jueves, 30 de julio de 2015

Ventana de lluvia.


¿Qué hacer en una tarde de lluvia?
Algunos cocinan sopaipillas, no es mi caso, detesto la casa con olor a fritura.
Leer es un buen panorama, pero si una gotera persistente interrumpe, la concentración se va en un tris.
Mirar por la ventana, última alternativa y observar el río que va por la avenida donde algunos infortunados chapotean sin posibilidades de volver rápido a casa.

De pronto surge entre la bruma de agua una imagen impresionante.
Un hombre vestido formalmente con terno, camisa blanca y corbata, mojado hasta los huesos,  lleva debajo del brazo un ataúd blanco, pequeño, como si cargara una caja de regalo.
Me sobrecoge verlo tan indefenso, no sé si va llorando o es la lluvia.

Preguntas, ¿carga un bebé dentro del féretro? ¿A dónde se dirige? ¿Es un padre y ha muerto su hijo? ¿Es un sepulturero pobre que no le alcanzan las monedas ni para un taxi?
Aun con la alegría de la lluvia, mirar por la ventana a veces suele ser muy triste.


 ------------------------------------------------
 Cuando cruzan el valle del Llanto,
lo convierten en manantial;
hasta las lluvias tempranas
cubren el valle con sus bendiciones.

Salmos 84:6 (TLA)


-------------------------------------------- 



Fotografía tomada de aquí:

miércoles, 29 de julio de 2015

La vida es una lucha.

Los evangélicos se dividen entre los que creen en la guerra espiritual y los que no. Con todos sus matices, por cierto. 
Hay una amplia oferta en Internet de profetas, apóstoles y maestros (casi como modernos gurú) que defenderán su línea de pensamiento a rajatabla, como decía una amiga “costare lo que costare”. 

Descalificaciones van, descalificaciones vienen, un espectáculo inadecuado para aquellos llamados a amar al prójimo como a uno mismo, convocados a mantener la unidad de la Iglesia, más aún teniendo en cuenta la creciente incredulidad de las nuevas generaciones. 

En la duda, me atrevo a leer la Biblia.
En la disquisición, me acerco más a la Palabra de Dios.
Si me ataca la retórica mental, prefiero leer al apóstol Pablo. 
Si me pongo muy mística  los Proverbios me aterrizan.

Sín duda, la vida es lucha,  con uno mismo, con las debilidades y falacias de mi propio interior, con mi ego insumiso, entonces ¿por qué desacreditar a mi hermano?




-----------------------------------------------------------------------

"  Y ahora, hermanos, busquen su fuerza en el Señor, en su poder irresistible. 

Protéjanse con toda la armadura que Dios les ha dado, 
para que puedan estar firmes 
contra los engaños del diablo. 
 Así que manténganse firmes,
 revestidos de la verdad 
y protegidos por la rectitud.  
Estén siempre listos para salir a anunciar el mensaje de la paz.  
Sobre todo, 
que su fe sea el escudo 
que los libre de las flechas encendidas del maligno.  
Que la salvación sea el casco que proteja su cabeza,
 y que la palabra de Dios sea 
 la espada que les da el Espíritu Santo.


 (Apóstol Pablo a los efesios 6: 10- 17 DHH.) 


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------







lunes, 27 de julio de 2015

La vida es una flor.

Caminamos el corto trayecto desde la entrada al lugar donde dejaron el cuerpo.
El mismo paso cansino de otros funerales.
La misma tristeza en los acompañantes.
Las balas hicieron la diferencia.
Tres disparos ensordecieron el aire de la fría tarde.
Tres disparos y una escolta de uniformados completaron los honores al hombre que una vez estuvo.
Mientras el cuerpo descendía a la fosa una trompeta interpretó el lamento de todos.

La vida es una carrera.
La vida es una siembra.
La vida es una flor.

 .........................................................................................................
"Escuché una voz que  dijo: «¡Grita!»
Y yo respondí: «¿Y qué debo de gritar?»
«La voz me dijo: 
Grita que todo ser humano es semejante a la hierba de las praderas, 
 su belleza es como la flor en los campos.
La hierba pronto se seca,
la flor se marchita,
porque el viento que envía el Señor sopla sobre ella.
»
 
Y a decir verdad, todos somos como la hierba.

Sí, así es,
hasta el verde pasto se seca, 
 la flor más hermosa se marchita,
 
pero hay algo que permanece para siempre, 

la Palabra poderosa, eterna,  de nuestro Dios "



Libro de Isaías  40 (Paráfrasis)

.........................................................................................................................



viernes, 24 de julio de 2015

La vida es una siembra.

