viernes, 28 de enero de 2022

La casa de la compasión.


He estado en muchos lugares.
Orfanatos, casas de reposo, hospitales, fiestas de bodas, catedrales, bibliotecas, iglesias pequeñas, hoteles, centros de eventos, en fin, en lugares de acogida para seres tímidos que buscan disminuir sus momentos de soledad.
Solo hoy conocí la casa de la compasión.
Acompaño a una amiga a exámenes. 
Esas cosas vagas en el cuerpo que de pronto se materializan en una pantalla con mal diagnóstico. 
Por temas de aforo entra sola al edificio. 
Ingreso a una sala de recepción al aire libre. 
La espera es larga. 
Leo, escribo y agotados los recursos me dedico a mirar. 
Algo llama la atención, nadie llega solo. 
Muchas personas van y vienen, ingresan vehículos, sillas de rueda, jóvenes, ancianas, todos con alguien del brazo.
 
Hay en la inclinación de una madre hacia su hija un gesto imperceptible de protección y angustia; hay en la esposa una mano delicada que da de beber con lentitud al hombre de pelo cano y mirada hundida. 
Todos tienen algo común, compasión. 
Los que caminan lo hacen a paso lento, los brazos se extienden para atrapar el cuerpo que se les escapa en la mortal enfermedad, todos son luchadores  queriendo arrebatarle a la muerte el aliento del amado; todos tienen esa mirada indefinible de esperanza y determinación. 

Sentada en este lugar me invade una ola desconcertante de compasión, como si un "viento recio" hubiera descendido al lugar y lo  traspasara todo.
Pienso que tal vez  es el mismo Jesús de aquella lejana ciudad,  mirándonos.
Al ver a la gente, sintió compasión de ellos, porque estaban cansados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor.” (Mateo 9:36)




viernes, 21 de enero de 2022

La historia que vivimos.


La historia es un conjunto de subjetividades colocadas estratégicamente en un andamio de lugares comunes, nombres y fechas que la hacen parecer real; pero la historia es siempre una interpretación de la realidad que nadie puede asir,  aún si tuviera el don de reunir todos los puntos de vista. 

Se sigue una línea para hacer comprensible el mundo y evitar los errores del pasado 
Claro está,  no se cometerán los mismos pero los habrá; cada generación lucha por su derecho a  equivocarse (o no)  aun cuando las consecuencias sean atroces. 

A pesar de nuestras inexactitudes, la historia nos provee un marco de comprensibilidad que da paz y nos establece en el mundo. 
Más aún  si tomamos como referencia lo que ha escrito Dios de sí mismo, de su pueblo y de nosotros, chilenos,  los últimos de la tierra. 



 ----------------------------------------------------

De hecho, todo lo que se escribió en el pasado 
se escribió para enseñarnos,
 a fin de que, alentados por las Escrituras, 
perseveremos en mantener nuestra esperanza. 

Romanos 15:4 NVI

--------------------------------------------------



viernes, 14 de enero de 2022

Bala loca.


Puede una vivir 20, 50 o 100 años en perfectas condiciones. 
O puede una bala loca quitarte la vida a los 14. 
O llevarte directo a la posta de auxilios con la bala incrustada en las costillas, como sucedió con la hija de mi amiga Ana. 
Hay tantas probabilidades que un proyectil te alcance como que un rayo en una tormenta de verano se enamore de tu jardín y se le ocurra visitarlo. 
O que un deslave del río por altas temperaturas se le ocurra pasar por tu casa.  Estadísticamente, posibilidades casi nulas. 
Pero sucedió en Los Ángeles, California. 

La jovencísima hija de Sol se probaba un vestido para las fiestas navideñas; sin saber cómo un pequeño pinchazo y al suelo. Al otro lado de la pared un policía disparaba a un delincuente, bala desdichada que traspasa muros y busca el lugar exacto para asentar su dominio. 
¿Qué es esto? 
¿Tenemos alguna respuesta? 
¿Una probabilidad estadística que se cumple? 
¿Designio de Dios? 
¿Azar?

