lunes, 31 de agosto de 2015

Gracias, agradecida.

Dios escribió sobre piedras.
Sopló al oído de los profetas.
 
(El trabajo de escribir)
 
 
Este último tiempo me he sorprendido de los lectores que han llegado a este blog de países tan lejanos como Rusia, India, Vietnam, Croacia, China, España, Alemania, países árabes...
Estoy profundamente agradecida de todos aquellos que han pasado por estos "corto-letrajes" y me han brindado su amistad y fidelidad. Me siento honrada y comprometida a seguir profundizando en la gracia de Dios para compartir este tiempo breve que vivimos en la misma generación.
Uno es el que escribe, otro lee y juntos completamos el círculo.





 ---------------------------------------------------------------------------------

Cada vez que pienso en ustedes,
 le doy gracias a mi Dios. 
 Siempre que oro, pido por todos ustedes con alegría,...

 Le pido a Dios que el amor de ustedes desborde cada vez más
 y que sigan creciendo en conocimiento y entendimiento...

Filipenses 1: 3 y 9 

------------------------------------------------------------------------------------


viernes, 28 de agosto de 2015

Pecado, esa incómoda palabra.



"No dejen que ninguna parte de su cuerpo
 se convierta en un instrumento del mal 
para servir al pecado. 
En cambio, entréguense completamente a Dios, 
porque antes estaban muertos pero ahora tienen una vida nueva. 

Así que usen todo su cuerpo  como un instrumento de la justicia
 para hacer lo que es correcto para la gloria de Dios."


 (Romanos 6:13)



martes, 25 de agosto de 2015

Sajarse.

Mi abuela sajaba aceitunas para sacarles el amargor.
Los profetas paganos se sajaban el cuerpo en sus sacrificios cruentos.
Algunos indígenas pre-hispánicos se cortaban la piel en juegos competitivos.
Las chicas de hoy usan hojas de afeitar, corta-cartón, cuchillo  o pequeñas puntas filudas para hacer lo mismo, sangrar. Una forma de liberación.

La sobrina de una amiga está en el hospital.  Se le pasó la mano al cortarse.
Mientras tomamos té nos cuenta la dramática vida de una pequeña de solo 13 años, testigo de la infidelidad de su padre, el dolor de la madre y otras circunstancias que no deberían tocar a los niños, pero que sí, sufren las maluras de cabeza de los padres.
Nos inclinamos en un momento de oración y rogamos por ella, por la familia que en algún momento ha perdido el rumbo.

Duele saber que las niñas modernas  (…tanto adelanto, mi Dios, tanta ciencia, tanta tecnología, y no hemos podido solucionar los problemas cotidianos de convivencia)  se realizan ligeros cortes en brazos y muslos como método para liberarse de presión y de angustia.
Me llama la atención que se ha vuelto común.


 …………………………................................…………………………. 

Cuidado con despreciar a cualquiera de estos pequeños. 
Les digo que, 
en el cielo, 
sus ángeles siempre están en la presencia de mi Padre celestial 


 Mateo 18:10 (NTV)


……………………..............................……………………………….. 



jueves, 13 de agosto de 2015

Crítica.


Según mi profe de sicología la “crítica constructiva” hacia una persona es un disfraz para dar paso al chisme o para ofender en forma elegante.
Tal vez tiene razón.
El disfraz a veces resulta muy adecuado y si ponemos oído,  nos infectan con sugerencias negativas sin apenas darnos cuenta.
Un comentario hipocritón nunca viene solo, la malicia es su cónyuge perfecta.
Un buen filtro es lo que el apóstol Pablo aconsejó:
“No empleen un lenguaje grosero ni ofensivo. Que todo lo que digan sea bueno y útil, a fin de que sus palabras resulten de estímulo para quienes las oigan.” ( Efesios 4:2)


(Viñeta gracias a Quino)

 



jueves, 6 de agosto de 2015

La confesión mantiene el alma limpia.

"Si afirmamos que no tenemos pecado, 
lo único que hacemos es engañarnos a nosotros mismos y no vivimos en la verdad;  
 pero si confesamos nuestros pecados a Dios, 
él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad."




(Apóstol Juan en su 1° a la Iglesia Carta 1:8-9 . NTV) 




Fotografía del Sur del mundo, antártica chilena.

lunes, 3 de agosto de 2015

Buenas noticias para los cristianos.

“Mirar el río hecho de tiempo y agua
 y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río 
y que los rostros pasan como el agua.”

 (Jorge Luis Borges) 


La Iglesia de Jesucristo existe –pese a todos los intentos por destruirla- y con seguridad seguirá existiendo, combatida por los mismos espíritus destructores que alguna vez se levantaron contra ella, léase emperadores romanos, filósofos ateos, dirigentes corruptos o dictadores paganos.
Leo algunas notas de la socióloga Grace Davie, su visión de la decadencia religiosa y secularización en Europa y Estados Unidos, apatía hacia la iglesia de los ancestros pero -oh, paradoja-,  apogeo del espíritu devoto en ambos continentes, liderados por movimientos carismáticos y pentecostales.
Malas noticias para la religión tradicional.
Buenas noticias para los cristianos.

Si alguna vez vuelvo a llorar por el escepticismo de los jóvenes, necesito recordar que “de la misma manera que oyes el viento pero no sabes de dónde viene ni adónde va, tampoco puedes explicar cómo las personas nacen del Espíritu” (*), que la acción interior no es mi trabajo y que Jesús ha prometido “las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” (Su Iglesia).

Por un templo que se cierra en un lugar, muchas casas abren sus puertas para hacer grupos de hogar, incluyendo nuestra comunidad que, por estos días, concluye una campaña de 50 días con gente creciendo en las diversas áreas de la vida.
Pertenezco a una generación privilegiada.
La gracia de Dios nos muestra su intervención en la historia, su poder y propósito a través del tiempo.
¿Cómo no estar agradecida?



 * Evangelio de Juan 3:8 (NTV)