de mi abuela y la carga de trabajar para alimentarnos. Juanita se encargaba de la casa, mamá salía al trabajo, a pesar de las carencias, mi infancia fue feliz. Tal vez un padre hubiera completado el círculo, nunca lo sabré.

Caso dos: 
-Vas a trabajar solo para pagar- dice la madre.
-Ya, no moleste- contesta el muchacho.
-¿Cómo vas a alimentar otro hijo?- responde ella.
- Es cosa mía ¿no?
Veinticuatro años, tres hijos en tres diferentes madres, una cuarta en prospecto. Tres pensiones alimenticias que se llevan un considerable porcentaje de su sueldo. La madre no avizora un futuro económico en la vida de su hijo, más aún, con las nuevas leyes de filiación, tal vez termine cancelando ella con su mediocre salario.

Caso tres: 
-Vecina- le dije, - lleve a la niña al Consultorio para que le coloquen un tratamiento anticonceptivo.
 -¿Cómo se le ocurre?-, respondió ella, eso sería darle una autorización para que se acostumbre al sexo libre (ya lo había practicado, una bebé en casa, padre desconocido).
Hoy la muchacha –bastante mayor- cría ¡cinco! (no exagero ni miento) niños de diferentes padres.

*
Según las últimas noticias, los chilenos nos destacamos en la concepción “libre” (ese es un eufemismo), o sea, sin boda-matrimonio-papeleo-bendición eclesiástica-fiesta-ni compromiso del padre, a veces también de la madre.
La noticia se puede leer aquí:
http://www.publimetro.cl/nota/cronica/ocde-chile-lidera-lista-de-paises-con-hijos-nacidos-fuera-

http://www.latercera.com/noticia/nacional/ 



---------------------------------------------------------------------------- 

 Es el Dios que hace habitar en familia a los solitarios 
y saca a los cautivos a prosperidad; Salmos 68:6

 --------------------------------------------------------------------------------- 




lunes, 13 de junio de 2016

Visiones del apocalipsis.

Mi abuela Juanita fue una mujer excepcional, fuera de serie, una vida de esas que podemos recordar sin rubores, digna del género humano.

Mi abuela Juanita vio visiones del apocalipsis cuando la gente ni pensaba en el cambio climático, la capa de ozono, el desastre ecológico y todos esos temas que desvelan a las mentes lúcidas. Vio destellos brillantes de un mundo azotado por la naturaleza, un árbol mecido que esparcía cenizas y dejaba la tierra imposible de sembrar, tal como ha sucedido con la erupción de nuestros volcanes.

Mi abuela Juanita soportó el estigma de “trastornada”, “fanática” y “excéntrica”. A mediados del siglo pasado sus mensajes alertaron a los habitantes del Sur, pero muy pocos tomaron en serio sus palabras. Tan linda –decían- , y tan loca. Los tiempos presentes confirman sus visiones.

Mi abuela Juanita fue cristiana devota hasta su muerte, ocurrida exactamente como se lo solicitó al Padre Dios, quería estar solo 10 días en cama -para ordenar papeles-  antes de morir. Quería estar  rodeada de sus hijos. Así sucedió, al día décimo se recostó sobre su almohada de plumas "ahora -dijo- me vendrán a buscar" y se quedó quieta esperando.

Mi abuela Juanita vio los ángeles que venían a buscarla el día de su viaje interestelar, llevada a la otra dimensión con una sonrisa y una canción de alabanza a Dios en sus labios.  “A los ojos del Señor es muy valiosa la muerte de quienes lo aman.”, escribió el salmista.  (Salmos 116)

Mi abuela Juanita no sabe (o tal vez lo sabe) que yo he solicitado lo mismo, ver la realidad del mundo invisible, estar saludable hasta la hora de partir, dejar una herencia de fe y devoción a las generaciones futuras.




(Fotografía de la erupción del Volcán Puyehue, Chile) 
(Escribo este post para  Tammy, con todo mi cariño, esperando verte pronto)

jueves, 9 de junio de 2016

La bienvenida.

Dejé todas mis penas a la entrada de la puerta
Ingresé con sonrisas
Y saludos por mayor

El perro no gruñó, ni ladró siquiera
Las gatas apenas levantaron sus pestañas
Me diste abrazos de bienvenida y una tibia taza de café

¿Qué más podría querer de la vida si no este calor de hogar
Después de un día en la entumecida calle?





---------------------------------------------------------------------------

Mejor comer  pan seco donde reina la paz, 
que vivir en una casa llena de banquetes donde hay peleas.

Proverbios  17:1


-----------------------------------------------------------------------------

domingo, 5 de junio de 2016

"Incerteza jurídica".

Uno de nuestros próceres -ex ministro de Hacienda- se ha radicado fuera del país no sin antes dejar a todos “marcando ocupado”. Antes de partir ha dado una extensa entrevista donde explica su decisión.