Una bala loca busca un lugar donde alojarse, no puede estar dando vueltas en el aire por mucho tiempo; quizás cuántas balas están insertas en paredes de edificios, en cielos rasos, en árboles, cuestión que no causa graves daños. 
Esta vez  buscó un cuerpo, podemos pensar y deducir cuán importantes es la vida humana.



----------------------------------------

Un día, el Eterno Dios sacó tierra del suelo,
 la esculpió en la forma que llamamos humana, 
sopló el aliento que da vida en las fosas nasales del humano, 
y el humano se convirtió en un alma viviente.

Génesis 2:7 (Biblia La Voz)

-----------------------------------------------------



La foto de aquí:





jueves, 30 de diciembre de 2021

Vacuna, la palabra del año.

La Fundación del Español Urgente (FundéuRAE), promovida por la Agencia EFE y la Real Academia Española, ha elegido vacuna como palabra del año 2021.

El concepto de vacuna surgió en el siglo XVIII a raíz del descubrimiento del médico inglés Edward Jenner de que los infectados por la viruela vacuna o bovina quedaban protegidos frente a la viruela humana. 

En español, se utilizó durante un tiempo vaccina (creada a partir del latín vaccinus, es decir, ‘de la vaca’), pero terminó imponiéndose vacuna, que aparece por primera vez en el Diccionario de la RAE en 1803, aunque no con su significado actual, que se incluyó en 1914.
Lee la noticia aquí:




-----------------------------------------------

Estimado amigo, estimada amiga: 
le pido a Dios que te vaya bien en todo 
y que tengas buena salud física, 
así como la tienes espiritualmente.

3 Juan 1:2 (PDT)

--------------------------------------------------



viernes, 24 de diciembre de 2021

El año de las máscaras.

¿Quién iba a adivinar que el uso de mascarilla volvería a estar de moda?
En el barrio Meiggs (nuestro personal "china town") a mitad de año las liquidaron a precios irrisorios, tal vez pensando que con la apertura -fase 4-, nunca las usaríamos de nuevo.
Error.
Han perdido una buena ganancia; ahora de nuevo las calles se llenan de variados modelos y colores, regresando al mercado en gloria y majestad.
Vida impredecible. 
Misteriosa.
Caprichosa
Como sea, gracias a la mascarilla no he sufrido el resfrío alérgico de primavera con su clásica e incómoda secreción nasal. 
Observemos el ambiente mundial, las máscaras serán gran moda el año próximo. 
Como decían nuestras abuelas, "y si está de moda, no incomoda".


.............................................................................

Ahora vemos todo de manera imperfecta, 
como reflejos desconcertantes, 
pero luego veremos todo con perfecta claridad.
Todo lo que ahora conozco es parcial e incompleto, 
pero luego conoceré todo por completo, 
tal como Dios ya me conoce a mí completamente.

1 Corintios 13:12 (NTV)

...............................................................................


Para leer post anterior acerca del tema:



viernes, 10 de diciembre de 2021

Feliz Navidad.


 ...el ángel les dijo: 
No temáis; 
porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 
que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador,
 que es CRISTO el Señor. 
Esto os servirá de señal: 
Hallaréis al niño envuelto en pañales, 
acostado en un pesebre.

Lucas 2:10-12


viernes, 3 de diciembre de 2021

El poder de la semilla.

Volví a sembrar albahaca y alguna otra semilla. 
Aunque cada año cultivo   hierbas olorosas, siempre me asombra  el crecimiento. 
Un poco de tierra, un poco de agua y la semilla brota, crece, florece y abunda en frutos.

Recordé aquella parábola del Señor: 
Jesús dijo también: 
«¿Semejante a qué es el reino de Dios? 
¿Con qué lo compararé? 
Pues es semejante al grano de mostaza que alguien toma y siembra en su huerto, y ese grano crece hasta convertirse en un gran árbol, en cuyas ramas ponen su nido las aves del cielo.»




viernes, 26 de noviembre de 2021

Regalos que emocionan.


Con el tiempo he aprendido a recibir regalos.
Y agradezco los dones que se prodigan desde la tierra, en especial las papas. No imagino el mundo sin un puré untuoso o unas papas fritas (en ocasiones especiales), las reinas de la comida "chatarra", un calificativo que me parece injusto. 

