viernes, 26 de julio de 2013

El mensaje.

Aromo, aroma, aromatizado, aromado, siempre puntual a la cita de Julio, cuando todos los árboles duermen, él brilla, amarillo desmedido, esplendente. 
Cada persona que pasa respira hondo y sonríe llenandose los ojos de luminosidad. 

El aromo crece sin fronteras, como si quisiera alcanzar las nubes. 
Hemos querido cortarlo un poco, podarlo. Imposible, nadie se atreve. Cada año está más alto y hermoso. Cada año es un mensaje precursor que nos dice “viene la primavera, ya viene".

Lo observo cómo va cambiando y mientras lo miro recuerdo aquella comparación que hizo el Señor Jesús:  

También les contó una parábola: «Fíjense en la higuera y en todos los árboles. Cuando ustedes ven que brotan sus hojas, pueden saber que ya se acerca el verano. De la misma manera, cuando ustedes vean que todo esto sucede, podrán saber que ya se acerca el reino de Dios... Pero tengan cuidado que su corazón no se recargue de glotonería y embriaguez, ni de las preocupaciones de esta vida, para que aquel día no les sobrevenga de repente. » (Lucas 21:29-35) 






martes, 23 de julio de 2013

Comida light o ayuno.

Voy al cumpleaños de uno que no sabe todavía “discernir entre su mano derecha de su izquierda”.(*) 
Como toda fiesta de peques, mucho globo, juguetes extraños, piñata, dulces al mayor y un par de tortas, aunque el festejado lo único que le interesa es un balón blanco y negro. Apenas camina y ya patea con entusiasmo, tal vez llegue a futbolista como los que juegan en las grandes ligas, solo Dios lo sabe. 
La torta –dice la madre- está hecha con crema y mermelada light, invitándome a comerla con confianza. 
Particularmente no tengo dramas con las calorías -necesarias en este helado invierno bajo cero-, tampoco adhiero a las nuevas tendencias culinarias que todo lo transforman en un conteo de proteínas, grasas trans, carbohidratos, poca sal, nada de azúcar y otras lindezas. 
Porque ¡vaya!, cualquier galeno, terapeuta, vendedor de alfombras o hasta el que estaciona autos da recetas de dietas, como si fuese el evangelio. Es que vamos derechito a convertirnos en un país de obesos, citan, en especial desde que la OMS la calificó como pandemia ¿no estaremos exagerando? 

En nuestra Comunidad evangélica se aconseja luchar contra esos instintos sibaríticos o carnívoros que nos atacan cada cierto tiempo, en especial los fines de semana, en vacaciones o para las fiestas nacionales. 
Nuestro pastor sugiere el ayuno como disciplina espiritual sistemática, no habla de “bajas calorías” ni “dejen los carbohidratos”. 
De frentón ayuno. 
Un día a la semana a pura aguita o algún jugo de fruta natural (para los que toman medicamentos), bueno para el alma y de pasadita nos arregla la figura.
Algunos lo intentamos. A veces se nos “va en collera” (se pone difícil) y en la mitad del día asignado se nos olvida. 
En fin, volver a intentarlo la próxima semana hasta adquirir el hábito. 


......................................................... ................................................
Consejo de Jesús:

Pero tú, cuando ayunes, 
perfúmate la cabeza y lávate la cara, 
para no mostrar a los demás que estás ayunando, 
sino a tu Padre que está en secreto, 
y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará. 

Mateo 6:17-18

 ............................................................................................................


(*) Libro de Jonas 4:11 


sábado, 20 de julio de 2013

Acústicos.

Bastó que me propusiera dedicar un día al silencio y meditación para que se dejara caer sobre el barrio toda la parafernalia acústica. 
(Comentaba con una amiga que es como “la ley de Murphy”, te propones algo y ¡tate!, se confabulan las fuerzas invisibles para que salga mal ¿será?) 
El vecino amaneció más temprano que de costumbre con su tropicalísimo ritmo caribeño, a pleno pulmón, obviamente. 
La locomoción pareciera que fustigó sus choferes, cada frenada parecía corte de cuchillo mellado. 
El colmo fue la banda. Hacía meses que no ensayaba en la plaza cercana una banda de músicos jóvenes (sabido es que los muchachos están cada vez más sordos con esto de andar pegados a los audífonos a todo volumen), dele con el machaque del tambor. Una algazara de padre y señor mío. 
Al final de todo me coloqué unos tapones de silicona que me recomendaron en la farmacia, nada se saca con amurriarse. 


