sábado, 31 de octubre de 2015

Día de las Iglesias Evangélicas.

Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes, feriado nacional.
¿Qué queda al final de este día?

Unos organizaron seminarios.
Otros encuentros regionales.
Congresos de jóvenes, reuniones en hogares.
O se fueron de paseo a la  playa. Algunos concurrieron al clásico de fútbol.
Y la Marcha por Jesús.

Todavía, después de un siglo viviendo y trabajando en el país como cristianos evangélicos, no somos capaces de ponernos de acuerdo y realizar una actividad en conjunto. Nuestra endémica desunión  no nos honra para nada.



---------------------------------------------------------------------

 Todos ustedes en conjunto son el cuerpo de Cristo, 
y cada uno de ustedes es parte de ese cuerpo.

1 Corintios 12:27

----------------------------------------------------------------------------

jueves, 29 de octubre de 2015

La última esperanza o el retrato de un cristiano moderno.


Eres la esperanza del mundo.
No una esperanza.
La última esperanza.
No hay otro que guarde tantas versiones de la Biblia en su biblioteca. Y en su cerebro.
Nunca mientes.
Eres el que no toma prestado.
Prestas.
Das.
Regalas al que no puede corresponder.
Eres el que sirve donde anda.
El que mantiene el nombre de Dios en el centro.
Pacífico.
Íntegro.

Una mano extendida para ayudar aun a los desconocidos.
Eres el que ofrece una buena noticia, un vaso de agua, un plato de comida.
El que no mezquina una sonrisa.
El que cura.
Visitas al enfermo en el hospital.
Eres el que ruega al cielo comprensión y gracia.
El que aprecia la belleza de la rosa y el canto del zorzal. De la mariposa que revolotea sobre la muralla.

Llamas por teléfono al amigo que ha sufrido una pérdida.
Viajas con el trabajador en transporte público.
Caminas al lado del anciano a su ritmo.
Conversas con el almacenero.
Hablas del reino de los cielos a quien desee escuchar.
De ningún modo hablas mal de alguien, menos del gobierno.

Bendices al que miras.
Eres la esperanza de los hombres.
La última esperanza.
Tal vez te crucifiquen.





-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 "... el Hijo del Hombre no vino para que le sirvan, sino para servir a otros y para dar su vida en rescate por muchos"

 Evangelio de Mateo 20:28


----------------------------------------------------------------------------------------------------------



sábado, 24 de octubre de 2015

Desierto florido.

  "El Desierto de Atacama sobrevoló infinidades de desiertos para estar allí"
(Raúl Zurita)

Una de las muchas maravillas de Chile es el regalo que sucede en algunos años cuando las lluvias son especialmente intensas en primavera.
Florece el desierto más árido del planeta.

Todo un espectáculo de belleza, forma y color.
La zona Norte del país  se transforma en una fiesta. Los lugareños invitan a todo aquel que desee ver "in situ" este paisaje extraordinario.

No sé si ocurrirá algo parecido en otros lugares.
Nosotros somos bendecidos por el Creador que nos da en abundancia el esplendor de la naturaleza.
Y sin cancelar un peso. 




------------------------------------------------------------
 El desierto y la soledad se alegrarán; 
el yermo se regocijará y florecerá como la rosa; 
florecerá en abundancia, 
y también se alegrará y cantará con júbilo...

Isaías 35:1-2

-------------------------------------------------------------- 


(Fotografía gracias a Florencia Merlez para emol.com y atacama photo.com)


miércoles, 21 de octubre de 2015

Lluvia de primavera.

Hace algunos años la Dirección Meteorológica  no acertaba una.
Anunciaba lluvia y salía el sol.
O una tormenta de esas que te  ponen " la piel de gallina”, con truenos o relámpagos y aparecía un bucólico sol de invierno.
Eso quedó en el pasado experimental.
No sé cómo lo hacen ahora ni me preocupa.
Confío en el informe que comunican día a día y ¡vaya exactitud!
Cada noche arreglo la vestimenta, ordeno el paraguas -si lo amerita-, o pañuelo-bufanda si la temperatura se anuncia baja.
Desde mayo venían diciendo que el invierno sería benéfico y la primavera lluviosa.
Tal cual.


 --------------------------------------------------------------------------- 

Conozcamos al SEÑOR; 
 vayamos tras su conocimiento. 
Tan cierto como que sale el sol,
 él habrá de manifestarse;
 vendrá a nosotros como la lluvia de invierno, 
como la lluvia de primavera que riega la tierra. 

Oseas 6:3 (NBD) 

------------------------------------------------------------------------------

sábado, 17 de octubre de 2015

Detener el tiempo (2)

En nuestra comunidad evangélica latinoamericana y tercermundista el tema de la Navidad se inicia en octubre con la planificación de los últimos meses del año.(Los chilenos somos los reyes de la procrastinación)
Sacarle el jugo a este tiempo es la consigna. 
Celebrar conferencias, seminarios, presentaciones, cursos, paseos, etc. 
Como si el mundo se terminara el 31 de diciembre. 
Algunos piensan  -¡oh, ilusión!-, detener el avance de las horas.

Este año no es la excepción. 
He sido invitada a dos seminarios, una marcha, tres congresos, un posgrado, un taller de manualidades concernientes al tema Navidad "ad portas" y una reunión de planificación de la amiga secreta y paseo anual. 
¡No hay cómo estirar las horas! Cada día debería tener 48, solo así podría asistir a todo. 