Los regalos que no se esperan son los mejores. Tienen esa alegría de la sorpresa y esa gratitud por alguien que pensó en ti antes de.

Agradezco las manos que cultivan y ruego a Dios les dé el gozo del cielo por tan magnífica tarea.
Esas manos bendicen al mundo. 
Gracias M. V.


------------------------------------------

Produjo, pues, la tierra hierba verde, 
hierba que da semilla según su naturaleza, 
y árbol que da fruto, 
cuya semilla está en él, 
según su género. 
Y vio Dios que era bueno.

Génesis 1:12

--------------------------------------------------



viernes, 19 de noviembre de 2021

La simplicidad


Una persona en el pasillo del supermercado se pregunta en voz alta ¿qué haré de comer hoy?
Sin duda esa es una interrogante endémica entre  cocineros y  cocineras.
Mía también; porque  eso de pensar qué cocinar todos los días es un quebradero de cabeza,  aún las finanzas no dan para "comida delivery", práctica que han impuesto los jóvenes  en el tiempo de pandemia.
Ni para ir a un restaurante de forma frecuente.
Además me agrada la labor culinaria, sabores frescos y personalizados.

Con el oficio que da el tiempo pasado entre ollas, cucharas y sartenes una va aprendiendo la sencillez, una cocina simple y natural, destacando el sabor de cada elemento.
Mucha elaboración, pavo relleno con ciruelas, ocasión navideña.
Media elaboración, cazuela de res o pollo.
Elaboración sencilla, ceviche de reineta  o salmón con camote y papas cocidas.
Simple, tomate con cebolla en pan marraqueta.
Súper  simple, una tostada de pan con mantequilla.
Cocinar con sencillez  no significa que sea insulso o desabrido.

En casa me llaman la chef (supongo que en broma), aunque  no he pisado en mi vida una escuela culinaria. Recetas de mi madre que se actualizan, un poco de intuición, ganas de meter las manos en la masa, algunos libros y el moderno YouTube  se conjugan para comer rico, nunca a valores elevados  y para toda ocasión. 
Por cierto, todos tienen un espacio en mi cocina, unos aman la dulzura, otros cooperan con el fuego, los menos lavan trastos y la familia -entre risas y bromas- hacemos de este acto comunitario,  una fiesta. 


----------------------------------------------------

Mejor es la comida de legumbres donde hay amor, 
Que de buey engordado donde hay odio.


Proverbios 15:17

------------------------------------------------------





viernes, 12 de noviembre de 2021

Otra vez hizo florecer el desierto.


El desierto de Atacama  (Chile) tiene una superficie aproximada de 105 000 km².; una longitud de casi 1600 km y un ancho máximo de 180 km.
Según algunos científicos, es el lugar más árido del mundo y sin embargo cada ciertos años florece con una variedad de más de 200 especies, cuál de todas más bella y compleja.
¿Cómo un lugar tan tosco, solitario y agreste puede encerrar en su interior tanta belleza?
Toda una metáfora.



----------------------------------------
Isaías anunció: 
«¡El desierto florecerá y la tierra seca dará fruto! 
Todo el mundo se alegrará 
porque Dios le dará al desierto la belleza del monte del Líbano, 
la fertilidad del monte Carmelo 
y la hermosura del valle de Sarón. »

Fortalezcan a los débiles, 
den fuerza a los cansados, 
y digan a los tímidos: 
“¡Anímense, no tengan miedo! 
Dios vendrá a salvarlos... 


------------------------------------------


Fotos tomadas de aquí:



viernes, 5 de noviembre de 2021

De nuevo los hibiscos.

 


Esta nueva primavera bipolar nos regala maravillas a manos llenas. 
¿Cómo enojarme si un día llueve y al siguiente sale un sol radiante?
¿Cómo disgustarme si un día hay tormentas eléctricas, un temblor grado 6 y un viento que bota las hojas de palmera sobre los techos?
Todo se le perdona por este color que llena los ojos, por la planta benéfica y sabrosa para hacer una infusión.
Alguna vez escribí esta entrada:

Un grato recuerdo.



