miércoles, 30 de septiembre de 2015

Primavera en un rincón de Santiago.

 
Sentada en el patio observo mi pata bañarse en la pequeña pileta.
Una paloma quiere imitarla pero no se atreve.
Una tórtola pica en el prado.
Alrededor del naranjo baila un picaflor.

Nada turba la paz de la tarde.
Nada excepto el peregrino pensamiento “algún día no estaré y este patio seguirá igual”.
Recuerdo las líneas de un poema que alguna vez leí: “Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando; /y se quedará mi huerto, con su verde árbol, /y con su pozo blanco.” (*)

Aun así, tengo el presente, disfruto la bendición de esta tarde, ¿para qué preocuparse demasiado por el futuro irreversible?



------------------------------------------------------------------------------ 
Así que, 
no se preocupen por el día de mañana, 
porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. 


(Mateo 6:34)

 ------------------------------------------------------------------------------


(*) Juan Ramón Jiménez

lunes, 28 de septiembre de 2015

Etiquetas.

En un país tan politizado como el nuestro, no pertenecer a la derecha o a la izquierda es raro, al límite de lo sospechoso.
Más aún, si no eres de la Roja, la U o el Colo-Colo, peor.
Somos suspicaces al momento de calificar a la persona que no tiene etiqueta (o no la muestra), nos provoca temor. Pertenecer a algo es lo correcto, lo usual, lo conveniente para nuestra sanidad mental.

Sucede que la política no es mi tema (menos el fútbol), como para otros no lo es la religión o la astronomía y nadie se espanta, no le miramos raro ni nos parece misterioso.

Sí, claro está, tengo mi chapa.
 Evangélica Pentecostal, sí, de esas que leen la Biblia, tocan guitarra y dicen !Gloria a Dios!
Ahí respiras aliviado. Este espécimen no es una extraterrestre disfrazada con falda y tacones. Puede que no sepas nada de los evangélicos, ni hayas entrado en tu vida a una iglesia, pero ahí está la etiqueta, la marca, el signo.

La libertad de alguien suena a trampa, anarquía,  cercano a un camuflado terrorismo.
Nadie puede ser libre totalmente, cuestionamos.
Tal vez esa es la razón que en el Apocalipsis de Juan se lean estas palabras:   "Además logró que a todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente,  de modo que nadie pudiera comprar ni vender, a menos que llevara la marca..."     (Apocalipsis 13:16-17)






jueves, 24 de septiembre de 2015

Primavera, ¡oh, primavera!




Mira que ya no hace frío 
 y ha dejado de llover. 
 ¡Han nacido flores nuevas
 y los pájaros han vuelto a cantar !
 El arrullo de la tórtola se escucha en nuestra tierra. 
 La higuera madura sus higos,
 y las viñas en flor esparcen su fragancia.


Rey Salomón en Cantares 2:11-13 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Se eleva el sol 
Y los cielos se vuelven dichosos; 
Resuenan alegres las campanas 
Como bienvenida para la primavera; 
La alondra y el zorzal, 
Las aves de los arbustos, 
Trinan estrepitosamente
 Ante el sonido jovial de las campanas,
 Mientras nuestros juegos son vistos 
Sobre el Prado Resonante. 


William Blake


lunes, 21 de septiembre de 2015

Solo buenos propósitos.

Todos los buenos propósitos se fueron “a las pailas” como vulgares volantines rotos sobre el cemento.
Eso de “ninguna carne roja” no contaba con el suculento filete asado que mandó de regalo mi amiga San. Allí estaba, en una fuente de greda, invitando, el pérfido. Caí rendida.

Solo una empanada, era la proposición. Estas fiestas no me dejarán kilos extras que después cuesta el resto de la primavera eliminar. Mis comensales ruegan “por favor, cocina unas empanaditas caseras”, son tan desabridas las de panadería. Arrear la bandera y ponerse a amasar.
El estoicismo no es mi escuela, la marea de cebolla y carne + pasas y aceitunas ha ganado con abuso. Me ha eliminado el hambre de aquí hasta Navidad.

Si una cree en eso del “libre albedrío”, la libertad de escoger y toda la  teología de salón, es que no ha pasado por Chile en Fiestas Patrias. Nadie es invulnerable a los anticuchos, asados, papas-mayo, choripán, dulces chilenitos, torta de manjar y demases.

Debo reconocer, Dios nos bendice en abundancia, a pesar de todos los movimientos telúricos que ya no son una preocupación. Como un amigo decía "a todo se acostumbra el ser humano".