Esta es la historia:
«Un sembrador salió a sembrar. Al esparcir la semilla, una parte cayó junto al camino; fue pisoteada, y los pájaros se la comieron.  Otra parte cayó sobre las piedras y, cuando brotó, las plantas se secaron por falta de humedad.  Otra parte cayó entre espinos que, al crecer junto con la semilla, la ahogaron.   
Pero otra parte cayó en buen terreno; así que brotó y produjo una cosecha del ciento por uno.  (Evangelio de Lucas 8:5-8)

El Señor Jesucristo explicó la historia:

"La semilla es la palabra de Dios.
Aquéllos a lo largo del camino son los que han oído, 
pero después viene el diablo y arrebata la palabra de sus corazones, 
para que no crean y se salven.
Aquéllos sobre la roca son los que, 
cuando oyen, reciben la palabra con gozo; 
pero no tienen raíz profunda;
 creen por algún tiempo, y en el momento de la tentación sucumben.
La semilla que cayó entre los espinos, 
son los que han oído, 
y al continuar su camino son ahogados por las preocupaciones,
 las riquezas y los placeres de la vida, 
y su fruto no madura.

Pero la semilla en la tierra buena, 
son los que han oído la palabra con corazón recto y bueno,
 y la retienen, 
y dan fruto con su perseverancia. 


Evangelio de Lucas 8:11-15 ( NBLH)


miércoles, 22 de julio de 2015

La vida es una carrera.


 " ¿No saben que en una carrera  todos los corredores compiten, 
pero sólo uno obtiene el premio? 

Corran, pues, de tal modo que lo obtengan.  

 Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. 

Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; 
nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre.
  Por eso yo corro cada paso con propósito."

(Carta del apóstol Pablo a los Corintios 9:24-25 (NVI-NTV))

------------------------------------------------------------- 


(Fotografía del Tour de Francia 2015 )





 

lunes, 20 de julio de 2015

La pasión que nos domina.

La crueldad al elevarse como imperio es lo que quedó en la historia de los ninivitas.
De Babilonia, los jardines colgantes.
Las artimañas ocultas para lograr el poder es lo que recordamos de los romanos.
Las cruzadas en la Edad Media con sus patéticas muertes de inocentes (¿no es siempre inquietante la muerte de un inocente?)
Todas las épocas tuvieron pasiones que definieron la vida social. Tiempos grises-claros, grises-oscuros, no todo fue blanco o negro, indudable.

Por estos días nuestro leitmotiv es un poco más banal que la crueldad de la guerra pero no menos peligroso. Porque la pasión que nos domina obnubila el cerebro y deja paso al desmadre como el torrente rompe los diques e inunda lo que encuentra a su paso.
Nuestras calles son inundadas por la marea vandálica en supuestas ceremonias de protesta-celebración-gozo-tristeza incomprensibles.
Se encienden fogatas en plena calle para mitigar el dolor.
Agredimos en lugar de llorar.
Peleamos contra enemigos invisibles.
Odiamos sin ejercitarnos en la pérdida.

Un disparo traspasa la espalda de mi amiga Ale., víctima inocente que pasea en bici en la tarde de invierno. Una bala loca venida quién sabe de dónde. O tal vez todos lo saben pero nadie se atreve a decirlo. El miedo sella bocas y enmudece gargantas.

En las escuelas se enseña a ganar, el éxito está a la vuelta de la esquina.
Los niños son hoy más asiduos a cursos de artes marciales que a música o pintura.
Somos una nación joven, podemos darnos la licencia de la desproporción, mañana veremos quién paga el estropicio. Puede ser en Santiago, Talca, Calama, el lugar es indiferente al exceso,  como el ímpetu del volcán Calbuco con su secuela de destrucción aterradora.
Tal vez la violencia sea el lenguaje que nos una en cada celebración o contratiempo.
Tal vez el amor sea una obsolescencia de atardeceres nostálgicos acompañados con un mortecino sol de invierno.

Escribo estas palabras mientras Ale. sale de una milagrosa operación, 3 horas de quirófano, proyectil sin salida.
Escribo con la esperanza al borde del abismo, la horda vandálica acecha, como a Caín en el inicio de los tiempos: "... si haces lo malo, el pecado te acecha, como una fiera lista para atraparte. No obstante, tú puedes dominarlo". (Génesis 4:7 NVI)
No pudo, Caín.
Abel, en el ojo de la furia todavía exhibe la herida y la sangre fluyendo.





viernes, 17 de julio de 2015

Retrospectiva en noche de invierno.

