jueves, 30 de agosto de 2012

GPS.



Habitualmente queremos sentirnos seguros, ubicados en el lugar donde estamos, ubicables para los que necesitan de nosotros.
Usamos aparatos cada vez más  sofisticados  que al llegar los últimos tiempos predichos por  la Palabra, no habrá ningún problema para que un sistema omnímodo sepa quiénes somos, dónde estamos,  qué consumimos o pensamos.

Vaya, los "postreros días" ya están aquí...y ni siquiera nos dimos cuenta cómo llegaron.


..........................................................................................
Jerusalén será pisoteada por los paganos,
hasta que se cumplan los tiempos que a ellos les esperan.

 Jesús lo dijo en Lucas 21:24 (RVC)
...........................................................................................



martes, 28 de agosto de 2012

Trabajólicos.


Adictos al trabajo.
De lunes a domingo su mente, corazón y fuerzas están en la oficina, la “pega”, oficio, empleo o labor habituales.
La pasión por lograr un espacio connotado en la sociedad, el miedo a perderlo, el terror de los días feriados, algunos han llegado a decir “gracias a Dios es lunes”, vuelven al lugar de seguridad, la oficina, su escritorio, su sagrado metro cuadrado.
Acuérdese, le dijo el clérigo a mi amigo José, del día de reposo, llamándolo a buscar la espiritualidad tan necesaria para sobrevivir en las lides de las grandes ciudades. Mi amigo  -no sé si por dárselas de perito  en la materia- le respondió con cierta ironía “el diablo nunca deja de trabajar”, a lo que el ministro respondió afablemente, “entonces fíjese en qué condiciones anda él”.
 
…………………………………………………………….
Nada trajimos al nacer y nada nos llevamos al morir.
 La gente trabaja duro para conseguir cosas,
pero cuando muere no puede llevarse nada.

Eclesiastés  5:15 (PDT)
…………………………………………………………….




miércoles, 22 de agosto de 2012

Viajar en compañía.

Ayer recibí una propaganda que me invitaba a viajar.
Varios tours, uno por Chiloé, bien al Sur de Chile o cruzar la Cordillera de los Andes para recalar en Mendoza, o quizá al Norte, al desierto.
En compañía de otras 24 personas, todo incluido. 
Por cierto, una oferta tentadora, solo hasta fines de año. 
Viajar con otras personas tiene grandes ventajas, uno aprende a convivir con la diversidad, crea paciencia al aceptar las decisiones de otros, desarrollas amistad con personas desconocidas, se siente una seguridad cuando vas a lugares inexplorados, en fin, hay beneficios. Sin duda también hay desventajas, pero eso lo dejaremos para otra ocasión.

¿Si me atreveré a ir?
Me gustaría, pero mi año ya está organizado, las finanzas ordenadas, tal vez en otra ocasión, tú sabes, siempre en la vida hay nuevas oportunidades y nuestro Padre nos ayuda a elegir lo adecuado. 


 
-----------------------------------------------------------------------------
“Es mejor ser dos que uno,
porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito.
Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle;
pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas”.

Eclesiastés 4:9-10
----------------------------------------------------------------------------



(Fotografía gracias a: Channi Anand)




martes, 21 de agosto de 2012

Problemas.


A veces se nos atraviesan problemas. 
Una forma de solución es  cruzarnos de brazos y esperar que alguien los resuelva o que algo pase...o que otro asuma la responsabilidad.
O que el gobierno mande refuerzos.
O que el cielo...
En fin, ¿qué hacer?

--------------------------------------------------------------------------------------
"Amados hermanos, 
cuando tengan que enfrentar problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho  porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe,
 la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse.
  Así que dejen que crezca, 
pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada.
 Si necesitan sabiduría, pídansela a nuestro generoso Dios, y él se la dará..."


Santiago cap. 1
----------------------------------------------------------------------------------- 




jueves, 9 de agosto de 2012

Mentir.


Ayer mentí.
Me avergüenza escribirlo.
Mentí.
No voy a justificarlo diciendo que fue una “mentira blanca”. Tampoco voy a santificar la mentira diciendo que lo hice para evitar un dolor a  otra persona.
Sencillamente lo hice y no es ningún orgullo.

Hoy en mi oración matutina el Espíritu me dio un buen tirón de orejas. Tuve que rebobinar, ir donde la persona y  confesarle la verdad.
Mi hoja de vida con un borrón que no existía, mal negocio este de mentir.
Definitivamente. 


----------------------------------------------------------------------
Las palabras veraces soportan la prueba del tiempo,
pero las mentiras pronto se descubren.

Proverbios 12:19
----------------------------------------------------------------------