Después de la fanfarria dieciochera no queda otra :    ayuno a pura lechuga.


----------------------------------------------------------------------------------- 

 "... ni pongan su esperanza en las riquezas, 
las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, 
que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.  
Mándales que hagan el bien, 
y que sean ricos en buenas obras, 
dadivosos y generosos;  
que atesoren para sí mismos un buen fundamento para el futuro, 
que se aferren a la vida eterna.


Apóstol Pablo en carta a Timoteo 6:17-19
------------------------------------------------------------------------------------- 



miércoles, 16 de septiembre de 2015

Terremoto 8.3 .

Alguna vez escribí que todo chileno tiene uno o más terremotos en el cuerpo, algunos incluyen el 27-F como el peor.
Mientras escribo la tierra oscila de manera suave y persistente.
Espero que el movimiento siga su curso normal, espero...
A veces se intensifica como hace algunas horas. Un sismo profundo, largo, como un suspiro de la tierra, extenso y hondo.
Este ha sido diferente, un terremoto sin hipocresías. Otros son arteros, pegan el sacudón sin aviso.

La gente no corre, los buses pasan repletos, es la hora de regreso a casa.
No hay gestos de pánico.
Mis vecinos en los edificios bajan a la calle de manera mesurada, todos saben qué deben hacer.

Nos reunimos en nuestra Comunidad, es la hora del culto, alguien coloca una canción en el equipo, al final salimos al patio –la zona de seguridad- y cantamos “a capela”. 
Bajo el cielo arrebolado de la tarde oramos por la paz del país. Nunca la devoción había tenido tanto sentido, estamos juntos, la tierra tiembla, la oración nos une.

La noche ha quedado muda.
Cada uno se ha retirado a su casa, estas ocasiones unen la familia más que las Fiestas Patrias.
Todos respiramos tranquilos, lo peor ha pasado.
Si hemos de creer al salmista, Dios ha pasado por Chile de nuevo.

 ------------------------------------------------------------------------

 Las nubes derramaron torrentes de agua,
los cielos retumbaron, y atronaron tus rayos;
resonó en el torbellino la voz de tu trueno;
tus relámpagos iluminaron el mundo,
y la tierra tembló y se estremeció.


Salmos 77:17-18


--------------------------------------------------------------------------


lunes, 14 de septiembre de 2015

Flores de papel en septiembre.

 
Alguna vez conté mi afición por las flores de papel.
Mis amigas insisten en la decoración dieciochera.
-Todo entra por los ojos-, dicen.
-Aunque no haya tanta comida, que disfrutemos una linda mesa, me convencen.
Empeño le hicimos, nos hemos divertido un rato uniendo papelitos y contando historias.
¿Quién dijo que el papel solo sirve para escribir?

Si quieres ver como hacerlas aquí:
https://www.youtube.com/watch?v=ow3t_yo16t8
Y aqui:
 https://www.youtube.com/watch?v=HfmvnY0gGss



--------------------------------------------------------------------------------
  Pónganse como objetivo vivir una vida tranquila, 
ocúpense de sus propios asuntos y trabajen con sus manos, 
tal como los instruimos anteriormente.

Apóstol Pablo en su carta a los Tesalonicenses (1-4:11)

------------------------------------------------------------------------------------- 



miércoles, 9 de septiembre de 2015

En honor a Chile: Otras formas de celebrar.

 Celebrar con un poema:

ODA AL CALDILLO DE CONGRIO 

EN el mar 
tormentoso
 de Chile 
vive el rosado congrio,
 gigante anguila
 de nevada carne. 
Y en las ollas chilenas,
 en la costa, 
nació el caldillo 
grávido y suculento,
 provechoso. 
Lleven a la cocina 
 el congrio desollado, 
su piel manchada 
cede como un guante 
y al descubierto queda 
 entonces 
el racimo del mar, 
el congrio tierno
 reluce
 ya desnudo, 
 preparado 
para nuestro apetito. 
Ahora
 recoges 
ajos, 
acaricia primero 
ese marfil 
precioso,
 huele
 su fragancia iracunda, 
 entonces
 deja el ajo picado 
caer con la cebolla
 y el tomate hasta que la cebolla 
 tenga color de oro.
 Mientras tanto 
se cuecen con el vapor 
los regios
 camarones marinos
 y cuando ya llegaron 
a su punto, 
 cuando cuajó el sabor 
 en una salsa 
 formada por el jugo 
del océano
 y por el agua clara 
que desprendió la luz de la cebolla, 
 entonces 
que entre el congrio
 y se sumerja en gloria,
 que en la olla se aceite,
 se contraiga y se impregne. 
 Ya sólo es necesario 
dejar en el manjar 
caer la crema 
como una rosa espesa,
 y al fuego
 lentamente 
entregar el tesoro 
hasta que en el caldillo 
 se calienten las esencias de Chile, 
 y a la mesa
 lleguen recién casados
 los sabores del mar y de la tierra 
 para que en ese plato
 tú conozcas el cielo