Es una noche oscura y helada.
La reunión se ha prolongado más allá de una hora razonable, unas visitas del extranjero tienen mucho que decir, los disculpamos.
A la salida ofrezco trasladar a un amigo al que le espera  hora y media en Metro.
 Acepta con alegría.
Cualquier viaje –más si es en el cubículo ínfimo de un “city-car”-   invita a la conversa, y si la amistad data de algunos años, confidencias ad portas.
Como esas viejas postales teñidas de sepia va desmenuzando sus recuerdos, qué será de…, dónde estará tal… ¿te acuerdas de N…?
Mi computadora cerebral saca del archivo rostros olvidados y los va ordenando de manera matemática, ahí está ella, la chica hermosa separada del marido, más allá el esposo “tirado a los vicios”, aquel que cantaba en el coro y perdió la voz en un accidente, el que tocaba la guitarra sufrió una desilusión de fe, ya no toca ni el timbre de su casa. El que se fue al extranjero, la que vive en el Norte, la que se fue de misiones, el que estuvo preso por un asunto político…

Es extraño cómo almacenamos tantos detalles que no teníamos idea que estaban ahí, basta un nombre, un color, una canción y las imágenes vienen como el cuchillo afilado que nos pilla el dedo y nos corta, la sangre brota sin darnos cuenta.
Gracias a Dios el recorrido no fue tan largo, mi pasado no es tema predilecto, me abruma un poco hacer ese ejercicio inútil.
La vida está delante.
Para una retrospectiva basta y sobra con el Libro de Los Hechos incluyendo la vida del apóstol Pablo, más edificante e inspirador que nuestras vidas mínimas.


-------------------------------------------------

 "No añores «viejos tiempos»;
    eso no es nada sabio."

Eclesiastés 7:10  (NTV)


-------------------------------------------------


martes, 14 de julio de 2015

Baile de invierno

Me quedo quieta contemplando la lluvia y escuchando su rítmico golpeteo sobre el suelo.
Nada le impide danzar con gracia  y nada la detiene.
La miro y admiro, yo jamás podría superarla.
En cuestiones de ritmo hasta la cuchara de palo que revuelve la olla me gana.

El viento mueve las gotas de un lado para otro, ondula, salta, un verdadero festin visual.
Aparece una hoja entumida que desea llevar el compás, se rinde y queda derribada, nada supera la fuerza de la lluvia.

 ------------------------------------------------------------------------------------

 ¿Quién abre el canal para las lluvias torrenciales,
    y le da paso a la tormenta,
para regar regiones despobladas,
    desiertos donde nadie vive,
para saciar la sed del yermo desolado
    y hacer que en él brote la hierba? 

 ¿Acaso la lluvia tiene padre?
    ¿Ha engendrado alguien las gotas de rocío? 
 ¿De qué vientre nace el hielo?
    ¿Quién da a luz la escarcha de los cielos? 
 ¡Las aguas se endurecen como rocas,
    y la faz del mar profundo se congela!

Libro de Job 38: 25-30


---------------------------------------------------------------------------------





domingo, 12 de julio de 2015

¡Oh, la lluvia!

¡Por fin ha llegado!
Esperábamos como novio frente al altar, espectántes, ansiosos, cada día mirábamos el informe del tiempo y nada, abril "aguas mil" sumergido en smog, mayo, junio, ahogados en humo, restricciones de todo tipo,  de vehículos, ejercicios, paseos en bici, gimnasia en los colegios, todo porque la lluvia, cual novia caprichosa, se negaba a venir.

De pronto el horizonte se oscurece.
La brisa vespertina humedece el ambiente, presentimos las nubes sobre la Cordillera de los Andes, un anciano declara con alegría, "mañana lloverá". Todo se conjuga para dar la bienvenida a la ausente, la bienamada, la que alegra el corazón de los humanos.

¿Qué sería de nosotros sin la lluvia?
Un hombre puede vivir sin mujer, puede soportar que lo dejen "plantado" en la iglesia frente a cientos de invitados, nosotros no existimos sin ella.
Nunca como este año supimos cuánto la amamos y necesitamos.

Tal vez se hizo de rogar por eso, para que la apreciemos en toda su grandeza, para que seamos agradecidos de los dones que se nos dan .

 Para que reconozcámos lo frágiles, precarios y dependientes que somos.
Hemos salido a las calles a celebrarla. La hemos abrazado y hemos dado gracias a Dios por el regalo inmerecido.



-----------------------------------------------------------------------------

Tú, Dios nuestro, derramaste abundante lluvia,
y a tu exhausta tierra infundiste vida. 

 En ella, oh Dios, habitan los que son tuyos;
tú, por tu bondad, das al pobre lo que necesita.