Ha sacado roncha en ciertos círculos dedicados a la alta política.
Como reza el dicho “ojos que no ven, corazón que no siente”, la controversia no se dejó esperar.
Juzgado, denostado, alabado o apoyado de manera irrestricta, a nadie ha dejado indiferente.
Porque si te refieres a que no existe en el país certeza jurídica –para ser exacta la frase es “me voy por la incerteza jurídica que hay en el país”-,  todo mundo se va a sentir con derecho a opinar, hasta ignorantes en el tema, como yo.

Me da lo mismo donde el personaje se vaya.
Es más, no me incumbe en absoluto que se quede, viaje una vez al año a Chile o definitivamente se radique en la Conchinchina. Es su opción y nadie puede arrogarse la competencia para juzgar otra vida, ni por muy pública que la haya hecho (modestamente, es lo que creo).
Respetar las decisiones personales ¿ no es un derecho humano sin discriminar religión, color o tendencia política?

Lo que me llama la atención  –como siempre-  son las palabras.
Palabras que definen situaciones,  vocablos que dan vida a una sociedad,  expresiones, públicas o privadas usadas hasta el maniqueísmo.
Términos como certeza-incerteza jurídica.
He vivido en un orden democrático,  no pienso que ese estado pudiera ser alterado sustancialmente, por lo menos en un plazo breve. Se habla de derechos humanos, derechos del niño, derecho de los consumidores y una no admite miedo en el ánimo, a pesar de los peligros endémicos de una gran ciudad.

Salgo de compras, viajo en Metro, en Transantiago, a pie por mi barrio, el orden en el que he sido criada me da seguridad, y claro, los cristianos tenemos un plus, la confianza que Dios guardará nuestra salida y nuestro regreso.
¿Por qué, una persona abandona la tierra donde ha vivido desde joven?
¿Es por temor a que el orden conocido se transforme en uno inmanejable?
¿Qué amenazas (reales o aparentes)  lo llevan más allá de las fronteras?
¿Sabe algo que muchos no sabemos?
¿Está en peligro nuestro ordenamiento jurídico?

Muchas preguntas...
Pocas respuestas.



-------------------------------------------------------------------------------

 "Porque Dios no considera justos a los que oyen la ley 
sino a los que la cumplen. 
De hecho, cuando los gentiles, que no tienen la ley, 
cumplen por naturaleza lo que la ley exige, 
ellos son ley para sí mismos, aunque no tengan la ley.  
Éstos muestran que llevan escrito en el corazón lo que la ley exige, 
como lo atestigua su conciencia, 
pues sus propios pensamientos algunas veces los acusan 
y otras veces los excusan.
 Así sucederá el día en que, por medio de Jesucristo, 
Dios juzgará los secretos de toda persona..."


Apóstol Pablo en carta a los Romanos 2:13-16 

------------------------------------------------------------------------------




miércoles, 1 de junio de 2016

Danakil, preguntas que inquietan y desvelan.

¡Vaya!, y yo estaba tan orgullosa de nuestro desierto de Atacama.
Se dice que es el más grande, el más solo, el más seco y donde las estrellas brillan mejor que en ninguna parte del mundo.
Como la reina aquella, estaba equivocada.
Hay un desierto más bello, más solo y más espantoso, donde las estrellas suspiran al ver la terrible belleza y donde cualquier persona puede visitarlo si tiene coraje, buen estado físico y el don de la aventura, de otra manera huirá atemorizado o quizás salga ... muerto.
Danakil.
Hasta el nombre es magnífico.

¿Por qué pienso en un lugar que jamás conoceré?
¿Por qué miro y vuelvo a mirar las fotografías que abundan en internet?
¿Por qué me obsesiona la imagen de los niños cargando tablas de sal, un trabajo excesivo para cualquier niño que debería estar jugando en la escuela?
“La National Geographic lo definió como el «lugar más cruel de la Tierra» ("Cruelest Place on Earth")”.
No es la belleza, es la pobreza, la vida extrema que deben soportar los seres humanos debajo del cielo.

Duele.  (En realidad duelen tantas cosas).
¿Vivirán contentos los afar en esas condiciones?
¿Se habrán acomodado al momento y circunstancias de la  vida que les ha tocado?
¿Será verdad que a todo se acostumbra el hombre?
¿Será suficiente elevar una oración y luego seguir la vida corriente?
¿Habrá para ellos el agua necesaria este año?
¿Se puede hacer algo?
¿Qué?



---------------------------------------------------------------------------------------
Dios y Señor nuestro, ruego por los afar confiando en Tu Palabra:

Convierte el desierto en estanques de agua 
y la tierra seca en manantiales. 
Allí establece a los hambrientos 
y fundan una ciudad en que habitar. 
Siembran campos, plantan viñas y logran abundante fruto. 
Los bendice, y se multiplican en gran manera; 
y no deja que disminuya su ganado. 

Salmos 107:35-38


---------------------------------------------------------------------------------------------