Una amiga me dice “priorizar, priorizar”. 
Pero ¿cómo eliges? Si un evento no cumple las expectativas estarás pensando que debiste asistir al otro y así…ay, deberíamos tener el don de la ubicuidad ¿no? (solo por octubre-noviembre, Señor).

Me siento a leer Eclesiastés. 
Nunca tuvo tanto sentido eso de: 

"Todo tiene su tiempo. 
Hay un momento bajo el cielo para toda actividad: El momento en que se nace, y el momento en que se muere; el momento en que se planta, y el momento en que se cosecha; el momento en que se hiere, y el momento en que se sana; el momento en que se construye, y el momento en que se destruye; el momento en que se llora, y el momento en que se ríe; el momento en que se sufre, y el momento en que se goza; 
( Eclesiastés 3:1-4)

Debo recordar que habrá un 1 de enero (si Dios lo permite) y bajarme del estrés.
Definitivamente.

***




(Fotografía: Reloj de flores en Viña del Mar)



lunes, 12 de octubre de 2015

Un hombre feliz.


Hoy conocí un hombre feliz.
No todos los días se topa una con alguien que responda al adjetivo.

Atiende un pequeño negocio de confites en las afueras de un hospital.
Le pedí un galletón de almendras (delicioso) mientras a mi lado un muchacho hablaba por teléfono “te envío un "watsá” dijo al interlocutor invisible.
El hombre feliz preguntó ¿qué es un "watsá"?

Bastó esa pregunta para que todos los que estábamos comprando quisiéramos ilustrarlo.
El quiosquero lanzó una carcajada contagiosa al ver nuestro interés en elogiar la modernidad.

No entiendo nada –dijo-, no tengo celular, teléfono, ni siquiera televisión. Salgo de mi casa y olvido los problemas del hogar. Cierro la puerta del negocio y olvido los problemas del quiosco. 
Su amplia sonrisa dejó a la vista unos dientes preciosos.
Y agregó "soy una persona agradecida de Dios, libre...  y feliz”.

Sin duda lo era.
Piel lozana, el pelo un poco cano, brillante, sus manos ágiles, su mirada sin astucia.
Alegre, sencillo  y amable.



--------------------------------------------------------------------

 Dichoso el que halla sabiduría,
el que adquiere inteligencia. 
 Porque ella es de más provecho que la plata
y rinde más ganancias que el oro.


Proverbios 3:13-14


-------------------------------------------------------------------

 


jueves, 8 de octubre de 2015

Un recuerdo...


Mirando en la tv. hace algunos días -uno de esos programas de campo casi con olor a pasto fresco-, una mujer degollaba un pavo que, con las mismas manos que le quitaban la vida, lo había alimentado.
Tal vez para ese día y ese momento lo cebó, un minuto de fama en la tele.

El recuerdo de mi madre fue instantáneo.
Como esa mujer también criaba pollos, gallinas, patos, gansos, con la sola finalidad de faenarlos en alguna fiesta especial o para agasajar alguna visita.
Me enseñó a matarlos y desplumarlos con precisión, tarea que me ponía de mal humor, especialmente a la hora del corte en la cabeza para desangrarlos, según la antigua ordenanza de la iglesia primitiva: que deben abstenerse de comer sangre o la carne de animales ahogados...” (Hechos 15:29).

Lo peor vino el día que leí la historia de la cultísima Europa y la guillotina monstruosa.
Corte seco y final.
¿Tan frágil es el cuello de un ser humano como el de un ave?

 Los hombres (y las mujeres) hemos descubierto artilugios para destruir al otro sin que medie sentido común o misericordia.




------------------------------------------------------------------------------------

…debes saber que en los últimos días vendrán tiempos peligrosos, 
y que habrá hombres amantes de sí mismos, 
avaros, 
vanagloriosos, 
soberbios, 
blasfemos, 
desobedientes a los padres, 
ingratos, 
impíos, 
sin afecto natural,
 implacables, 
calumniadores, 
intemperantes, 
crueles… 


 El apóstol Pablo escribiendo a Timoteo en su segunda carta 3:1-3
(Todo un tratado de sicología)
--------------------------------------------------------------------------------------------------- 




lunes, 5 de octubre de 2015

Zapatero, reparador de calzado.


Su taller huele a cuero y pócimas medievales.
Antiguamente se llamaba zapatero remendón, una tarea de fe en estos días, tanta fe como el zurcidor japonés, la costurera de barrio o el compositor de huesos, profesiones que la modernidad ha postergado como obsoletas.
Todo desechable es la filosofía del libre mercado.
Esperando que amaine la tempestad y lleguen tiempos de bonanza, mi vecino espera con santa paciencia que aparezcan clientes. Espera y sueña.
Yo creo que si un hombre sueña tiene todo por conquistar.

 Me cuenta que desea ampliarse, fabricar calzado de mujer (sabido es que no nos conformamos con un par, aunque solo tengamos 2 pies),  un poco más suaves que los importados, célebres porque son duros como palo.
-Yo seré su primera clienta- le digo, para animarlo (me gusta el trabajo en cuero, el olor me recuerda una curtiembre a la que era asidua en alguna época, tú sabes, las manualidades son mi debilidad).

Espero que no se meta en un “zapato chino” con su nuevo emprendimiento.




---------------------------------------------------------------

 ¿Qué provecho recibe el hombre de todo el trabajo 
con que se afana bajo el sol?

Eclesiastés 1:3 (NBLH)

------------------------------------------------------------------