sábado, 30 de octubre de 2010

Disfrutar el hogar.

Nunca he comprendido esa compulsión de las personas por salir de su casa.
Viajan toda la semana al  trabajo y cuando llega el sábado o domingo…salen a cualquier parte. El asunto es no encerrarse en su propio hogar. ¿Tan mal viven? ¿Tanta fobia les da su metro cuadrado?
Para ayudar –si puede ser esta una ayuda-, aquí algunas ideas para disfrutar de la dulzura de ese pequeño rincón que Dios nos da para guardarnos en privado.

·         Leer. La Palabra, cuentos, historias, anécdotas, poesía. ¡¿Poesía?!, sí, ¿por que no?
·         Ver una buena película online. Sugiero este sitio: cuevana.com/peliculas/
·         Levantarse tarde, tomar un zumo de frutas y preparar unos panqueques con manjar.
·         Jugar. ¿Hace cuanto que no juegas damas, dominó, scrabble, memoria, al nervioso?
·         Cocinar algo rico, un trozo de sobre costilla asada, todo un ritual.
·         Hacer algo con las manos, jardinear, pintar monocopias, hacer origami.
·         Jugar con las mascotas, si hay.
·         Hacerse un buen masaje de cabello, uno en las manos.
·         Darse un baño de tina con sales aromáticas.
·         Escuchar música online. Este sitio está bien para mí. http://shalom.foroactivo.net/
·         Meditar en la creación y en el amor de Dios.
·         ¿Orar? No es una mala idea, orar te conecta al cielo de una manera extraordinaria.
·         Haraganear sin culpas.

En fin, hay muchas cosas que podríamos hacer sin salir, entretenidas y productivas. Dejar de lado el estrés y disfrutar nuestra intimidad.


-----------------------------------------------------------------------
…el Dios vivo,
 que nos da todas las cosas en abundancia
para que las disfrutemos.

1 Timoteo 6:17

-----------------------------------------------------------------------




miércoles, 27 de octubre de 2010

Tren al Sur de la Frontera.


Era lento el tren al Sur,
Largas horas de lectura
Diálogos con desconocidos
Oraciones por la paz mundial
Atardeceres de fuego.

El Sur huele a bosque llovido
Amores inconclusos
Manzanas recién exprimidas
Fruta desecada.
Trigo maduro hecho pan.

¡Cómo he lamentado la muerte
Del tren de nuestros sueños!

martes, 26 de octubre de 2010

¿Cuál es la mejor dieta?

 Lo confieso hidalgamente, toda mi vida he buscado la mejor dieta, la más sana, natural y no tan insípida.  Eso de comer lechuga a todas horas no me apetece, no sé si a ti, cuestión de gustos ¿no?
Los pícaros kilos luchan por permanecer incólumes mientras me miro al espejo y veo que pronto llega el verano, la playa, las vacaciones y hay que reducirlos.

La antidieta, la manzana, los nueve vasos de agua con arroz, el alpiste, etc., etc., etc. Hay personas que sostienen que la alimentación vegetariana es mejor, otros con carne o pescado o la mediterránea, en fin, no hay forma de ponerse de acuerdo.

Frente a la pregunta sin una respuesta certera “¿Cuál es la mejor dieta?”, creo que esta que encontré se acomoda muy bien a nuestro estilo de vida cristiano.

Estaba un día Jesús invitado a comer, y para variar algunos andaban colando todo lo que Él hacía, profesionales del tamizado, siempre le andaban con acotaciones raras.

----------------------------------------------------------.
Y Él les dijo:

"Cuando hagas una fiesta o una cena,
no invites a tus amigos,
ni a tus hermanos,
ni a tus otros familiares,
ni a tus vecinos más ricos.
Si haces eso,
 también ellos te invitarán a ti,
 y de esa manera te recompensarán por haberlos invitado.
En el futuro,
cuando hagas una fiesta,
invita a los pobres,
a los tullidos,
a los cojos y a los ciegos.
Ellos no podrán darte nada a cambio,
 pero Dios te bendecirá.
Él te dará un premio
cuando resuciten todos los que practican la justicia".

Lucas 14:12-14
----------------------------------------------------------.


¿No te parece un excelente tratamiento para bajar de peso y vivir más sanamente?
 (Por cierto, las humitas son una delicia para invitar)


lunes, 25 de octubre de 2010

Amistad.