Salmos 68:9-10)


------------------------------------------------------------------------------ 


viernes, 10 de julio de 2015

Pata, aves y libre albedrío.


¿Crees que Dios tiene un propósito para cada vida?
Los teólogos escriben sesudos estudios acerca del "libre albedrío", la libertad de escoger y la soberanía de Dios. En algún tiempo me embelesaba en sus páginas.
Hasta que me volví "pajarera".
Siempre estuve rodeada de aves, mi madre me ordenaba alimentar el gallinero, las aves están en el ambiente, sobre los árboles, sus cantos lejanos suenan traslapados con el rugir de los buses y el tráfico de la ciudad.
Hasta que llega un zorzal a casa y deja un corazón quebrado (el mío) por su ausencia.

Ahora heredamos una pata, blanca, conversadora y exigente como dueña de fundo.
Uno cree en su libre albedrío, en la libertad de escoger, pero tal vez es al revés, ellos nos escogen, poco a poco nos atan con lazos de amor, nos rodean con regalos graciosos, nos alegran, buscan encantarnos, tal vez tienen temor que los abandonemos como otros lo hicieron.
En el mundo hay miles de patas y patos, faisanes, pavos reales preciosos, como el Principito encontró su rosa especial, esta pata, coja pa’ más remate, es la mía, la que me ha tocado en la vida y es mi responsabilidad cuidarla, amarla como a cualquier personita.  


------------------------------------------------------------------------------

Tú (Señor) eres el que envía las fuentes por los arroyos;
Van entre los montes;


 A sus orillas habitan las aves de los cielos;
Cantan entre las ramas.


Salmos 104:10 y 12

------------------------------------------------------------------------------- 
La ilustración es de Charley Harper, un espectacular conocedor e ilustrador de aves.







miércoles, 8 de julio de 2015

Agradecida de los productores.

Este último tiempo, mientras he compartido algunas recetas de comidas chilenas, he pensado en aquellos que proveen los ingredientes básicos para elaborarlas.
El sembrador de papas.
La cosechadora de uvas.
El productor de paltas.
El camionero que traslada carne.
El criador de pollos.
La que cultiva especias.
El elaborador de envases.
El que se dedica meticulosamente –aun en las madrugadas- a producir el pan de cada día, pan sabroso y tibio que llega a nuestra mesa antes que abramos los ojos.
El pescador que, en una noche negra, se aventura más allá de la playa para que yo disfrute una merluza fresca y hasta fileteada.
Miles de personas trabajan para darme de comer y beber.

Delante de Dios pido bendiciones para cada uno (a), Dios bendiga sus manos y dé fuerza a sus cuerpos, inteligencia a sus ideas, alegría en lo que producen.
Soy una agradecida especialmente del agricultor, un trabajo de gran valor y fe, riesgoso cuando las lluvias esquivas dan una magra cosecha que a veces no alcanza ni para cancelar los gastos.

Mi amigo F.  es mediero de un cultivo de papas en el Norte.
El año pasado le pidió a todo el mundo conocido que rogáramos por su siembra, una plaga se había instalado en el país y corrían riesgo de perderlo todo. 
Nuestras oraciones fueron -por gracia de Dios- contestadas positivamente.


 ------------------------------------------------------------

Así que llegué a la conclusión 
de que no hay nada mejor que alegrarse
 y disfrutar de la vida mientras podamos.
 Además, la gente debería comer,
 beber 
y aprovechar el fruto de su trabajo,
 porque son regalos de Dios. 


Eclesiastés 2: 12-13 (NTV)

 ----------------------------------------------------------------



domingo, 5 de julio de 2015

La sombra del naranjo.

 


Me reconcilio con la poesía 
mientras camino por un huerto solitario
rodeada de naranjos 
y mi sombra se proyecta  entre el verde de  las hojas. 









viernes, 3 de julio de 2015

Recetas chilenas: parrillada.

Sí, ya lo sé, la parrillada no es típica de Chile, pero es  la comida que más personas reúne, sin ninguna duda. No conozco a “nadie” que rehúse a una invitación de carnes blancas o rojas asadas al fuego o como mis amigas vegetarianas, ellas asan verduras, la cuestión es juntarse y disfrutar un momento de comida y risas.
La convocatoria a una parrillada significa un tiempo de celebración, informal, sabroso, divertido. Los muchachos modernos comen de pie alrededor del fuego, carne y pan. Eso de las papas y ensaladas es cosa de mujeres, argumenta uno. Las familias prefieren una amplia mesa donde todos pueden servirse lo que cada uno prefiera.
Es lejos la comida más conversada…si no hay partido de fútbol entremedio.

