domingo, 30 de septiembre de 2012

"Toma y daca"


Elena es fiel a las reuniones de su Comunidad.
Ofrenda.
Da sus diezmos cumplidamente.
Contribuye para misiones.
Es dadivosa con los pobres.
De pronto tocó su puerta una rara enfermedad.
Cruel, dolorosa, persistente.
Hospital. Médicos. Prescripciones.
Ora pidiendo a Dios su sanidad.
Soy tu hija, argumenta.
Tú eres mi Sanador.
Soy tu sierva, enferma no puedo servirte, reclama.
Nada.
La enfermedad no cede, implacable.
Más dolor.
Una leve duda precede a otra, luego otra.
¿Es que Dios ya no sana?
¿No tengo suficiente fe?
¿No eres el mismo de ayer, no eres Dios Sanador?

Personalmente he visto sanidades impresionantes.
La pregunta es la misma ¿por qué unos sí y otros no?
Dios es Dios.
Nosotros somos  de “toma y daca”, tanto te doy, tanto me das. Nuestras relaciones las establecemos en el intercambio, en la compra, el trueque, la compensación.

Tal vez algún día logremos vislumbrar la gracia de Dios.
Descubrir su misericordia.
Comprender la soberanía del Señor, Jahveh, Adonay, Kyrios.

………………………………………………………………..

 Pues, en el momento preciso,
 Cristo será revelado desde el cielo
por el bendito y único Dios todopoderoso,
el Rey de todos los reyes
y el Señor de todos los señores.
 Él es el único que nunca muere
y vive en medio de una luz tan brillante que ningún ser humano puede acercarse a él.
Ningún ojo humano jamás lo ha visto y nunca lo hará.
¡Que a él sea todo el honor y el poder para siempre! Amén..”

I Timoteo 6:115-16 (NTV)
                               

………………………………………………………………..






jueves, 27 de septiembre de 2012

Hermosa y venenosa.


En mi jardín ha florecido en todo su esplendor el “ave del paraíso” (Strelitzia reginae. ) Con el tiempo ha crecido tanto que su frondosidad ha llenado de flores el sector. A veces corto una para ponerla en el interior de la casa, definitivamente es una belleza.
Lo que no sabemos es qué tan venenosa puede ser, para los humanos o para las aves. Mirándola con detenimiento observo que jamás tiene cerca algún pájaro, ni siquiera se le acercan las gatas. Es una planta bella y solitaria.

Recordé una mujer hermosa, logramos conversar un rato en un grupo de amigas, de pronto ella deja caer la amargura, pequeñas dosis, una queja contra su madre, una interjección poco afortunada, un comentario inexacto,  detalles que van creando un clima inquieto, raro. Pequeñas dosis de veneno tal vez no maten, impiden crecer, estar alegres, disfrutar.
El consejo de los floricultores es obvio, evita el cultivo de las plantas venenosas.



………………………...........................………………………….
Este mensaje es digno de confianza,
y quiero que lo recalques,
 para que los que han creído en Dios 
se empeñen en hacer buenas obras.
Esto es excelente y provechoso para todos.
 Evita las necias controversias y genealogías,
las discusiones y peleas sobre la ley,
porque carecen de provecho y de sentido.

Tito 3:8-9
……………….......................………………………………….




martes, 25 de septiembre de 2012

Por unos pantalones.


El fin de semana en las comunidades cristianas se comparte de todo, desayuno, la Palabra, oración, a veces un almuerzo, otras el té de la tarde.
Y leyendo un verso de la carta a los Romanos nos topamos con los mismos problemas de ellos. Sólo con diferentes elementos. Ellos tenían dramas con la carne ofrecida a los ídolos, nosotros con el alcohol. Ellos con el día de reposo, nosotros también. Es impresionante que después de 20 siglos no podamos comprender algunas cuestiones tan básicas.
Crecí en una comunidad donde no se permitía a las mujeres usar pantalones, ni cortarse el cabello, al revés de los hombres que sí tenían que llevarlo muy corto,  menos usar joyas. Eso del aro en la nariz era de caníbales (ni en sueños un aro en el ombligo como llevan hoy las chicas más jóvenes).
Tanta reprobación me llevó a tomar otras rutas, hoy por hoy las mujeres no usan falda, se cortan, se tiñen el pelo, usan joyas y con esto de tanto asalto solo de fantasía, los muchachos ya no llevan  corbata para ser estilosos, a menos que sea algo muy formal, en fin, los tiempos cambian velozmente. Y me gusta eso, la palpitante vida que no se pudre estancada en tradiciones de hombres y deja de lado los valores de la Biblia, que apenas se lee.