..........................................................
 Guarda silencio ante el Señor, 

y espera en él con paciencia; 

 
Salmos 37:7

..................................................................................

Un poco de humor gracias a Petiso, La Nación argentina.

viernes, 12 de julio de 2013

Biblias, versiones en español, cambios que vienen.

Hay en el léxico evangélico chileno una suerte de arcaísmo difícil de erradicar, aun cuando las traducciones de la Biblia lo están intentando. 
Hace algunos domingos nos visitó una chica de la Sociedad Bíblica, amena y simpática ella. 
Nos mostró ediciones antiguas, la primera versión de Casiodoro de Reina (1569), un monumento a la belleza.
Nuevos testamentos en mapudungún, griego, hebreo, y otra cantidad de idiomas, apenas pudimos observarlos, porque de lenguajes, con suerte hablamos el español , y de leerlo, menos. 
Ella dijo que los evangélicos chilenos amamos la Biblia Reina-Valera 1960, aunque ya es un poco difícil de comprender. 
En estos días busco una versión más moderna, aunque los acérrimos defensores de la Reina-Valera me dicen que es irreemplazable. Me inclino por la Nueva Biblia Internacional (NVI) o la Biblia Viviente (BV). O tal vez la Biblia de las Américas (LBLA) (¿qué me aconsejas Tamy?). 
Los cambios son siempre complejos y difíciles, pero el lenguaje es vivo y cambiante, aunque signifique lo mismo. 
Mi amiga Tere siempre habla de: 
“Redimir el tiempo”. 
Me llama: “Sierva bienaventurada”. 
Y me motiva a “no deje de congregarse”.
"Son incircuncisos de corazón”, cuando se refiere a los porfiados. 
ECT. 
Quizás las próximas generaciones…en fin, tal vez la palabra irreemplazable sea el afecto, el cariño, el amor.
love.
любовь
 кохання
 любов
 zaluba, obluba
 mīlestība
 liebe
 amour
 amore
Y vietnamita ¿cómo se dirá?


Para ver versiones de la Biblia en diversos idiomas aquí:

 

domingo, 7 de julio de 2013

Final feliz.


Pusieron sobre sus manos
Una cestilla con flores
-manos delicadas que cultivaron vidas-
Rosas escogidas, coloridas prímulas
Un pequeño hibisco
Pero no había fuerzas
Para admirar los colores
Ni necesidad de belleza
Con esfuerzo levantó los ojos
En su rostro la última sonrisa
Ángeles custodiaron su alma
Hasta la curva final.

La vi morir sin quejas y recordé aquellas palabras del salmista:  "Preciosa es a los ojos del Señor, la muerte de sus santos". 
Cantamos en su funeral, como los que entonan canciones en las noches, cantamos para no sentirnos solos, porque la muerte huye de las alabanzas (pensamos en nuestra mente infantil), porque tenemos pena y la música es un bálsamo o porque es la tradición para despedir los que amamos. 
 
A ella no le sucedió como la historia aquella, Dios dignifica a quienes lo aman y le sirven. Los jóvenes sacaron sus guitarras, uno vino con la flauta traversa, una señora mayor trajo su acordeón. La música sonó toda la noche, en la profunda oscuridad la casa toda iluminada fue un testimonio de nuestra gratitud. 
Ella no era particularmente hermosa. 
Ni tuvo mucho dinero, más bien de vida modesta. 
Ni procreó una gran familia. 
Ni predicó fogozos sermones o grandes conferencias.
Nunca apareció en los periódicos ni en titulares de televisión. 
Recatada y sencilla. 
Sin embargo vinieron de lejos a despedirla. 
Su profundo amor ahondó en el corazón de muchos. 
Su profundo amor  por Dios, por la vida, por el prójimo.