Ingredientes para 4 personas (carnívoros y vegetarianas) :
1.500 grs. Carne roja, lomo veteado, abastero o sobrecostilla (en algunos súper venden “asado americano”, es bien blando y sabroso).
 4 tutos de pollo condimentados con sal y orégano.
4 chuletas de cerdo (o costillar).
4 tiras de longanizas.
4 cebollas ( 2 para asar y 2 para ensalada).
2 berenjenas,
2 zapallo italiano (zucchini)
2 puerros,
2 pimentón (todas las verduras partidas por la mitad y aliñadas)
8 papas cocidas con cáscara.
1 lechuga de su preferencia.
1 Kg. de tomates, cilantro picado.
1 limón para limpiar la parrilla (me resulta mejor que la cebolla)
1 bolsa de carbón.
Sal.

Preparación:
El carbón abundante, las brasas nunca demasiado encendidas, la parrilla puesta ni tan baja ni tan alta, los ingredientes previamente preparados, y sí, me gusta con unas papas cocidas + lechugas + chilena” + pebre.
Cuando el fuego esté a punto colocar las carnes limpias del exceso de grasa y asar por unos 15 minutos. Particularmente le coloco la sal al darla vuelta. Vigilar que no se queme. Colocar las verduras, verificar la sal. Encender el horno de la cocina a calor muy bajo y en una fuente adecuada poner lo que se va asando, mantener el calor. 
Por cierto, la mesa Jag Grill  de la foto me ha parecido un estupendo invento si somos habitué de la parrilla. Conozco personas que todas las semanas se juntan para disfrutar de un asado (si el bolsillo da para tanto).

Por estos días he experimentado con un brasero de mesa que resulta muy cómodo para asar para pocas personas.


 ----------------------------------------------------------

El que come de todo, come para el Señor, 
y lo demuestra dándole gracias a Dios; 
y el que no come, para el Señor se abstiene,
 y también da gracias a Dios.   
Porque ninguno de nosotros vive para sí mismo,
 ni tampoco muere para sí.  
 Si vivimos, para el Señor vivimos; 
y si morimos, para el Señor morimos.
 Así pues, sea que vivamos 
o que muramos, del Señor somos.

Romanos 14: 6-8


------------------------------------------------------------




miércoles, 1 de julio de 2015

Recetas chilenas: merluza frita.

A los evangélicos también les gusta el asado, el fútbol (más si ganamos) y las vacaciones en la playa.
Algunos piensan que es un tanto mundano” y que debemos abstenernos de gritar un buen “gooooooool” (por estos 50 días sin tele me conformo con escuchar a mis vecinos cuando Chile anota).
Y si de vacaciones en la playa se trata, nada mejor que disfrutar una rica –riquísima- merluza frita (el galeno de mi predilección me permite una fritura cada tres o cuatro meses y me ha dado una larga charla de los aceites quemados, bla-bla-bla.)

Tips: Para que el rebozo, batido o tempura que recubre el pescado quede crujiente mezclo la harina de trigo con harina de maíz.

Ingredientes: (6 personas)
- 6 pescadas limpias (merluza o congrio, los pescaderos modernos la dan fileteada, sin espinas, genial).
- Sal y pimienta.
- Harina de trigo, harina de maíz (5 cucharadas de cada una)
- 2 huevos
- Aceite para freír, 750 cc.
Preparación: Lavar los trozos de pescada, secar bien, colocarle sal y pimienta, reposar en el refri mientras preparamos el batido.
En una fuente amplia batir los huevos, agregar las dos harinas, la sal y un poco de agua bien fría hasta obtener una mezcla semi-líquida.
Calentar el aceite en una sartén amplia, sumergir la merluza en el batido y freír por ambos lados.
Usar una espumadera es esencial para que no se desarme el pescado.
¿Cómo saber si el aceite está a punto? Poner un diente de ajo en la sartén, mirar si se dora está listo.

Cuando el pescado esté dorado sacar y poner en una fuente para horno sobre papel absorbente.
Dejarla en el horno a calor mínimo mientras se fríe en resto, servir calentita.
Lo ideal es acompañar con ensaladas pero si no puedes prescindir de los carbohidratos, un buen puré “la lleva”.
El detalle de unos trozos de limón y pebre mejoran la presentación.


Nota: En el Norte de Chile sirven un sándwich de pescado frito en una marraqueta (pan batido) con lechuga y tomate, espectacular.



 -----------------------------------------------------------------
 Si el Señor comió pescado ¿por qué no nosotros?

"Le dieron un pedazo de pescado asado. 
Jesús tomó el pescado y lo comió delante de ellos."


Lucas 24:42-43


-----------------------------------------------------------------