…............................................................................................

…porque el reino de Dios no es cuestión de comida
ni de bebida,
sino de justicia,
paz
y gozo en el Espíritu Santo.
Así que, sigamos lo que contribuye a la paz
y a la mutua edificación


Romanos 14:17,19
…..........................................................................................



(Zapatos y diseño de vestuario Prada)

viernes, 21 de septiembre de 2012

Todo con amor.

Despierto esta mañana después de las largas fiestas nacionales con un sentido de perplejidad frente al silencio de las calles. Pocos vehículos, como si la ciudad entera sufriera una resaca instalada en el cemento, las rejas, las piedras, los árboles, las aves apenas se escuchan, los gatos duermen lánguidos.
Es jueves. He consultado mi agenda, trámites pendientes. No sé si es la primavera o el ambiente, de pronto una dejadez, un sentimiento de inutilidad de las pequeñas cosas cotidianas, ir al mercado a comprar comida a las mascotas,  cocinar algo liviano. Para revertir el desánimo me instalo a leer 1 de Corintios, un corto proyecto para octubre. Todo gira en torno al amor, me pregunto, como esos estudiantes  lentos, Dios  ¿y qué es el amor? Porque lo que se desprende de la Epístola no tiene nada que ver con ese sentimentalismo que nos desgasta y nos pone nostálgicos escuchando boleros trasnochados del “año de la cocoa”.


------------------------------------------------------------------------
Todo lo que hagan, háganlo con amor


Corintios 16:14
------------------------------------------------------------------------



(La fotografía, una persona da de comer a un ave, Kay Nietfeld)



martes, 18 de septiembre de 2012

Porfía.


Hice este ejercicio de palabras para el sitio:
pero mandé otro, éste me parece adecuado como práctica y alegoría acerca de lo tozudos que somos los humanos. Es lo que le pasó a un vecino cerca de nosotros.

“Sé que mi casa ha perdido plusvalía con dos torres de 20 pisos una a  cada lado,  condenada a las sombras, a las miradas curiosas, sin privacidad. Reconozco mi porfía, un YUGO difícil de quebrar. He pagado en ENDECHAS interminables, recriminaciones, malestares, no ha bastado la cuenta de ahorro, HUCHA o joyas familiares, para pagar el costo de sostener una causa, ni es suficiente ser ERUDITO de la misma para ganarla. Perder un pleito es semejante a un sorbo de ALPECHIN, solo porque me empeciné contra las empresas constructoras. En mi defensa sostengo: es la casa de mis ancestros, invaluable.”

El apóstol Pablo lo grafica cuando cuenta su historia personal y concluye que es infructuoso porfiar contra lo irreversible:  
Dura cosa te es dar de coces contra el aguijón.” (Hechos 26:14)



sábado, 15 de septiembre de 2012

Lucidez para gastar.



Tradicionalmente los cristianos hemos sido una comunidad sobria, prudente, discreta,  sin  llegar al ascetismo medieval.
Nada de parafernalia para Navidad, Fiestas Patrias o “tirar la casa por la ventana” en  algún matrimonio.
Hasta ahora.
Las cosas están cambiando, incluso en nuestra casa, con la llegada de amigos más jóvenes, otro ideario, más inmediatez, más sibaritas, más…
Sin embargo todavía no nos acercamos (y espero que no lleguemos jamás) a las excentricidades de algunos "Nouveau riche " que gastan miles de billetes en carnes para asados y bebidas espirituosas, en  el fin de semana largo de fiestas nacionales, casi siete días de jarana. No hay quien se libre de alguna invitación o  como mínimo ingerir varias empanadas fritas o de horno, aparte de algún trozo de chuleta o trutro de pollo. Algunos para acallar la conciencia piden “por favor, me da un tecito con endulzante, porque azúcar no tomo”.
Entre gastar para vivir y derrochar hasta quedar exánimes hay bastante diferencia, no quiero aguar ninguna fiesta pero me adhiero a las palabras de Pablo: vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente… (Tito 2:12), porque Chile, ni la carne ni los feriados se terminan en septiembre.
 Por cierto, el chaleco modelo de Ralph-Lauren de la foto,  es solo eso, imagen. El goce de mirarlo es suficiente (para mi).