--------------------------------------------------

 Oh Señor, 
¡cuánta variedad de cosas has creado! 
Las hiciste todas con tu sabiduría; 
la tierra está repleta de tus criaturas.


Salmos 104:24.(NTV)

--------------------------------------------------------

viernes, 29 de octubre de 2021

El arte de coleccionar.


Mi amiga T. colecciona llaveros. 
V. figuritas de gatos. 
M. colecciona cajitas de todos portes, colores y materiales. 
¿Qué coleccionas tú?
Yo, libros. 

He perdido tres bibliotecas, la primera, préstamos que nunca regresaron,  no tuve cara de pedirlos de vuelta; la segunda una amiga quemó los libros por equivocación, la tercera decidí regalar todo lo que fuera papel, antes que se estropearan con el polvo ambiente. Nuestro barrio ha ido cambiando el uso del suelo, de casas familiares a construcción de edificios, eso produce mucha polución. 
Por otra parte, las relecturas me cansaron los ojos. 

 Ahora tengo una Biblioteca digital, en cada ocasión especial recibo un libro; en los cursos que tomo o las búsquedas de algún tema aparece algo interesante. 
Mi Biblioteca está hecha a punta de clicks, catalogada, guardada, libre de incendios y hurtos, con respaldo incluido. 

Creo que esta será la definitiva para heredar a quien conserve el hábito de la lectura, tal vez en el futuro todo el conocimiento se traspase por otros sistemas y el placer de leer sea solo un artilugio del pasado.
Mientras eso no suceda, leo con dedicación y complacencia.



----------------------------------------------- 

 En tanto que llego, 
dedícate a la lectura pública de las Escrituras, 
y a enseñar 
y animar a los hermanos.

1 Timoteo 4:13 NVI

--------------------------------------------------



viernes, 22 de octubre de 2021

Debería.


-Debería comer menos y de forma selectiva. 
-Debería leer más.
-Debería caminar todos los días mirando mi barrio, la primavera no es  apreciada lo suficiente por los habitantes de la ciudad.
-Debería estudiar el cielo estrellado  cada noche. 
-Debería observar las pinturas que hacen las nubes en el cielo, cada día distintas, únicas.
-Debería orar más; creo que Dios dará valor a su pueblo para superar toda clase de dificultades. 
-Debería comprar lo justo. Miro mi closet, la tentación de una chaqueta roja se hizo irresistible. ¿Chaqueta roja yo?, detesto parecer semáforo.  
Debería ...
Debería...
Todas las posibilidades abiertas a realizarlas...



----------------------------------------------
En cambio,
 el que fija la mirada en la ley perfecta, 
que es la ley de la libertad, 
y no se aparta de ella
 ni se contenta sólo con oírla y olvidarla, 
sino que la practica, 
será dichoso en todo lo que haga. 

Santiago  1:25 (RVC)

--------------------------------------------------



viernes, 15 de octubre de 2021

Toque de queda.

Desde el 26 de marzo 2020 tuvimos toque de queda en diferentes horarios. 
COVID-19 en toda su fuerza. 
Ha terminado el 30 de septiembre 2021.
Por dieciocho meses dormí sin los sobresaltos propios de una avenida, con los chirridos de los autos nocturnos, los gritos destemplados de los ebrios y el ladrido furioso de los perros que -en general- detestan el olor a humores etílicos.

Terminó el estado de excepción por la pandemia y el toque de queda, no así el hábito de recogerse temprano en los hogares. Una costumbre que duró tantos días es difícil cambiarla por decreto.
Las noches siguen plácidas y silenciosas. 
A veces los perros que se han tomado   la placita aledaña persiguen algún transeúnte que espera el bus nocturno. Luego todo vuelve a la calma. 

A veces en la oscuridad, desvelada, ruego a Dios.


-----------------------------------------------
 
¡Dios mío, tú eres mi Dios! ...
 Con mis labios te alabaré; 
toda mi vida te bendeciré, 
y a ti levantaré mis manos en oración...  
Por las noches, ya acostado, 
te recuerdo y pienso en ti; 
pues tú eres quien me ayuda.

Salmos 63 (DHH)

------------------------------------------------------


viernes, 8 de octubre de 2021

La belleza de la vida.