La amistad es un gran regalo de Dios.
De su gracia viene la capacidad que tenemos para amar y relacionarnos. 

Fuimos creados para vivir en compañía.
La soledad es un vestido que usa la timidez para esconder su miedo.

La soledad no es una amiga que ayude demasiado. Son mejores los amigos de carne y hueso, aunque a veces nos rompen el corazón.


-----------------------------------------------------------
Más valen dos que uno solo,
         pues tienen mejor remuneración por su trabajo.
 
     Porque si uno de ellos cae, el otro levantará a su compañero;
         pero ¡ay del que cae cuando no hay otro que lo levante!

Eclesiastés 4:9-10 

-------------------------------------------------------------


(Fotografía de Esteban Félix para AP)

sábado, 23 de octubre de 2010

Sola fe.

Había una vez en …no, no crean que es un cuento de esos para niños, esta es una historia verdadera que contaba mi madre acerca de la suya.
Bien, digo, había una vez…esperen un momento, alguien toca el timbre, tal vez alguien que pide un pan…o un té. Tengo un cliente habitual a ese brebaje asiático. Lo atenderé, de otra manera no dejará de tocar hasta obtener respuesta. La necesidad es persistente y el día está bastante helado, amerita una bebida caliente.
*
Bien. Hablábamos de mi abuela, gran dama, santa mujer, de las que todo lo solucionan con oraciones, creo que ella poseía su “línea directa”, sin demasiados protocolos.

Prosigo, espero que no haya interrupciones, Había una vez  en la ciudad de Li., un varón pudiente y obstinado. Según algunos, “duro de cerviz”, usando el lenguaje más ortodoxo del evangélico profundo. Aquel hombre se había empeñado en conquistar a la Juanita (esa era mi abue, que según se ve en las fotos de época, no era para nada fea)  y hacerla desistir de esa religión de populacho. Una señorita como ella, nacida y criada en la más recatada sociedad católica, apostólica y romana, era una vergüenza para la comunidad de Li.,  incluyendo su padre y hermanas.
Don Pedro M.  se  dio a la tarea de reformar a la Juanita como una misión personal.
Para volverla al seno de la verdadera iglesia, le dijo y de pasada nos casamos frente a un  sacerdote “como corresponde”, añadió seguro de sus dotes particulares.

Cuento corto, mi abuela era de convicciones profundas y  tenía un ojo clínico para catar a las personas, como dicen ahora los muchachos “para sentirle las vibras”.  Esto de contraer nupcias con alguien ajeno a su fe no le pareció una idea brillante y  con una rotunda negativa despachó al pretendiente con un “no me casaré jamás”.   
El hombre nunca entendió esta testarudez, no supo ver que la fe –cuando es verdadera- es algo irrevocable.



------------------------------------------------
En realidad,
sin fe es imposible agradar a Dios,
ya que cualquiera que se acerca a Dios
tiene que creer que él existe
y que recompensa a quienes lo buscan.

Hebreos 11:6

----------------------------------------------------------




viernes, 22 de octubre de 2010

Sabiduría para el trabajo.




¿Acaso para sembrar se pasa arando el labrador todo el día,
         abriendo y rastrillando su tierra?

 ¿No allana su superficie
         y siembra eneldo y esparce comino,
         y siembra trigo en hileras,
         cebada en su debido lugar, y centeno dentro de sus límites?

    Porque su Dios le instruye y le enseña cómo hacerlo.

 Pues el grano no se tritura con el trillo,
         ni se hace girar la rueda de carreta sobre el comino;
         sino que con vara se sacude el eneldo, y con palo el comino.

    El grano es triturado,
         pero no se le seguirá trillando indefinidamente;
         debido a que la rueda de la carreta y sus caballos lo dañarán,
         no se le molerá demasiado.

   Esto procede del Señor Todopoderoso
   para que sea conocido su consejo y su gran sabiduría.

Isaías 28:23-29



(Fotografía de Carlos García, gentileza agencia Reuters.)

lunes, 18 de octubre de 2010

En medio de la angustia.


En medio de la angustia tu paz hallare
Aunque falte la lluvia en Ti  floreceré.
Eres mi esperanza y mi salvación
 Tú sostienes al justo en Ti, vivirá... vivirá...