 ------------------------------------------------------------------------------------------------
 "vivamos sobriamente, 
vestidos con la coraza de la fe y del amor
 y con el casco protector de la esperanza de la salvación." 

1 Tesalonicenses 5:8

 ------------------------------------------------------------------------------------------------



jueves, 13 de septiembre de 2012

A veces sucede.



No sé si a ustedes, pero a veces me pasa que al final del día estoy como Gaturro.



(Tomado de lanacionom.ar)




martes, 11 de septiembre de 2012

Esperanzas.



Un domingo atrás estuve escuchando la exposición de nuestro pastor acerca de las noticias tristes que nos han azotado este fin de invierno, noticias que han sido destacadas profusamente en los periódicos locales, la matanza que hizo un padre de sus tres hijos adolescentes o las muertes por bacterias desconocidas.
Lo que los medios –dijo él- quieren implantar en nuestras cabezas es que los padres son malos, y eso no es verdad. Hay miles de padres buenos que se “sacan la mugre” trabajando para darle educación a sus hijos, que se levantan de amanecida para ir a dejarlos al colegio y luego dirigirse a su trabajo. Hay miles de madres que ayudan a sus hijos en las tareas escolares y les preparan día a día sus colaciones y trabajan para que esos niños y niñas sean personas de bien. No podemos olvidar eso cuando la tv. y los diarios quieren convencernos que el mundo está tan deteriorado que no queda ninguna esperanza.

Personalmente creo que a veces tanta noticia nefasta nos hace perder la perspectiva. Nadie destaca a los buenos. Los santos no tienen prensa. Pareciera que el mal vende y que tener una familia “normal” (padre-madre-hijos-hijas-suegra-suegro unidos) es algo extraño.
Mantener  un punto de vista cristiano evangélico no es tan fácil, pero la gracia de Dios puede sostenernos.


 --------------------------------------------------------------------------

 ¡Vuelvan, pues, a la fortaleza, prisioneros de esperanza!

Zacarías 9:12

............................................................................

lunes, 10 de septiembre de 2012

Pidan y recibirán.

Jesús nos invitó a tener confianza en Él al solicitarle algún bien.
Gran ejemplo del salmista David que nos enseña cómo pedir:

 "Que nuestros hijos, en su juventud,
crezcan como plantas vigorosas.
Que nuestra hijas sean hermosas
como las columnas labradas de un palacio.
 
 Que nuestros graneros se llenen
y rebosen con toda clase de grano.
Que nuestros ganados en el campo
se multipliquen por cientos y miles.
 
 Que nuestros bueyes resistan el trabajo.
Que no nos tomen por asalto ni nos lleven cautivos,
ni haya pánico en nuestras calles.

 ¡Dichoso el pueblo que tiene todo esto!
¡Dichoso el pueblo cuyo Dios es el Señor!"




(Salmos 144:12-15, RVC, fotografía Jeff Horner)



jueves, 6 de septiembre de 2012

Llorar y llorar.




Por años he soportado esa incómoda sensación de impotencia cuando veo llorar a alguien. Si es varón, peor.
Impotencia y desconcierto. No sé dónde colocar las manos, qué decir, dan ganas de arrancar, tocar a la persona, ay, un desastre.
Pero ya encontré la solución.
Tan sencillo como poner en práctica el consejo que el apóstol Pablo le da a los romanos: “llorad con los que lloran”.
Imperativo, tiempo presente, real, llorad.
En español actual: “lloren con los que lloran.
Y ¿cómo hacemos eso?, me pregunta una amiga.
Bueeeee, yo les doy la receta, la práctica corre por cuenta de vosotros.