¿En qué consiste la belleza de la vida? 
¿Cultivar un jardín como Bella Brown, la protagonista de una película? 
O ¿leer tranquilamente un libro mientras en la calle el caótico tráfico se vuelve loco?
¿Mirar un buen film una tarde de primavera sin que nadie interrumpa?

Habitualmente no escribo de cine, aunque es una afición mundial. 
Esta semana me tomé un tiempo para vitrinear una plataforma que me regalaron. 
Mucho cine, documentales y tentaciones para dedicarse al sedentarismo máximo. 

Entre tanta oferta vi “La belleza de la vida”, una colorida puesta en escena, una joven que le hace honor a su nombre (Bella) y una consistente idea en toda la acción. 
Hermosa, placentera, nada de esa crispación de nervios que ofrece el cine actual. 
La puedes ver  el alguna plataforma streaming o aquí:

https://www.gloria.tv/post/Ezauc1WygetG1qh4CgA9jMusx




----------------------------------------------

Las obras del Señor son grandes; 
todos los que las desean, las buscan.  
La creación del Señor es hermosa, 
y su justicia permanece para siempre.
  El Señor es bondadoso y compasivo,
 y todo lo que hace merece recordarse.


Salmos 111:2-4
----------------------------------------------





viernes, 1 de octubre de 2021

Digresiones de primavera.


Duermo de espaldas 
esperando que Dios me diseccione 
y cure las heridas del día. 
*** 

La inflexible dogmática 
La sutilidad literaria 
Ambas tienen cabida en mi corazón 
*** 

El dogma es la madera de acacia que olíamos de niños; 
 la literatura es su perfume 
Menos dogma, más perfume.
***

La dogmática es inapelable;
la poética, todos los caminos posibles.
***

La historia del mundo 
es un borrador.
Ensayo y error.
Ensayo y error
Ensayo y...
***

La oratoria y la homilética
son campos sin cultivos 
en la Iglesia moderna.
Los discursos apenas son balbuceos sin alma.
***

En algunos círculos eclesiásticos
el griego se ha puesto de moda; 
a mí me basta y me sobra 
con el español en todas sus variantes.
***

La historia es un conjunto de subjetividades
colocadas de forma estratégica
para manipular a los presentes.
***

Lo grande es ser pequeño.
***

Lo difícil es ser pequeño;
la modernidad no tiene grandeza.
***

Estado moderno:
mi reino por un celular.
***

Lamentaciones 3:23
Este es el día nuevo que habla el libro de Lamentaciones.
No sé por qué al Señor se le ocurriría poner esa expresión en un tiempo tan aciago; tal vez es en esas temporadas que las misericordias se renuevan con aliento del cielo. 
Bien, como entonces este es un día nuevo donde la vid da su fruto, el olivo su aceite, las flores perfuman y las lágrimas son enjugadas por una mano bondadosa que no se detiene en la falacia moderna  ni en el al acto indigno.
***

La más bella redundancia idiomática:
Gracia Gratuita.
***





(Pintura de Wassily Kandinsky |, tomada de la web)

viernes, 17 de septiembre de 2021

Calendario 2022, perspectivas.

 

Me gusta pensar que estaré usando este calendario.
Habrá días calurosos en enero y febrero, volveremos a clases en marzo, celebraremos a las madres en mayo y me pondré capas y capas de vestuario en junio para paliar el frío que congela los huesos. Aun esa perspectiva me ilusiona, en particular si llueve y le doy uso a los paraguas que están prácticamente nuevos por la escasez hídrica. 

Miro el calendario y marco los feriados.
Esos días serán silenciosos y dulces como una taza de leche tibia con miel. Los autos saldrán de la capital llevando familias completas al descanso de playas remotas o campos extensos de verde y brisa.  Los niños correrán hasta caer rendidos y yo gozaré de la ciudad vacía (Dios así lo quiera).

Todo este ensueño dependerá si el Minsal no vuelve a confinarnos, si no hay otras variantes de contagio y la política se torna relativamente cuerda. 



-------------------------------------------------. 

Él te brindará seguridad.
  Te enriquecerá con salvación, 
inteligencia y conocimiento. 
Te dará su tesoro: el respeto al SEÑOR. 


