lunes, 31 de diciembre de 2012

Maravillada estoy.

Para despedir el año, te regalo una canción.

Maravillado estoy de Ti, 
Maravillado estoy de Ti, 
Santo Dios, de quien la gloria es, 
maravillado estoy, maravillado estoy… 


video

viernes, 28 de diciembre de 2012

Compartir.

El último miércoles de cada año realizamos nuestro día especial de Acción de Gracias. Cada persona se levanta en medio del auditorio y cuenta cómo Dios le ha sacado de algún problema durante este año, o cómo les ha prosperado o cómo…todos exteriorizan algo de lo bueno que han recibido.
A veces nos retiramos tarde, bien vale el tiempo invertido en oír historias reales, algunas espectaculares, otras divertidas o dramáticas.
Nos alegramos juntos.
Es toda una fiesta.
Las mujeres preparan su mejor receta y traen ofrendas, pan amasado, dulces, frutas recién cortadas de su huerto, los hombres alguna bebida o jugos y compartimos hasta entrada la noche.
Los niños juegan alrededor, los adultos conversan, las chicas ríen, todos regalan un momento de su vida al que vive solo o a la que no tiene hijos.
Eso nos da un sentido de Comunidad, nos acerca y nos enriquece.

..................................................

...Y SED AGRADECIDOS

Colosenses 3:15

................................................




miércoles, 26 de diciembre de 2012

Rencores.


La madre está postrada, resignada a su enfermedad y encierro. Voy a visitarla en un acto de hermandad por las fiestas. Como ella no podrá asistir a los servicios de nuestra Comunidad le llevo un saludo y una bendición de los hermanos.
Mientras conversamos ingresa su hija que ha venido a visitarla, ambas sonríen felices. Pasa el tiempo y de pronto algo sucede en el ambiente, un imperceptible sentimiento de incomodidad me atraviesa. La hija me susurra, “no puedo perdonarla”. Es un instante extraño, me siento rara con esa confidencia sin saber de qué está hablando. “A mi madre –dice- no logro perdonarla”.
Tenemos un momento de oración, luego me despido. La joven me acompaña a la puerta,  conversamos del rencor que corroe sus huesos. Su ira contra una infancia maltratada, sus recuerdos insanos, las sombras que no logra disipar.
¿Qué hay en el corazón tan poderoso que no se puede perdonar ni a la propia madre?


  ……………………………………………………
Entonces se le acercó Pedro y le dijo:
Señor, si mi hermano peca contra mí,
¿cuántas veces debo perdonarlo?
¿Hasta siete veces?

Mateo 18:21
………………………………………………………



(La fotografía, obra de Thomas Kinkade)


lunes, 24 de diciembre de 2012

Principio y fin.


Inicio.
Introducción.
Comienzo
Nacimiento                            

…y allí tuvo a su hijo primogénito;
y lo envolvió en pañales,
 y lo acostó en un pesebre,
porque no había lugar para ellos en ese albergue.

 (Lucas 2:7)


Conclusión. 
Consumación 
Término
 Muerte 


así que fue a ver a Pilato
 y le pidió el cuerpo de Jesús.  
Después de bajarlo de la cruz,
envolvió el cuerpo en una sábana
y lo puso en un sepulcro abierto en una peña,
en donde aún no se había sepultado a nadie.

 (Lucas 23:52-53)




viernes, 21 de diciembre de 2012

Regalar en Navidad.


Caminé entre la multitud pero no llamé a nadie por su nombre.

Solo caminé muda entre ellos.
Las grandes multitudes de la ciudad se dedican a mirar el oropel, las formas, los colores, la multitud de ofertas, rebuscan en sus billeteras, carteras, bolsos, la última moneda para llevar “EL regalo” que hará sonreír al hijo, al nieto, a la amiga, al hermano.
Por esa sonrisa dejan todo su dinero en manos ajenas.
Por esa sonrisa se endeudan hasta el día del juicio final (por decirlo de alguna manera).

Por esa sonrisa su piel se arruga, sus piernas se debilitan, sus ojos se nublan, su espalda se dobla, cansados.
Cuando oye los gritos de júbilo del beneficiado su vida se siente justificada, su trabajo compensado, la alegría del otro renueva sus fuerzas. Todo sacrificio se olvida.

Porque dar nos acerca un poco  a Dios que dio a su Hijo  según el puro afecto de su voluntad”.







lunes, 17 de diciembre de 2012

Las canciones de Navidad.


No obstante  lo pobres que éramos mamá se esforzó para pagar mis clases de piano, compró una guitarra usada y me motivó a tocar en el coro de la iglesia –pequeña iglesia de provincia-. Del piano a la guitarra y con el tiempo a un banjo de madera de avellana.
No hubo lujos en aquellas navidades.
Ni regalos costosos.
Ni copiosas cenas después del culto.
Ni árbol verde.
Sí mucha música.
Cantamos villancicos,  la protagonista no paraba de llorar en plena obra de teatro, algunos disimulaban la emoción, luego recorrimos el largo camino a casa, había melodías por todas partes, también en nuestro corazón.
Todavía resuenan en el espacio  las canciones, cuando las repetimos un manto envolvente de calor y gozo se mezcla de tal  manera que no sé distinguir si son aquellas o éstas, las voces se combinan, las risas, los abrazos…todo es un caleidoscopio de colores y luces.
Este domingo volví a cantar, unas nuevas, otras remasterizadas. Voces modernas, jóvenes, vitales, la misma sensación, el mismo esplendor.