           
Fuerte eres Tú, Dios Creador, Majestuoso y Digno de honor
Emmanuel, Dios con nosotros, nos redimiste en tu gran amor.

Eres mi esperanza y mi salvación
Tú sostienes al justo en Ti, vivirá... vivirá...

¡Aleluya!
¡Aleluya!



 (Cantan: Face 2 Face)


viernes, 15 de octubre de 2010

Ojo humano.


Camina cabizbaja
Mirando las veredas
Teme ver en los ojos
Las Cuevas del Milodón
Los fríos glaciares
Las altas araucarias
El Chaitén en erupción
Las torres gemelas destruyéndose
La Cordillera de  Nahuelbuta
Las rojas amapolas  de un trigal   en Linares
El lago Calafquén
La rosa de Borges
El atardecer en una playa del Pacífico
El brote del arroz en una siembra de Vietnam
Sus propios recuerdos.

Cada ojo cautiva y proyecta
Ella teme que alguno la lleve a perderse
En lugares que nunca ha visto
Y no pueda regresar jamás.



----------------------------------------------

Nunca se sacia el ojo de ver,
         ni se cansa el oído de oír.

Eclesiastés 1:8
-----------------------------------------------






jueves, 14 de octubre de 2010

"¿De qué se nutre la nostalgia?"

La nostalgia no es un sentimiento trivial. 
Hay personas que mueren por ella, buscan entre los pliegues de su mente esa brizna de emoción que les provocó el esplendor de un instante, por ejemplo, cuando descubrieron el cine o el primer beso, o el día que recibieron la salvación.

Luzmila   teje y desteje, por orden del doctor, una corrida, dos, tres, como  la Penélope de la historia, luego por las noches lo deshace para al día siguiente vuelta a trabajar en lo mismo. Hasta descubrir el hilo del presente.

¡Vaya terapia!
Cuando termine el tejido total, estará curada, eso dice el terapeuta, joven e innovador.

El escritor  Mario Benedetti pregunta: “¿De qué se nutre la nostalgia?”
Pura fugacidad, puro cuento, momentos infinitesimales que se han quedado pegados en la mente, que rellenan las grietas de la memoria  y no dejan que  entre nada más. ¿Será eso la muerte?
¿Estaremos todos muertos?

 Luzmila  todavía no termina su tejido. Converso con ella, ahora –me dice- tengo que tejer el punto arroz, mañana el punto inglés. Aprender me ayudará a renovar mi mente, concluye con una sonrisa.

Lo creo.

Tal vez yo también necesite empezar un tejido…tal vez…

----------------------------------------------------------

Olviden las cosas de antaño;
      ya no vivan en el pasado.
 ¡Voy a hacer algo nuevo!
      Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta?
   Estoy abriendo un camino en el desierto,
      y ríos en lugares desolados.

 Isaías 43:18-19
----------------------------------------------------------


miércoles, 13 de octubre de 2010

Mal pronóstico.


Invirtió todos sus ahorros jugando a las máquinas.
Contra la máquina nadie gana.
Sí, me dijo, yo he ganado.

-  Yap.
-  ¿Y cuánto has perdido? A ver, cómo vamos con las matemáticas.
-  Mal, po –me dice-, era negada en ese ramo (cara de regalona con pucheros)
-  Con razón, le digo.
Suma  día a día las pérdidas, contra los 7mil  pesos que ganó ayer (unos 14 dólares).

Pérdida, una lavadora automática (¿quién quiere una lavadora contra el placer del juego?)
Dos sueldos seguidos (¿para qué sirve el dinero si no para gastarlo?)
La libreta del Banco Estado desfalcada  (puedo ahorrar con lo que gane)
Rebelde,  “ al fin y al cabo yo trabajé por ese dinero, puedo hacer lo que quiera con él.”

Nada que decir.
¿Estaré perdiendo mi tiempo con esta amiga porfiada y obtusa?
Yo creo que no, pero armarse de paciencia, ninguna guerra se vence en un día, ni  la adicción puede abandonarse en una hora.

Vaya, duro trabajo nos espera, al Espíritu Santo y a mí.