Isaías 33:6 (PDT)

------------------------------------------------

viernes, 10 de septiembre de 2021

Moda.

 

moda Del fr. mode. 
1. f. Uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo, o en determinado país. 
2. f. Gusto colectivo y cambiante en lo relativo a prendas de vestir y complementos. 
3. f. Conjunto de la vestimenta y los adornos de moda. 
4. f. Estad. Valor que aparece con mayor frecuencia en un conjunto de datos. 
de moda   
loc. adj. Que en un momento determinado goza de destacada aceptación. 
U. t. c. loc. adv.

Para ninguna de mis amigas es un secreto que me gusta la moda, aunque es un amor platónico porque en la vida real soy de lo más  fome para vestir.  Jamás se podría decir que visto a la moda (ni me gustaría ser el centro de una pasarela)

Moda encierra todo un mundo de posibilidades creativas.
El diseño de vestuario es un arte. 
Un goce estético.
Y una gran industria que mueve millones. 
.Por cierto ¿quién osaría lanzarse a la calle con  un vestido como el de la foto? 
La moda es para valientes que innovan.


-----------------------------------------------------

Vestíos, pues, 
como escogidos de Dios, 
santos y amados, 
de entrañable misericordia
de benignidad
de humildad, 
de mansedumbre, 
de paciencia;

Colosenses 3:12

-------------------------------------------------------



viernes, 3 de septiembre de 2021

Niebla.

Niebla es  una de mis palabras favoritas:
Del lat. nebŭla. 
1. f. Nube muy baja, que dificulta la visión según la concentración de las gotas que la forman. 
*


Niebla es una ciudad del Sur de Chile con historias para contar. 
*


Niebla es un poema de Gabriela Mistral:
La niebla ha ido adensándose
en forro azul-ceniciento
y cegando el mar nos hurta
la nidada de archipiélagos:
hembra tramposa y ladina
que marcha con pasos lerdos.
*

Niebla es un estado del alma.
*

Niebla es una comparación:
"¿Qué es su vida? 
Ustedes son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece. "
Santiago 4:14 (NVI) 
*



viernes, 27 de agosto de 2021

Elogio.


El elogio es un arma delicada. 
No sabes cómo tomarla. 
No sabes usarla. 
La pones en un hueco para que pasado un tiempo puedas mirarla con los ojos de la racionalidad. 

Es que el elogio inhabitual descoloca. 
¿Publicarlo en las redes? 
¿Presumir? 
¿Ocultarlo? 
El elogio es un arma frágil. 
Pasado un tiempo su embrujo disminuye 
Ni siquiera te preguntas qué hacer 
Solo disfrutas esa breve nota de aprobación como una resonancia de ese día que una palabra te hizo feliz.


----------------------------------------------


Ustedes merecen que los felicite 
porque se acuerdan de mí en todo, 
y porque retienen las instrucciones tal como se las entregué.

1 Corintios 11:2 (RVC)

------------------------------------------------


(Fotografía Elogio del agua, escultura de Eduardo Chillida)


viernes, 6 de agosto de 2021

Historias del Apocalipsis (parte final)

 
Como mi abuela soñó con el Apocalipsis a veces pienso en ese tiempo adverso que el apóstol Juan lo escribió para su generación y de pasada para nosotros. 
A diferencia de Juanita veo el Apocalipsis como un libro (y una época)  de esperanza. 
Es el único lugar de la tierra donde Dios nos dice: “¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos.” (Apo.3:20) 

El Apocalipsis se escribió para una Iglesia perseguida y sus imágenes nos hablan de la justicia que los sufrientes esperan, el fin de un tiempo inmoral y la venida de una época bendita y eterna. 

