viernes, 3 de julio de 2015

Recetas chilenas: parrillada.

Sí, ya lo sé, la parrillada no es típica de Chile, pero es  la comida que más personas reúne, sin ninguna duda. No conozco a “nadie” que rehúse a una invitación de carnes blancas o rojas asadas al fuego o como mis amigas vegetarianas, ellas asan verduras, la cuestión es juntarse y disfrutar un momento de comida y risas.
La convocatoria a una parrillada significa un tiempo de celebración, informal, sabroso, divertido. Los muchachos modernos comen de pie alrededor del fuego, carne y pan. Eso de las papas y ensaladas es cosa de mujeres, argumenta uno. Las familias prefieren una amplia mesa donde todos pueden servirse lo que cada uno prefiera.
Es lejos la comida más conversada…si no hay partido de fútbol entremedio.

Ingredientes para 4 personas (carnívoros y vegetarianas) :
1.500 grs. Carne roja, lomo veteado, abastero o sobrecostilla (en algunos súper venden “asado americano”, es bien blando y sabroso).
 4 tutos de pollo condimentados con sal y orégano.
4 chuletas de cerdo (o costillar).
4 tiras de longanizas.
4 cebollas ( 2 para asar y 2 para ensalada).
2 berenjenas,
2 zapallo italiano (zucchini)
2 puerros,
2 pimentón (todas las verduras partidas por la mitad y aliñadas)
8 papas cocidas con cáscara.
1 lechuga de su preferencia.
1 Kg. de tomates, cilantro picado.
1 limón para limpiar la parrilla (me resulta mejor que la cebolla)
1 bolsa de carbón.
Sal.

Preparación:
El carbón abundante, las brasas nunca demasiado encendidas, la parrilla puesta ni tan baja ni tan alta, los ingredientes previamente preparados, y sí, me gusta con unas papas cocidas + lechugas + chilena” + pebre.
Cuando el fuego esté a punto colocar las carnes limpias del exceso de grasa y asar por unos 15 minutos. Particularmente le coloco la sal al darla vuelta. Vigilar que no se queme. Colocar las verduras, verificar la sal. Encender el horno de la cocina a calor muy bajo y en una fuente adecuada poner lo que se va asando, mantener el calor. 
Por cierto, la mesa Jag Grill  de la foto me ha parecido un estupendo invento si somos habitué de la parrilla. Conozco personas que todas las semanas se juntan para disfrutar de un asado (si el bolsillo da para tanto).

Por estos días he experimentado con un brasero de mesa que resulta muy cómodo para asar para pocas personas.


 ----------------------------------------------------------

El que come de todo, come para el Señor, 
y lo demuestra dándole gracias a Dios; 
y el que no come, para el Señor se abstiene,
 y también da gracias a Dios.   
Porque ninguno de nosotros vive para sí mismo,
 ni tampoco muere para sí.  
 Si vivimos, para el Señor vivimos; 
y si morimos, para el Señor morimos.
 Así pues, sea que vivamos 
o que muramos, del Señor somos.

Romanos 14: 6-8


------------------------------------------------------------




2 comentarios:

Fernando dijo...

¡¡¡Qué trabajoso!!!

Todo está bien empleado si al final todos lo pasan bien, Ojo Humano.

ojo humano dijo...

Fernando, lo mejor es que todos cooperan y se crea un ambiente de compañerismo que no lo da otras comidas. Unos prenden el fuego, otros limpian la carne, las mujeres picamos verduras, los niños colocan el servicio en la mesa, es muy bueno cuando nos juntamos en amistad.