viernes, 22 de marzo de 2013

Opción.

"CABO CAÑAVERAL, EEUU (Reuters) - El administrador de la NASA, Charles Bolden, tiene una recomendación sobre cómo manejar una emergencia como un enorme asteroide que se dirija hacia la ciudad de Nueva York: Recen."

La noticia: 
 http://cl.noticias.yahoo.com/si-un-gran-asteroide-se-dirigiera-la-tierra-014707350--sector.html









lunes, 11 de marzo de 2013

Calendario invisible.


Imperceptible.
Sutil.
Lento.
Lentísimo.
Uno a uno van ajustándose los días a un calendario invisible.
Cada tarde riego el jardín, cada mañana la oración.
Lecturas programadas, un blog, noticias, imágenes.
Sentados a la mesa, inclinada la cabeza,  damos gracias y rogamos por nuestra amiga de milicia en el Sudeste Asiático.
La canción de cada día, como el agua o el pan.  (Padre Nuestro, provéenos la alabanza cotidiana, una que todavía no haya sido oída por otros, solo para ti.)
¿Hay algo tan necesario que nos inquiete?
¿Podemos prescindir del teatro, del cine, del Mall?
¿Celebraremos el próximo cumpleaños con torta, asado o definitivamente lo pasaremos por alto?
Frágil la vida.
Frágil mi vida en esta búsqueda contra el calendario.
Delicada como el clic de un segundo en el reloj.
Volátil como el halo de la rosa que suspira deshojada.
No logro detener mi final, se acerca lento, sutil, imperceptible...no lo apuro ni me opongo.
Disfruto este instante, !ah!, disfruto la revelación, disfruto cada  compás de la canción inagotable.


..................................................................
Deberían depositar su confianza en Dios, 
quien nos da en abundancia todo lo que necesitamos
para que lo disfrutemos.

1 Timoteo 6:17
.................................................................


martes, 5 de marzo de 2013

Regreso.

Dijiste que volverías.
Dijiste que el día y el momento no eran públicos.
No sé si volverás pronto, en realidad sé tan pocas cosas.
 Solo espero…y entretanto, aprendo a vocalizar.
Como los niños asustados en la oscuridad, canto para oír mi voz, para soportar la soledad y recordar que vendrás por mí.
Porque a veces la espera se alarga, porque a veces las sombras invaden la tarde, porque a veces tropiezo y queda del dolor la huella, porque a veces la nostalgia invade todo.
¿Cuándo vendrás?
¿Cuándo será el último nanosegundo de la espera?
 Quizás hoy.
Mientras regresas, canto.

 ………………………………………………… 
También ustedes ahora están tristes; 
pero yo los volveré a ver, 
y su corazón se alegrará, 
y nadie les arrebatará su alegría.
En aquel día ya no me preguntarán nada.


 (Palabras de Jesús en Juan 16:22)
 …………………………………………………