----------------------------------------------------------------------
Canten al Señor una nueva canción!
¡Qué toda la tierra cante al Señor!
 Canten al Señor, alaben su nombre;
cada día anuncien las buenas noticias de que él salva.
 Anuncien sus gloriosas obras entre las naciones;
cuéntenles a todos las cosas asombrosas que él hace.
 ¡Grande es el Señor! ¡Es el más digno de alabanza!
  ... el Señor hizo los cielos!
 Honor y majestad lo rodean;

Salmos 96:1-6 (NTV)

----------------------------------------------------------------------




domingo, 9 de diciembre de 2012

¿Qué espero esta Navidad?


Recuerdo un amigo que nos estropeó la Navidad ese año, (2001 o 2002).
Que el Viejo Pascuero era de origen pagano, que el árbol era una cuestión de los escandinavos y que el 25 de diciembre no era ni por “siaca” la fecha del nacimiento de Jesús. Que era la fecha de algo así como “fiestas saturnales” y que en un pasado remoto habían cristianizado todas aquellas celebraciones y los regalos eran…
¡Vaya!
Frontal y celoso de la ortodoxia. Si él no celebraba nada, nosotros tampoco deberíamos.
Es extraño (y peligroso) el poder que tienen algunos humanos sobre otros.
Aunque yo no estaba de acuerdo, soporté sin chistar su perorata. Tal vez porque tampoco tenía convicciones muy firmes respecto de la Navidad y ese sentido medio pagano en que ha derivado con el tiempo, un discurso ajeno a Jesucristo, regalos por compromiso social, mucho cachureo chino, cosas innecesarias que van llenando los espacios de nuestras casas hasta transformarlos en  madrigueras de cachivaches. Porque, dime si no se te origina un sentimiento de culpa desprenderte de un regalo navideño, algunos innecesarios en su totalidad.
¿Cómo quiero la Navidad aunque en estricto rigor no sea la fecha “exacta” del nacimiento de Cristo?
"Y esto pido en oración", una fiesta pacífica, alegre, solidaria, con alguna cena frugal, (con árbol y todo eso) regalos para los niños, en lo posible a mis vecinos (un Hogar de huérfanos), tarjetitas de saludo escritas con letra manuscrita, una ofrenda para mi amiga de milicia en el sudeste asiático, unas canciones del corazón, agradecimiento que Jesús haya venido,  nos haya mirado… ¿Pido demasiado?

Aún creo en un Dios que responde las oraciones y los ruegos.


-----------------------------------------------------------------
Pero cuando se cumplió el tiempo señalado,
Dios envió a su Hijo,
que nació de una mujer y sujeto a la ley,
para que redimiera a los que estaban sujetos a la ley,
a fin de que recibiéramos la adopción de hijos.

Gálatas 4:4-5

------------------------------------------------------------------




sábado, 8 de diciembre de 2012

Diciembre.

Extraño este mes, mezcla de devoción, paganismo, misticismo, consumismo, agnosticismo  y cualquier otro ismo, eventos de toda clase, música antigua, prisa,  conciertos rock, pop, olores a pollo asado… pareciera que no hay otro mes en el año para experimentar los excesos.

Días de calor extremo, tardes frías. Llovizna.

Y sin embargo la paz se instala, de alguna manera Dios se las arregla para resplandecer entre tanta parafernalia de colores y formas.

Por todas partes rosas de perfume exuberante. Hasta el jardín más sencillo exhibe sus rosas con orgullo.

Los hibiscos,  majestuosos.

Palomas, gorriones, tórtolas, zorzales, una amplia gama de pájaros cantan separados o al unísono a cualquier hora del día, y sin director de orquesta.

Los atardeceres (para los que pueden mirarlos) dejan descabalado a cualquiera. Grandiosos, variados, cada uno diferente. 


(Fotografía de F. S. ) 

viernes, 7 de diciembre de 2012

Misterios.



 ...................................................................................................
No hay duda,
es muy profunda la verdad del misterio 
que se nos ha revelado hasta ahora:
Cristo vino al mundo como ser humano.
El Espíritu lo declaró inocente.
Los ángeles lo vieron.

Su mensaje se anunció entre las naciones,
y mucha gente en el mundo ha creído en Él.

Fue llevado al cielo
y Dios lo colmó de honores, 
mayores que los de antes.


1 Timoteo 3: 16 (Paráfrasis)

..................................................................................................



(Fotografía de la tierra, Nasa-Reuters)






jueves, 6 de diciembre de 2012

Año Cero.

