miércoles, 2 de septiembre de 2015

Limonero, el árbol amigable.


Mi abuela cultivaba árboles.
Mi madre cultivaba árboles.
Yo cultivo árboles.

Hoy eso de “escribir un libro, plantar un árbol, tener un hijo” ha quedado como un intento romántico de reivindicar la poesía, en la práctica la gente vive en departamentos y decora con flores plásticas traídas de China, apenas lee los titulares de las noticias y de hijos…mmm…las parejas quieren realizarse en una carrera, un trabajo, viajar, etc. Eso del hijo es un apéndice en la vida. Nuestro país ha bajado la tasa de natalidad a 1.3 hijos por pareja a diferencia de los 5-6 o 7 del siglo pasado.

El árbol más espectacular para cultivar es el limonero.
No he conocido otro que dé flores cuando tiene sus frutos en plenitud y sus hojas siempre verdes. Es amigable y dadivoso. Ha crecido a su lado un maqui y un olivo, él comparte el espacio sin ahogo o caducidad.
En nuestro barrio casi todas las casas (que sobreviven a las constructoras)  tienen un limonero en su patio, sus frutos amarillos brillan en pleno invierno.
Hace algunos años un querido amigo que ya no está me recomendó que tomara una limonada tibia en ayunas para limpiar el organismo. Leo en una revista la misma indicación y concuerdo que no andaba nada de equivocado.
Puedo recomendar que tiene positivos efectos.


------------------------------------------------------------------------ 
 ¡Que los campos y sus cultivos estallen de alegría! 
Que los árboles del bosque canten de alegría delante del Señor, 
¡porque él viene! 


Salmos 92:12-13


 --------------------------------------------------------------------------

3 comentarios:

Susana Moreno dijo...

Estar en contacto con la naturaleza te llena de vida. Lo de la natalidad es terrible. Un beso.

Fernando dijo...

Qué bonito, Ojo Humano.

No sé nada de los árboles ni de su cultivo, pues soy niño de ciudad. Sólo te puedo contar que una de las cosas más bonitas de ir en primavera a la región española de Valencia es ver cientos y cientos de naranjos y de limoneros con sus frutos entre las hojas verdes. Casi te olvidas de que estás yendo a la playa.

ojo humano dijo...

Sí, Susana, estamos preocupados como país porque estamos envejeciendo, los adultos mayores viven más años y nacen menos niños. A este ritmo no sé que pueda pasar, a menos que se cambien las políticas, aunque ahora está la discusión de una ley de aborto...para peor.


Querido Fernando, "niño de ciudad", aun así, los limoneros pueden ser una buena compañía. Mira aquí:
http://www.flordeplanta.com.ar/arboles/todo-sobre-limoneros-como-y-donde-plantarlos-cuidados-especificos/

Solo es una idea. Aunque no requieren taaaaaaaaantos cuidados igual son dependientes del aguita y el sol. Pero aun con todo el trabajo, encuentro que no hay mejor limón que uno orgánico. Le aprovecho hasta la cáscara.