-------------------------------------------------------------------

La sabiduría te librará
del camino de los malvados,
      de los que profieren palabras perversas,
  de los que se apartan del camino recto
      para andar por sendas tenebrosas,
 de los que se complacen en hacer lo malo
      y festejan la perversidad del vicio,
 de los que andan por caminos torcidos
      y por sendas extraviadas;


Proverbios 2:12-13
-------------------------------------------------------------------


(Fotografía gracias a: Gerry Broome)

martes, 12 de octubre de 2010

Palabras verdaderas (2)


Tenían un solo idioma.

Cuando uno decía rosa, el otro entendía que se refería a una rosa, sin ambigüedades, sin subterfugios, sin metáforas ni metonimias. 
Hasta en eso Dios fue misericordioso con ellos.
Y ellos ¿qué hicieron los perlas de colección?

Lo mismo que hubiésemos hecho nosotros, no cabe duda. Edificaron grandes rascacielos para instalar allí la palabra verdadera, claro es que nunca pudieron ponerse de acuerdo cuál podía ser.

 Uno decía rosa y el otro entendía:
rose,

 pink,

rosette,

핑크,

pοζ,

pожевий,

رنگ صورتی

rózsaszín


Y así ad infinutum.

Dios escribió una vez sobre la piedra, de su puño y letra.
Dios aún hoy escribe palabras verdaderas en el corazón de los hombres, porque aún, a pesar de los pesares, su amor permanece inalterable, como la rosa que renace año a año desde el tiempo de la Torre de Babel.

------------------------------------------------

Después de aquellos días, dice el Señor:
    Pondré mis leyes en la mente de ellos,
    Y sobre su corazón las escribiré;
    Y seré a ellos por Dios,
    Y ellos me serán a mí por pueblo
;

  Hebreos 8:10
------------------------------------------------


lunes, 11 de octubre de 2010

Palabras verdaderas (1)


 Hablando de mentiras, podríamos hacer el ejercicio inverso,  las verdades.
¿Cómo saber cuando las palabras son verdaderas?
¿Qué calidad deben tener para que las creamos?
 ¿Cuándo las palabras se corrompen?

¿Qué avala una palabra para que ella sea lo que dice que es?
¿Quién garantiza su verdad?
¿Cuándo perdemos la fe en lo que nos dijeron desde niños?
 
Todas estas preguntas tal vez se resumen en esta otra:
¿Cómo podréis decir cosas buenas siendo malos?... De lo que llena el corazón, habla la boca.”
(Jesús)
 
Quizás el asunto no esté en las palabras propiamente tal, tal vez ellas son inocentes y todo radica en el corazón humano.

 Corazón sano= hablante sano= palabra sanas.

Corazón enfermo= hablante enfermo= palabras enfermas.
 
En uno de sus cuentos, la autora de mini-ficción Luisa Valenzuela ruega: No creo que te pida nada, no te voy a pedir nada ni a molestar siquiera. Sólo una cosa: No me mientas nunca. No sé sobre qué pie pararme ante la mentira, entro en otro territorio cuando me mienten y tengo mucho miedo de perderme para siempre…”








sábado, 9 de octubre de 2010

Mentiras blancas.


El título de este post es una gran mentira.
Las mentiras no tienen color -¿quién inventó eso de mentiras blancas?-, son incoloras, aunque si  quisiéramos  graficarlas serían negras.
Hablábamos con Juanita acerca de las mentiras que cuentan las madres a los niños y me  dijo con cierta tristeza: “Negro fue el día que supe  la verdad respecto del hombre que predicaba, que se decía santo detrás del púlpito, que engañaba a su esposa con una bella señorita…de su propia iglesia.  Mentira negra que marcó mi vida adolescente”.

Pena.

¿Por qué mentimos con tanto descaro?
El hombre del saco, el Viejo Pascuero, el ratoncito de los dientes,  o ya de adultos “no estoy para nadie” o la típica “dile que no estoy”, “yo te llamo”, “te ves regia”, “mañana te pago”,  “mi carabinero, es que no vi la luz roja”,  en fin, hay de todo.

No podríamos ser tan cínicos como Pilato y preguntar con cierto tono inocente: “¿Qué es la verdad?”, cuando la tenemos delante de nuestros ojos.

 ---------------------------------------------------------------------

 Renovaos en vuestro espíritu
y vuestros pensamientos,
y revestíos de la nueva naturaleza, creada por Dios
en justicia y santidad verdaderas.
Dejando, pues, la mentira,
cada cual diga siempre la verdad al hablar con su prójimo.