“— Esta es la morada que Dios ha establecido entre los seres humanos. 
Habitará con ellos, ellos serán su pueblo y él será su Dios. Enjugará las lágrimas de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor, porque todo lo viejo ha desaparecido. 
El que estaba sentado en el trono anunció: 
— Voy a hacer nuevas todas las cosas. 
Y añadió: 
— Palabras verdaderas y dignas de crédito son estas. ¡Escríbelas!” 
(Apoc. 21)

Cuando escuches o leas este nombre Apocalipsis recuerda que es una palabra llena de esperanza donde puedes vislumbrar un renacer de la humanidad en óptimas condiciones, tal como alguna vez lo has soñado. 
Esperamos con fe.


viernes, 30 de julio de 2021

Historias del Apocalipsis (parte cinco)


Cuando llegó a la iglesia evangélica, la abuela Juanita se estabilizó. 
Su vida no fue muy extensa. 
Padecía asma congénita la que aliviaba con pequeñas pitadas de hojas de chamico, una hierba considerada venenosa para los animales y usada en laboratorios para extraer sus propiedades expectorantes. 
El día que se sintió enferma supo que iba a morir. Rogó al Dios Todopoderoso que le concediera estar solo diez días en cama para reducir la molestia a mi madre que  trabajaba fuera de casa. 

Llegado el día 10 se tendió en la cama, llamó a su hija (mi madre) y al hijo (mi tío). Les pidió que se cuidaran mutuamente y me protegieran siempre, cuestión que ambos cumplieron con creces. 
Luego esperó. 
Pasó algún tiempo, ella rogaba en voz baja. 
De pronto le dice a mi madre “mira, hija, ya vienen a buscarme. Ahí están dos ángeles que me llevarán”. 
Mamá no vio nada, mi tío menos. 
Juanita cerró los ojos, estiró los brazos y se fue con una sonrisa. 

Fue enterrada en una tumba comunitaria, pero ¿qué más da?, lo que importa en la vida es a dónde  vas cuando traspasas el umbral a la dimensión desconocida.



------------------------------------------

Bienaventurados de aquí en adelante 
los muertos que mueren en el Señor
Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, 
porque sus obras con ellos siguen.


Apocalipsis 14:13


---------------------------------------------

viernes, 23 de julio de 2021

Historias del Apocalipsis (parte cuatro)

Aquella semana las nubes amenazaron todos los días con lluvia. 
El padre, viudo con seis hijas, se levantó –como se dice en el Sur- con el pie izquierdo. 
La abuela Juanita atendía la cocina, disponía la mesa, los dos pequeños jugaban cerca. Sin decir muchas palabras el padre le avisó que cargara la carreta con sus pertenencias y se fuera a la ciudad. 
Estaba aburrido de sus visiones, su prédica de fin de mundo y su “locura” apocalíptica. 
Tu tía, le dijo, podrá entenderte mejor y en el hospital podrán curarte. 

Dócil y obediente, cargó su ropa, unció los bueyes, puso los niños en un cobijo y se fue hacia lo desconocido. Su primo guiaba el carruaje.
Justo en ese momento se inició la lluvia. 
Viajaron un par de horas; los bueyes tropezaron y la carreta se tumbó hacia un lado. Mi madre con apenas cuatro años voló hacia el suelo y la abuela gritó “ángel de Dios, protege mi niña”. 
Mamá contaba que una especie de remolino helado la dejó caer con suavidad en tierra, totalmente ilesa. Lograron enderezar las ruedas  y siguieron viaje hasta llegar al abrigo del hogar que les acogió. 
La tía Eduviges leía la Biblia cada día; allí descubrieron un libro llamado Apocalipsis y la abuela supo que no estaba loca.



---------------------------------------------
El ángel del Señor  
acampa alrededor de los que le temen, 
Y los defiende.

Salmos 34:7

------------------------------------------


viernes, 16 de julio de 2021

Historias del Apocalipsis (parte tres)

 

Juanita salió  en la mañana corriendo de su casa en camisón. 
Lograron encontrarla en la pequeña plaza del pueblo hablando con las personas que pasaban.
Este mundo, les decía, se terminará. Dios me ha mostrado un gran árbol que crecía hasta el cielo, una mano lo tomaba del tronco y empezaba a mecerlo de tal manera que sus hojas llenaban la tierra. Luego volvía a agitarlo y caía ceniza sobre las hojas dejando la superficie gris y seca, sin posibilidades que creciera de nuevo la hierba o los hombres pudieran habitarla.
Por favor, gritaba, vuélvanse a Dios antes que esto suceda.
Cada persona se maravillaba que una joven tan bella se hubiera trastornado de esa manera. 