 
Como los condenados a muerte  vivió los últimos días archivando las imágenes del hábitat que lo cobijaba.
Tendría que abandonar el lugar santo.
Dejar la música del cielo.
El aire limpio, la belleza, la gloria, la pureza, todo eso le estaría privado desde el día cero.
El mundo preparaba un sistema articulado con maestría, las estrellas en plena conjunción, el país, las frutas que comería, el agua, la diversidad de rostros, los amigos, las finanzas, el árbol que daría su madera, las leyes…
Los ángeles músicos habían ensayado las canciones de bienvenida hasta ponerse morados.
María estaba en edad de concebir, José dispuesto a pedirla en matrimonio.
Huestes de ángeles guerreros se movían en los aires.
Momento perfecto.


………………………………………………………..

Aunque era Dios,
no consideró que el ser igual a Dios
fuera algo a lo cual aferrarse.
En cambio, renunció a sus privilegios divinos;
adoptó la humilde posición de un esclavo
y nació como un ser humano.
 

Filipenses 2:6-8
………………………………………………………….




miércoles, 5 de diciembre de 2012

Regalos inesperados.

Todos esperan regalos.
Esperamos.
Especialmente en este mes que la adrenalina se dispara y andamos viendo cintas de colores rojo-verde y todo se transforma en un ambiente enrarecido de ambición, intercambio y fantasías inconclusas.
alguien toca la puerta y me alarga una bolsa transparente, “te lo envía Xim”, me dice con formalidad.
Me quedo un poco confusa, los regalos inesperados me provocan  desconcierto, no sé dónde poner las manos, me dan ganas de llorar, debo ser formal, nada de demostraciones grandilocuentes, aunque quiero saltar y bailar.
El único problema que tengo Xim, me apena comer unas galletas tan minuciosamente decoradas.

…………….................................................
Entraron en la casa
y vieron al niño con su madre, María,
y se inclinaron y lo adoraron.
Luego abrieron sus cofres de tesoro
y le dieron regalos de
oro,
incienso
y mirra.


Evangelio de Mateo 2:11

…………….................................................


(La foto es de mi autoría, por cierto, aprendiendo)


martes, 4 de diciembre de 2012

Antepasados.

Dónde se nace es importante.
Más que el lugar es quién engendra, de dónde viene  nuestra herencia.
¿Por qué Dios eligió la familia de José y María?
¿Por qué eligió a mi madre -también de nombre María-, para que me criara?
¿Tenía Jesús el color de los ojos de su padre o los ademanes de la madre?

Mamá era ambiciosa.
Yo no lo soy.
Mamá era persistente.
Yo también.

Somos lo que otros fueron.
Sacarle provecho a la herencia, he ahí el enigma.



---------------------------------------------------------------------
Muy bien, el Señor mismo les dará la señal.
¡Miren!
¡La virgen concebirá un niño!
Dará a luz un hijo
y lo llamarán Emanuel
(que significa “Dios está con nosotros”).

Isaías 7:14 (NTV)

--------------------------------------------------------------------

 



lunes, 3 de diciembre de 2012

Cantar, cantar, cantar.

Una de las tantas alegrías de este mes es cantar. 
Canciones navideñas, obvio. 
Independiente de las que ensayamos en clases de canto, todos tenemos algunas favoritas. 
video
Quisiera haber sido un ángel
Para poder anunciar la historia
De tu nacimiento la noche
De Navidad...

Quisiera haber sido estrella
y con mi luz alumbrar
aquel pequeño lugar
donde habrías de descansar

Mas no soy nada especial
No tengo mucho que podría dar
Solo tengo este corazón
que hoy te vengo a entregar
Mas no soy nada especial
no tengo mucho que podría dar
solo tengo este corazón... que hoy,
te vengo a entregar.

Quisiera haber sido un mago
para poderte traer mi mejor regalo
y ponerlo delante
de tu pies.

Y quisiera haber sido el dueño
del mejor mesón, de toda la región
y darte mi mejor habitación

                                        
 

domingo, 2 de diciembre de 2012

Dónde se nace




 Tú, Belén Efrata,
eres pequeña para estar entre las familias de Judá;
pero de ti me saldrá el que será Señor en Israel.
Sus orígenes se remontan al principio mismo,
a los días de la eternidad.

Miqueas 5:2 (RVC)
---------------------------------------------------------------------------

Pareciera que nacer es un acto tan común que ha perdido la maravilla de lo que significa.
Nacer en cierto lugar, con cierto color de piel, un idioma que aprender, caminar calles una y mil veces, respirar el aire fresco de la playa o uno contaminado en la urbe, una familia amorosa, una disfuncional, hija de madre soltera, hijo de padres separados, una nación en guerra, una tierra de paz, una dictadura, una democracia, tantas realidades que a menudo no elegimos.

La vida eterna contenida en un cuerpo frágil, precario, expuesto.
¿No es esto asombroso?
Pasmoso, abismante, perturbador.
Aunque haya sucedido 7 mil millones de veces, nada se compara al acto de procrear, casi semejantes a Dios, con una fábrica incorporada.
Así nació el Mesías, Príncipe de paz, mi Señor.




(fotografía de Belén actual tomada de aquí: 
http://yopersonatupersona.blogspot.com )