 -----------------------------------------------------------------------------
Pero ustedes son ..., nación santa, 
pueblo adquirido por Dios, 
para que anuncien los hechos maravillosos 
de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.
1 Pedro 2:9 RVR

 ------------------------------------------------------------------------------



 (Poema de: Pablo Neruda 12 Julio 1904-Parral./ 23 de Septiembre 1973-Santiago)
Fotografía gracias a Revista ED: http://www.ed.cl/estilo-de-vida





 

lunes, 7 de septiembre de 2015

Preparada para las fiestas patrias.

Somos cíclicos.
Para la política, las fiestas, la comida y las relaciones.
Lugares comunes de nuestro 18,  que la chicha debe ser dulce…y de Curacaví,  las empanadas chilenas son las mejores, que nuestro asado supera al de los argentinos, que no hay otro baile como la cueca y por supuesto que el vino chileno no sé cuántas medallas ha ganado, en fin, como dijera el sabio aquel “nada nuevo bajo el sol”.


Este año he decidido pasar por alto la parafernalia de septiembre.
Ninguna visita de cortesía que deja 3 o 4 kilos de exceso en el peso que cuesta mantener.
Nada de espectáculos televisados con un idioma manido. No me explico para qué estudian los periodistas 6 o 7 años si se copian unos a otros sin siquiera ruborizarse.

Esta vez me rebelo como cualquier opositor en ciernes.
Equipada con las más variadas armas pretendo poner defensa ante el ataque de la exageración fiestera:
Libros de cabecera: 5
Películas de video: 3
Música cristiana: 6
Y como siempre (sí, yo también me repito), una Biblia, versión RVR.


 --------------------------------------------------------------------------------------
"... reconocieron que eran extranjeros y peregrinos en esta tierra. 
Porque los que dicen esto, 
claramente dan a entender que buscan una patria;  
 pues si hubieran estado pensando en la patria de donde salieron, 
tiempo tenían para volver. 
Pero ellos anhelaban una patria mejor, es decir, la patria celestial. 
Por eso Dios no se avergüenza de llamarse su Dios; 
al contrario, les ha preparado una ciudad."
Hebreos 11:13-15 

------------------------------------------------------------------------------------------




miércoles, 2 de septiembre de 2015

Limonero, el árbol amigable.


Mi abuela cultivaba árboles.
Mi madre cultivaba árboles.
Yo cultivo árboles.

Hoy eso de “escribir un libro, plantar un árbol, tener un hijo” ha quedado como un intento romántico de reivindicar la poesía, en la práctica la gente vive en departamentos y decora con flores plásticas traídas de China, apenas lee los titulares de las noticias y de hijos…mmm…las parejas quieren realizarse en una carrera, un trabajo, viajar, etc. Eso del hijo es un apéndice en la vida. Nuestro país ha bajado la tasa de natalidad a 1.3 hijos por pareja a diferencia de los 5-6 o 7 del siglo pasado.

El árbol más espectacular para cultivar es el limonero.
No he conocido otro que dé flores cuando tiene sus frutos en plenitud y sus hojas siempre verdes. Es amigable y dadivoso. Ha crecido a su lado un maqui y un olivo, él comparte el espacio sin ahogo o caducidad.
En nuestro barrio casi todas las casas (que sobreviven a las constructoras)  tienen un limonero en su patio, sus frutos amarillos brillan en pleno invierno.
Hace algunos años un querido amigo que ya no está me recomendó que tomara una limonada tibia en ayunas para limpiar el organismo. Leo en una revista la misma indicación y concuerdo que no andaba nada de equivocado.
Puedo recomendar que tiene positivos efectos.


------------------------------------------------------------------------ 
 ¡Que los campos y sus cultivos estallen de alegría! 
Que los árboles del bosque canten de alegría delante del Señor, 
¡porque él viene! 


Salmos 92:12-13


 --------------------------------------------------------------------------