Efesios  4:23-25 (Castilian)

 ---------------------------------------------------------------------



viernes, 8 de octubre de 2010

Homenaje a la Palabra total.


Descubrí entre  el navegar cibernético esta página:  http://elartedelamemoria.org/
Si eres menor de 30 años tal vez crees que  estás “en el corazón de la vida”, como mi amigo Efe,  que se cree  Highlander, quizás no necesitas nada para la memoria, unas pasas para disfrutar los frutos secos, pero de ahí a pensar en ejercicios, vaya, ¡qué ocurrencia!

La ciencia nos tiene una buena noticia, la mente no declina con el pasar de los años.Una cabecita activa, lectora, creativa y ejercitada desde joven se mantendrá funcionando sin sufrir el temido Alzhéimer.
La vi hace un par de domingos.
Exactamente el 26 de septiembre. 
Se empinó en sus zapatos fashion, su peinado impecable  y sus 82 años de edad.  Muy campante nos recitó de memoria los capítulos 18, 19 y 20 del libro de Apocalipsis.
Su voz era entera y sonora.

El capítulo 21 –dijo- lo dejo para el próximo año.
¡Qué coraje!, ¡Qué valor! ¡Qué exposición!
Naturalmente  todos nos sentimos sobrecogidos por la Palabra de Dios, más aún por la voz que, sin titubeos, nos dio una lección de vida, de persistencia y disciplina.

Le preguntamos cuál es su receta.
Mucha lectura de la Palabra -nos dice- bastante ejercicio al aire libre, pertenecer a Damas de Blanco, buen sentido del humor, orar, cantar meditar, y amar a Dios por sobre todo.



 

jueves, 7 de octubre de 2010

Volver a casa.


Pelearon.
Se dijeron palabras - espadas.
Heridos, cada uno dio la vuelta y tomó su camino.
Caminos opuestos.

Andy llegó a nuestro hogar pidiendo asilo temporal, hasta encontrar un arriendo donde vivir solo. Trató de seguir las reglas, tú sabes, cada familia tiene las suyas, hora de llegada por la noche, horarios para ocupar el baño, comidas en conjunto, alergias, dolencias, costumbres suyas, hora devocional, en fin, todo lo que hace de la convivencia y lugar donde habitar en paz. 

Cierto día alguien llama. Voz de mujer. La madre, llanto, la historia común, hijo alcohólico, padre estricto, todo eso que ya hemos visto una y cien veces.  Los muchachos se inician temprano en hábitos antinaturales que convertidos en vicios atan más que siete cuerdas.

Final feliz. Andy dejó el licor por amor al bebé que venía en camino, obtuvo un trabajo y regresó a su casa. Asiste a una iglesia, pronto se casará  y –lo último que supe- postula al subsidio habitacional.

Final infeliz. Andy sigue en su ruta decadente, cada día llegaba borracho, escándalos en el barrio, ha sido llevado por carabineros varias veces, le suspendieron la licencia de conducir, los padres no quieren saber nada de él. Lo último que supe, se fue al barrio Mapocho, a las orillas del río, ahí, debajo de los puentes pasa sus días pidiendo alguna moneda para sobrevivir.

Final trágico. Andy yace en la cama de un hospital en estado de coma,  sus padres han ido a visitarlo con la esperanza que sobreviva. Ruegan al cielo una oportunidad para el hijo amado.

Todos los finales, posibles, para una historia común, extrañamente antigua.

----------------------------------------------------------------------
    ¿Quién se queja?
¿A quién le duele?  
 ¿Quién se mete en líos?
¿Quién gime?  
¿Quién es herido sin razón?  
¿Quién tiene los ojos morados? 
  El que vive pegado a la botella de vino
y anda mezclando bebidas. 

  Así que no te fijes en lo rojo que se pone el vino,
  ni como brilla en la copa
ni como baja suavemente; 
  porque al final muerde como una serpiente,
  echa veneno como una víbora. 
  El vino te hará ver alucinaciones e imaginar porquerías; 


Proverbios 23:29-33  (BPT)
----------------------------------------------------------------------


(Fotografía: Hasta las aves saben volver al hogar)