Afortunadamente la casa paterna era amplia, la confinaron en una pieza con llave.

Pasaron los años y la noticia se viralizó en los medios, el volcán Chaitén  hizo erupción,  dejó la tierra inhabitable por años, llena de lava y cenizas. Se perdieron  bienes, cosechas y animales; una de las grandes tragedias de los últimos años. 
No sé si la tierra sufrirá esos desastres alguna vez o si las visiones de Juanita eran proféticas o producto de su trastorno temporal. El mundo ha soportado cataclismos de toda índole en casi todos los continentes, Dios nos mire con misericordia si alguna vez suceden en nuestras tierras. 



-----------------------------------------------------------

Y en los postreros días, dice Dios, 
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, 
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; 
Vuestros jóvenes verán visiones, 
Y vuestros ancianos soñarán sueños;

Hechos 2:17

-----------------------------------------------------------


viernes, 9 de julio de 2021

Historias del Apocalipsis (parte dos).

Cuando nació su primogénita, mi abuela Juanita sufrió un trastorno radical de su personalidad, habitualmente dócil y pacífica. 
En una época donde cualquier crisis psicológica era tildada de locura, ella sufrió ese estigma con privación de libertad a modo de terapia. 
Poco se sabía de la depresión pos parto que explica las conductas extrañas de las madres, en especial si son primerizas. 

La primera alucinación fue una noche de verano, ese año fue el más bochornoso del siglo, salió al patio y vio una luz que se movía en el cielo dando giros y movimientos que la invitaban. Mujer joven y curiosa caminó sin mirar que se internaba en la profundidad de la laguna donde se almacenaba el agua de riego. 
Para su buena fortuna (y la de mi madre) la sacaron del agua medio ahogada pero sin lesiones. Con una fiebre altísima estuvo varios días desvariando con aquella luz que la invitaba con vehemencia a seguirla. La encerraron por tres meses, hasta que recuperó la estabilidad. 

Cuando nació su hijo (mi tío Enrique) empezaron las  visiones y sueños apocalípticos. 


 ------------------------------------ 

Dichoso el que lee 
y dichosos los que escuchan las palabras de este mensaje profético 
y hacen caso de lo que aquí está escrito, 
porque el tiempo de su cumplimiento está cerca. 

 Apocalipsis 1:3 (NVI) 

 -----------------------------------



(Pintura tomada de Pinterest)


viernes, 2 de julio de 2021

Historias del Apocalipsis (parte uno)

 

Vi esta imagen de la erupción del volcán Taal en Filipinas y recordé a mi abuela Juanita que tuvo visiones del Apocalipsis en una época donde el cambio climático no existía ni en los diccionarios. 
El mundo está siempre en cambios y no es de asombrarse que el clima también. La pregunta es ¿cuál es el aporte del ser humano a la transformación del clima?

En estos días me dedico a leer el libro del profeta Daniel que se estudia en conjunto con Apocalipsis por la relación de los temas que tratan, el fin de los tiempos. Aunque  no soy fatalista (si, tal vez un poco), los escritos no se pueden desconocer y, a la luz de los acontecimientos,  tomarlos en serio no es ningún  despropósito. Más aún,  el acercamiento a la Palabra de Dios nos da una nueva comprensión de los cambios culturales que no podemos desconocer.

El mundo se mueve y nosotros con él. Una cosa no cambia, lo que fue escrito. 
Mi abuela tuvo una visión de estos tiempos y lo contó a mi madre. Al calor de un brasero, en días de invierno como hoy, mamá me relataba las historias de Juanita. 
Leo el capítulo 19 y siento una gran paz, hay un día en el futuro que nos proyecta a la esperanza.


--------------------------------------------------------
También oí una voz que parecía el rumor de una gran multitud, 
o el estruendo de muchas aguas, 
o el resonar de poderosos truenos, 
y decía: «¡Aleluya! 
¡Reina ya el Señor, nuestro Dios Todopoderoso! 
 ¡Regocijémonos y alegrémonos y démosle gloria!

Apocalipsis 19:6

--------------------------------------------------------------